LIGA DE CAMPEONES

Gameiro fulmina los maleficios y pone, junto a Torres, al Atleti mirando a cuartos

Gameiro celebra su gol.
Gameiro celebra su gol. EFE

Otro golpe de autoridad en Europa y van... El Atlético de Madrid ha vuelto a dejar claro que la Champions es otra historia. Y que se desenvuelve con solvencia en la máxima competición. El BayArena fue escenario del desenfreno en el que vive el equipo del 'Cholo' esta temporada. Irregular y endeble en defensa, pero mortal al fin en ataque. El resultado (2-4) ante el Bayer Leverkusen acerca los cuartos de final y carga de moral a los rojiblancos ante la visita liguera de un Barça falto de confianza e identidad.

Parece haber llegado la primavera al Atleti. De manera anticipada los brotes verdes aparecen por doquier y en un momento crucial: con la doble competición de Champions en juego. La doméstica, por asegurar la plaza entre los mejores para el próximo año, y la continental, porque el camino hacia Cardiff está menos lejos.

Uno de esos brotes fue un Saúl que firmó una obra de arte, otra, en Champions. El canterano no lleva una temporada buena, él mismo lo reconoció meses atrás, pero se desató ante el Leverkusen. Él abrió el camino de la victoria y desató la orgía de otro de esos brotes colchoneros: Gameiro.

El francés por fin ha estallado. Le ha costado mucho, pero quizá en el momento ideal. Y necesario. Su 'hat-trick' al Sporting le otorgó la titularidad perdida a manos de Torres y no la desaprovechó en Alemania. Asistió por ¡séptima vez! a su compatriota Griezmann para que éste se convirtiera en el ya máximo artillero rojiblanco (13) en Europa, destronando a todo un Luis Aragonés. Ahí es nada.

El festival de Gameiro fue una exhibición de potencia y velocidad haciendo diabluras entre la zaga alemana. Él solito se fabricó una jugada al borde del área que el colegiado escocés Collum decretó como penalti. El estado de gracia de Kevin acabó hasta con la maldición de los penaltis del Atlético. No falló.

Sin embargo, el éxtasis del galo no pudo ser completo porque Simeone se lo impidió: el 'Cholo' prefirió reforzar el mediocampo con Thomas en perjuicio de un Gameiro de dulce. La decisión además aculó al equipo, que encajó el segundo gol en un fallo de Moyá con la colaboración de un Savic sin suerte ni en esa jugada ni en la del primer gol alemán.

El Atleti parece mucho más fiable aunque sigue vulnerable atrás. Ya no es lo que era en esa faceta. Pero el gol ha vuelto. Y lo ha hecho con fuerza. Gameiro ha despertado. Gran noticia. Y le acompaña 'El Niño'. Los papeles se invirtieron ante el Leverkusen, con el francés de titular y el canterano de suplente. Marcaron los dos, para bien del equipo. El gol de Torres, tras gran asistencia de Vrsaljko, acercó mucho más los cuartos de final para los rojiblancos que hicieron las delicias de los más de mil hinchas que les acompañaron.

Y ahora, el Barça.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba