Deportes El Athletic Club, campeón de la Supercopa de España impidiendo así el sextuplete del Barcelona (1-1)

La espera ha sido tan larga que no muchos efectivos de la actual plantilla del Athletic Club habían nacido cuando los rojiblancos ganaron, en 1984, su último título oficial. Tras 180 minutos muy sólidos y un sufrido empate a uno en el Camp Nou, los del Botxo se han proclamado campeones de la Supercopa de España, sofocando los intentos de remontada de un Barcelona que no podrá igualar el sextuplete de la era Pep Guardiola.

El duelo comenzó con un Athletic decidido a presionar arriba, con Aduriz como ariete medieval, incomodando a los centrales con sus embestidas. El Barça, visiblemente más eléctrico que en la ida, empezaba avisando de sus urgencias. Un inquieto Luis Suárez capitalizaba las primeras ocasiones del partido.

En el minuto 5, después de que un gran Beñat desviase con la punta de la bota un disparo de Pedro, el Barcelona forzó un córner con aroma de peligro. El trasunto se confirmó cuando Piqué recogió en el área un balón extraviado y lo estampó contra el larguero. El central, de nuevo delantero a tiempo parcial, provocaba un serio escalofrío en la delegación vasca.

Pese al asedio blaugrana, el Athletic trataba de que el partido no deviniese en un cerco de balonmano. Iniesta, omnipresente, se esforzaba en robar rápido y repartir, moviendo al equipo. En los vizcaínos, de nuevo Beñat, muy activo, se esmeraba en estirar a su equipo cada vez que recogía la posesión de la bola.

El Barça lo encomendaba todo a paredes milimétricas, pero la retaguardia rojiblanca ajustaba impecable, sin cometer errores. Messi mandó a las nubes un libre directo déjà vu de Tiflis a la media hora de partido y poco después, fue el Athletic el que tuvo clemencia cuando Eraso, tras recortar a Mascherano, estrelló en el lateral de la red su duelo con Bravo. Aduriz, solo en el segundo palo, se desesperaba contemplando el fallo.

Al filo del descanso, el propio Messi derribaba el muro. Brillante dejada de Luis Suárez con el pecho y el rosarino acribillaba a Gorka en el área pequeña. Una vez vencido, el portero corrió a apresar el balón para evitar que los locales lo devolviesen rápidamente al círculo central. La montonera que se formó se saldaría sólo con una amarilla para Pedro. Sesenta segundos de alargue ahogados en protestas y discusiones y jugadores a vestuarios.

La segunda parte amaneció con el Athletic aprovechando a la perfección la efectividad de las prolongaciones de Aduriz en los balones largos. De los cabezazos del donostiarra hacia sus compañeros nacieron varias ocasiones interesantes. Precisamente en una de esas oportunidades de peligro, Gerard Piqué protestó un fuera de juego no señalado con tanta vehemencia que Velasco Carballo le expulsó al instante. El Barça quedaba descabezado en defensa.

Ya con diez, los de Luis Enrique desperdiciaban chuts en semifallo de Pedro y Rakitic. La sensación era de que Messi se desperezaba y el Barcelona jugaba más fluido con un hombre menos. También ayudaban, claro, los nervios de un Athletic demasiado incómodo con el balón en los pies.

El técnico gijonés sacaba al césped en el 66 a cada efectivo con olor a pólvora que le quedaba en el banquillo. Munir y Sandro dentro, el segundo sustituyendo a un Pedro que quizá haya jugado sus últimos minutos en el Camp Nou. Pero el plan ofensivo culé se iba por el desagüe ocho minutos después, cuando Aduriz remachaba en el 1-1 el disparo que, en primera instancia, Bravo le había repelido. El punta vasco, gran nombre propio de la eliminatoria, se coronaba así como el jugador más decisivo de esta Supercopa.

Con la eliminatria sentenciada, al partido sólo le dio tiempo a igualar efectivos en ambas escuadras con la expulsión en el Athletic de un Kike Sola que acababa de salir al campo. El de Cascante peleaba un balón con Mascherano y acababa propinándole un plantillazo al argentino que para el trencilla no ofreció dudas.

Tras los últimos fogonazos de Luis Suárez, final del partido y fiesta en la expedición bilbaína y en los 350 seguidores visitantes que arropaban a los Leones en el Camp Nou. Treinta y un años después, el Athletic es campeón.

Ficha técnica:

FCBarcelona: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu, Sergio Busquets, Rakitic (Sandro, min.68), Iniesta, Messi, Luis Suárez y Pedro (Munir, min.68).

Athletic Club: Iraizoz; Bóveda, Etxeita (Elustondo, min. 67), Laporte, Balenziaga, Gurpegui, Beñat (Mikel Rico, min.83), Eraso, De Marcos, Susaeta y Aduriz (Kike Sola, min.80).

Goles: 1-0: Messi, min.43. 1-1: Aduriz, min.74.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité madrileño). Mostró tarjeta amarilla a Bóveda (min.30), Eraso (min.41), Pedro (min.45), Aduriz (min.59), Beñat (min.59) y Balenziaga (min.60) y expulsó con roja directa a Piqué (min.56) y Kike Sola (min.86).

Incidencias: Partido de vuelta de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou ante 88.834 espectadores.    

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba