Deportes

Postales de la histórica noche del Atlético en Múnich

   

  • La cábala de Simeone, los cuernitos, al saltar al césped del Allianz Arena.
    La cábala de Simeone, los cuernitos, al saltar al césped del Allianz Arena.
  • Alegría de los jugadores, que celebran el pase a la final en el campo.
    Alegría de los jugadores, que celebran el pase a la final en el campo.
  • Momento del disparo de Xabi, que se cuela entre las piernas de Giménez.
    Momento del disparo de Xabi, que se cuela entre las piernas de Giménez.
  • Los pulmones y el corazón de este Atlético, su medular: Koke, Gabi y Saúl.
    Los pulmones y el corazón de este Atlético, su medular: Koke, Gabi y Saúl.
  • El momento de la noche: Oblak detiene el penalti que mantiene vivos a los rojiblancos.
    El momento de la noche: Oblak detiene el penalti que mantiene vivos a los rojiblancos.
  • Griezmann marca con una frialdad espectacular su gol ante la salida de Neuer.
    Griezmann marca con una frialdad espectacular su gol ante la salida de Neuer.
  • Frío saludo de Guardiola y Simeone en el inicio del partido.
    Frío saludo de Guardiola y Simeone en el inicio del partido.
  • El capo Giménez festeja el triunfo final tirando de escudo.
    El capo Giménez festeja el triunfo final tirando de escudo.
  • La tropa argenta festeja en el pasto: Augusto, Kranevitter, Correa y Vietto.
    La tropa argenta festeja en el pasto: Augusto, Kranevitter, Correa y Vietto.

Fue una noche histórica. El 3 de mayo de 2016 ya descansa en la memoria de los atléticos como la noche en la que vengaron a sus mayores. En un partido épico, de dimensiones titánicas, como el rival al que se enfrentaban: el Bayern de Guardiola.Simeone dejó claro que el equipo venía a ganar, que no especularían con el resultado buscando la clasificación y relativizando el partido. Saltó al césped del Allianz Arena con los cuernos habituales de su cábala. Y habló poco con los jugadores. El partido vivió una primera parte muy dura para los rojiblancos. Una falta lanzada por Xabi Alonso se coló entre las piernas de Giménez para llegar a las redes. El Atlético sufría ante el tsunami muniqués hasta que Oblak detuvo un penalti a Müller y todo volvió a su sitio. 

En el descanso Cholo fue escueto. Sólo les dijo una cosa: "Si estamos vivos es por algo, por vuestro trabajo. Si seguís así, vamos a pasar". Después cambió a Carrasco por Augusto y el Atlético comenzó a equilibrar el partido con el balón en los pies. El gol de Griezmann desató la euforia en los atléticos. Pero un gol de Lewandowski devolvió la angustia con veinte minutos por delante. Pudo sentenciar la eliminatoria Torres, pero erró un penalti cometido sobre él mismo. Estaba escrito que el único camino era el sufrimiento. Y así se llegó al final. El gol del Principitollevaba al Atlético a otro final dos años después. Quién sabe si quizás contra el mismo rival. Después de vengar la memoria de sus mayores por aquella final del 74, los atléticos quieren cerrar sus heridas recientes ante el Real Madrid. Creer, sufrir, ganar... 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba