El internacional chileno Arturo Vidal fue detenido tras protagonizar un accidente automovilístico bajo los efectos del alcohol alrededor de las 22:00 horas, cuando regresaba a la concentración de la selección chilena. El accidente se produjo en la Ruta 5 sur, donde quedó el Ferrari destruido tras el mismo. Vidal fue trasladado junto a su esposa al Hospital de Buin donde el parte médico confirmó que el jugador sufrió una contusión leve en el cuello, mientras su mujer se luxó el codo derecho, siendo trasladada con posterioridad a una clínca privada.

Posteriormente Vidal fue acompañado por Felipe Correa, gerente de selecciones, y por Jorge Desio, el preparador físico de la selección chilena, a prestar declaración en la comisaria. A las 01:15 el prefecto de los Carabineros, Ricardo González, confirmó que el control de alcoholemia al que fue somentido el futbolista de la Juventus ofreció resultado positivo, tras lo que quedó detenido. Se espera que Vidal reciba un fuerte sanción económica y una retirada de carnet de conducir.

"Lamentablemente me vi involucrado en un accidente de tránsito. Por suerte estamos todos bien y tranquilos. Gracias por la preocupación!", escribió en su cuenta de twitter el futbolista antes de saber que había dado positivo en el control de alcoholemia.