Cataluña

Confrontación por el polémico voto electrónico en las Cámaras de Comercio de Cataluña

Varias candidaturas han mostrado su recelo a este sistema de votación implantado por el Ministerio de Industria y la Generalitat de Cataluña 

Ramón Riera (dcha); Carles Tusquets (centro) y Pere Viñolas (dcha)
Ramón Riera (dcha); Carles Tusquets (centro) y Pere Viñolas (dcha) Álvaro Medina

Quedan apenas dos semanas para el inicio de las elecciones a las Cámaras de Comercio de Cataluña, cuyo proceso arrancará el próximo 2 de mayo y finalizará el día 8. La gran incertidumbre es si finalmente se van a poder realizar debido a la introducción del voto electrónico como único sistema posible. Estas son las primeras elecciones en la Cámara de Barcelona desde 2010 y se escogerá al sustituto de Miquel Valls, que lleva en el cargo desde hace 17 años.

Para promover una mayor participación se ha instaurado por primera vez el voto electrónico. En 2010 tan solo votó el 1,8% del censo, una cifra paupérrima que se pretende aumentar ahora. Este sistema de elección se podrá ejercer mediante dos modalidades, una remota y otra presencial, y para ello los votantes tendrán que tener a mano la certificación electrónica y una declaración responsable, firmada por quien ejerza el voto, para evitar la realización de fraudes, como la suplantación de identidad, un delito recogido en el Código Penal y por el que se prevén penas de hasta tres años de prisión.

"Ha habido expresiones de queja por el voto electrónico", han admitido fuentes de la Consejería de Empresa a Vozpópuli. Sin embargo, las mismas fuentes señalan que la Generalitat actúa como un árbitro, imponiendo las reglas de las elecciones y a una empresa auditora para supervisar el proceso. "Se ha pedido a la empresa auditora que se pronuncie sobre la autentificación", han indicado.

"Es importante lograr la máxima participación"

"Es importante lograr la máxima participación", ha afirmado Carles Tusquets, que encabeza la lista de las grandes empresas, a preguntas de Vozpópuli durante la presentación de la lista inmobiliaria, liderada por el CEO de Colonial, Pere Viñolas, y Ramón Riera, propietario y fundador de Eurofincas. "Pedimos que cualquier método de votación -presencial, por correo o electrónico- tenga las absolutas garantías y seguridad" para poder llevarla a cabo. En este sentido, ha pedido que el sistema debe ser robusto para evitar caídas, más cuando están llamados a votar 400.000 empresarios

Tusquets ha mostrado su preocupación por la suplantación de identidad. "El que vote es elque deba votar, que es el empresario", ha señalado, para mostrar su confianza en la Generalitat, la empresa auditora y en el sistema, para que se lleve a cabo sin problema o incidencia alguno. Sin embargo deja una advertencia: "No se ha votado nunca por correo electrónico en una votación oficial en España". Se trata de "un experimento", recordando el fraude cometido hace casi una década en los votos por correo para la Cámara de Comercio. 

También ha cargado contra otras candidaturas por exigir una mayor participación del voto, pero sin incrementar el presupuesto para realizar una mayor difusión de estas elecciones. Tusquets ha puesto como ejemplo que numerosos empresarios y autónomos no saben que pueden votar para la Cámara de Barcelona.

En el lado opuesto se encuentra Pimec. La patronal de las pequeñas y medianas empresas se ha mostrado favorable al voto electrónico al favorecer la participación y permitir "que los vocales del pleno lo sean mediante sufragio universal, libre, directo y secreto". La entidad ha pedido también las máximas garantías en este sistema, que otorga seguridad, control, y transparencia,  recordando las elecciones de 2010, con un voto por correo fraudulento y obsoleto. Tan solo 700 empresas votaron y escogieron a los representantes actuales.

Una elección singular

Las elecciones a las Cámaras de Comercio en Cataluña no se realizan de manera similar a los comicios políticos tradicionales. Primero porque no hay un listado oficial de candidaturas de personas físicas, sino solo de empresas; segundo porque las empresas se presentan por asientos concretos dentro de la Cámara, y tercero por el método de elección, realizándose en grupos de tal forma que una empresa panadera vota por uno de los candidatos de los panaderos, sin poder optar por otros de otros sectores.

Se "pretende facilitar e incentivar la participación con el objetivo que la representatividad del tejido empresarial catalán que la Ley de Cámaras encomienda a estas corporaciones públicas tenga su correcta plasmación en los plenarios", ha señalado la consejera de Empresa, Maria Àngels Chacón.

Para votar, las empresas deben tener su certificación, que sería su seña de identidad, como el DNI en unas elecciones normales, sin pasar un segundo filtro, un hecho que ha provocado las quejas de varias candidaturas. Al no existir un censo electoral, ya que el listado de empresas con derecho a voto está "desactualizado", se ha enmendado el problema con esa declaración de responsabilidad, que en caso de fraude se podría denunciar ante los tribunales. 

El fraude, el gran enemigo

Para los candidatos díscolos con el proceso implantado en estas elecciones, el sistema es "poco fiable" y no se descarta la impugnación de las elecciones. Si se llegara a tal punto, la Consejería de Empresa apunta que la responsabilidad recaería en el Consejo General de Cámaras, y éste esperaría a la decisión judicial, si llegase el caso, aunque defiende el sistema. "La labor de los auditores es la de detectar posibles fraudes, evitar la suplantación de identidad e impedir la entrada de hackers en la red", ha apuntado Narcís Bosch, director del Consejo General, a Vozpópuli.

Esta es la primera vez que se ha instaurado este sistema para la votación de los miembros de las Cámaras de Comercio de Cataluña, incluida la de Barcelona. En otras Cámaras ya se han realizado los procesos ante la presentación de una única candidatura en cada uno de los grupos de empresas.

Las empresas votarán en la plataforma electrónica Scytl, mientras que AGTIC Consulting es la auditora escogida por la Generalitat para evitar conflicto de interés y que las Cámaras muestren su independencia del proceso.

Espacio en las webs de cada Cámara

Con respecto al voto presencial, que se podrá hacer el día 8 de mayo, la persona electora se tendrá que identificar ante la mesa electoral con el DNI o pasaporte vigente, en el caso de las personas físicas, o con la identificación de su representante –DNI o pasaporte- y los correspondientes poderes de representación de la empresa. En esta modalidad de voto no hará falta el certificado electrónico, ya que la misma mesa electoral hará entrega al elector de una clave de un solo uso para emitir el voto. Una vez se acceda a la plataforma electrónica, el procedimiento para votar será lo mismo.

El nuevo sistema se implanta por la anulación de numerosos votos por correo en las pasadas elecciones debido a la falsificación. Ahora se exigen las "máximas garantías" en el proceso. Tanto la Generalitat como la el Consejo General de Cámaras confían tanto en el sistema como en la auditora.

El proceso no se ha movido desde que fuera presentado, dejando fuera la petición de algunas candidaturas sobre la necesidad de mandar una tarjeta censal o bien un sistema adicional de identificación. También se ha descartado informar de los nombres de cada candidato junto al de la empresa que se presenta en cada grupo. Por ello, se ha habilitado un espacio en las webs de cada Cámara para que cada candidato se presente ante los empresarios y dar la información, de forma voluntaria, que considere oportuna, según ha explicado Bosch.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba