Deportes

Cristiano se resiente de la sobrecarga, enciende las alarmas en el Madrid... y se retira del entrenamiento

Ni Zidane se fía del doctor Olmo y su desconfianza le ha llevado a recurrir a expertos osteópatas como Philippe Boixel como alternativa para solucionar problemas no resueltos.

Cristiano ha colgado esta imagen en su Instagram descansando el fin de semana.
Cristiano ha colgado esta imagen en su Instagram descansando el fin de semana. Instagram

El bíceps femoral de Cristiano Ronaldo, las molestias en la rodilla de Bale, el talón de Keylor Navas... Los problemas físicos que han sufrido varios de los futbolistas claves del Real Madrid en el tramo final del campeonato de Liga son uno de los quebraderos de cabeza para Zidane. Pero, sobre todo, para el máximo responsable médico del primer equipo. El señalado y denominado por las plantillas de fútbol y baloncesto 'Doctor Estiramientos', el doctor Jesús Olmo, se enfrenta al que puede ser su último episodio como galeno blanco tras años provocando incendio tras incendio con las cuestionadas recuperaciones de los jugadores así como las recaídas que han minado la confianza del equipo hasta un punto de no retorno. La final de Champions en Milan es el Rubicón para Olmo si bien su futuro, como ya hemos apuntado en 'Vozpópuli', puede estar más cerca del adiós con la también salida de José Ángel Sánchez, director general del club y uno de sus defensores junto al propio presidente Florentino Pérez.

Ni el propio Zidane se fía del doctor Olmo, por eso consulta de manera habitual a los fisios que echó de la nómina del Real Madrid el causante de uno de los mayores problemas aún sin resolver dentro del vestuario. Zizou ha querido saber de primera mano o a través de colaboradores directos los planes de acción y recuperación que han desarrollado quienes han tratado a Benzema, Marcelo, Sergio Ramos, Modric... El entrenador del Real Madrid ha mostrado su flemática sonrisa en un asunto capital, pero su desconfianza le ha llevado a recurrir a expertos osteópatas como Philippe Boixel como alternativa para solucionar problemas no resueltos como el de Benzema y su lesión en el bíceps femoral sufrida hace unas semanas atrás. 

En el Real Madrid ya tienen asumido que Cristiano no jugará en Milan al 100%. Los problemas derivados de su lesión en el bíceps femoral le han obligado a reducir la intensidad en las sesiones de trabajo. Los fisioterapeutas del doctor Olmo cuidan al portugués que se prodiga en las redes sociales a mostrar sus avances en una recuperación que ni mucho menos le permitirá estar al máximo nivel en la hora decisiva. Hay muchas voces expertas que cuestionan no sólo la metodología del polémico doctor, sino los diagnósticos sobre el último problema muscular que mantiene con el freno de mano echado a Ronaldo. El ex recuperador-preparador físico del Real Madrid durante décadas, José Luis San Martín, sostiene que las precauciones con Cristiano pueden proceder de una cicatrización no completa de esa microrrotura que le impidió jugar la semifinal de Champions ante el Manchester City. Es más, pocos entienden el hecho de que CR7 no se hubiera reservado en las últimas comparecencias ligueras. Su gen competitivo y afán goleador, aseguran, no le ayuda cuando lo que más necesita es recuperar bien.

Pero los avisos se acumulan en el once de Zidane. Aunque los días de asueto han sido aprovechados por los tocados para reposar o bien acelerar tratamientos (caso de Ronado), los mimos se extienden a Gareteh Bale, uno de los más afectados por las lesiones (principalmente en los sóleos), o al portero Keylor Navas que hubo de parar por una tendinopatía aquilea en el pie izquierda. Los tres futbolistas, curiosamente, se dejan tratar por los especialistas del club aún a sabiendas la escasa credibilidad de los métodos del doctor Olmo, al que Sergio Ramos y la mayoría del vestuario no quiere ver ni en pintura.

...y CR7 se retira rabiando del entrenamientoCristiano Ronaldo se ha tenido que retirar este martes del entrenamiento del conjunto blanco tras sufrir un choque -popularmente conocido como bocadillo- con su compañero Kiko Casilla, cuatro días antes de la final de la Liga de Campeones.

Aunque sólo se trata de un golpe, el delantero portugués se marchó del campo con gesto serio y lanzando una botella con rabia tras ver que podría peligrar su participación ante el Atlético de Madrid en la final de Milán.

Además del inesperado infortunio de Cristiano Ronaldo, al entrenamiento del Real Madrid se sumó la baja ya conocida del francés Raphael Varane, quien parece que se perderá la final de 'Champions' por lesión.

Por su parte, James Rodríguez y Álvaro Arbeloa, que también eran en un principio duda para la final de Milán, completaron el entrenamiento junto a sus compañeros sin ningún problema.

El propio Cristiano habló en Real Madrid TV al concluir el entrenamiento: "He tenido un problema en el entrenamiento, un bocadillo como se dice en España. Pero mañana o pasado estaré bien...". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba