LIGA SANTANDER

El Barcelona arrasa a un Sporting que entrega las armas con suplentes (6-1)

Messi, Suárez y Busquets, celebrando un tanto.
Messi, Suárez y Busquets, celebrando un tanto. EFE

Sin piedad. El Barcelona goleó (6-1) al Sporting de Gijón en el Camp Nou en un choque plácido para los locales, que se aprovecharon de las muchas facilidades que su rival dio en defensa a lo largo de los noventa minutos. Un Sporting mermado por las rotaciones de un Rubi que pensó indisimuladamente en el partido mortal de necesidad que se viene para los rojiblancos ante el Dépor.

Los azulgrana dejaron el duelo de la vigésimo quinta jornada encaminado con los goles en el primer tiempo de Messi, Juan Rodríguez en propia meta y Luis Suárez. Los asturianos, abandonados a su segunda unidad, sólo desplegaron el arrebato de vergüenza torera de Carlos Castro con su tanto en el minuto 22.

Tras la reanudación, el Barcelona siguió mandando a placer e hizo sangre contra un Sporting desarbolado. Incluso Paco Alcácer, que terminó dando descanso a Suárez, se sumó a la fiesta culé, que contemplaría también los tantos de Ivan Rakitic y de un Neymar que cortó espectacularmente su sequía liguera de falta directa.

Tan cómoda terminó siendo la papeleta para el Barça que Messi reposó la media hora final en el banco. Deberes hechos ante, probablemente, el plantel que menos resistencia ha opuesto a los azulgranas de todos cuantos han pisado esta temporada el Camp Nou.

Los culés vuelven a ser líderes, paradójicamente, la jornada del adiós de 'Lucho'. El encefalogramo plano en el que deambulaban en muchos partidos recibe una descarga eléctrica reconstituyente. Quién sabe si justo a tiempo para salvar la papeleta de la Liga y zancadillear a su rival eterno.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba