Deportes España, retratada en su himno: unos pitan, otros tararean a gritos y los extranjeros alucinan

La cámara enfocó a Banega, jugador argentino del Sevilla, y le mostró con un cierto gesto de contrariedad. De desconcierto. Sonaba el himno nacional de un país llamado España donde este centrocampista ejerce su profesión hace tiempo, y su cerebro era incapaz de descifrar el mensaje que le transmitían los oídos.

¿Cómo explicar que la mitad del campo, 20.000 españoles, en la capital de España y en la final de la Copa de España están pitando el himno oficial de España con toda la fuerza de sus pulmones?

¿Cómo contar que la otra mitad del estadio intentaba acallar los silbidos cantando a voz en grito la letra del himno, cuando este himno carece de letra? No es fácil asimilar que hay 20.000 personas vociferando algo parecido a "lo-lo-lo".

La ensordecedora mezcla de ambos sentimientos vivida desde el césped sorprendió a tipos curtidos en mil batallas. Porque en la fila formada por el Barça, otro argentino -Messi-, un brasleño -Neymar- y un uruguayo -Luis Suárez- también emitieron señales de extrañeza ante lo que estaban oyendo.

Un esperpento musical teñido con los colores de otro despropósito político, el de las banderas. En una orilla, la sevillista, miles de rojigualdas españolas. En la otra, la barcelonista, muchas senyeras (bandera oficial de Cataluña), muchisimas esteladas (bandera independentista catalana) y alguna valiente y solitaria enseña española de culés llegados de diferentes regiones.

Marca España.

NI una imagen de los catalanesDurante lo poco que duró el himno, Telecinco sólo enfocó a los aficionados del Sevilla y sus banderas españolas. Ni una imagen de los seguidores del Barça. El canal que tenía los derechos de emisión de la final de la Copa recibió por ello algunas críticas en Twitter:



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba