Análisis

La política se mueve en Cataluña: de la Lliga Democràtica al futuro papel de Ada Colau

Artur Mas y Oriol Junqueras
Artur Mas y Oriol Junqueras EFE

¿Se atreverá ERC a romper el Govern para forzar elecciones tras las sentencias? ¿Lorena Roldán lograra revertir la tendencia a la baja de Ciudadanos? ¿La Lliga Democràtica competirá con Cs , PP y PSC  o buscará pescar entre soberanistas e independentistas cansados del procés? Vayamos por partes.

Las crónicas tensiones entre ERC y JxCat por el liderazgo del movimiento independentista se han desatado en las últimas semanas. Escraches a Rufián, críticas nada veladas de la ANC, petición expresa de elecciones tras las sentencias por parte de Tardá y otros dirigentes, declaraciones de destacados republicanos señalando que no piensan acudir al próximo 11 de septiembre.  Las encuestas anuncian el sorpasso de ERC a JxCat en unas próximas elecciones autonómicas. Crece el nerviosismo en el mundo postconvergente, especialmente en el entorno de Puigdemont. Una remontada de JxCat parece improbable según las encuestas. Por las tensiones entre partidarios de recentrar la formación con la vuelta de Mas y los fieles a Puigdemont. Por el evidente desgaste del ‘presidente legítimo’ y la inexistente gestión de Torra. Por ello lo más probable es que Torra se resista a convocar elecciones.  Endosará a ERC la responsabilidad de hacer caer el actual Govern y, caso de hacerlo, poder redoblar las acusaciones de ‘botiflers’ a los dirigentes republicanos. Y si finalmente Torra se ve obligado a convocarlas como única respuesta a las sentencias, Puigdemont usará  a la ANC para presionar al máximo en favor de una lista unitaria. La duda es hasta donde estará dispuesta a llegar ERC para provocar la convocatoria electoral y mantener su independencia.

El papel de Ciudadanos sin Arrimadas

Ciudadanos obtuvo un resultado excepcional en las elecciones del 21D de 2017. En un ambiente de máxima tensión atrajo el voto  de muchos catalanes que vieron en el partido naranja la opción más firme para hacer frente al independentismo. La renuncia de Inés Arrimadas a presentarse a la investidura, su marcha al Congreso, la apuesta de Albert Rivera por competir con Pablo Casado por el liderazgo de la oposición, en Cataluña el centro y la derecha son mayoritariamente nacionalistas, hacen que las perspectivas de Ciudadanos de cara a las próximas autonómicas, según indican los sondeos, no sean demasiado halagüeñas.

Las perspectivas de Ciudadanos de cara a las próximas autonómicas, según indican los sondeos, no son demasiado halagüeñas

Solo si las elecciones se celebran inmediatamente después de las sentencias del `procés`,  en un ambiente de máxima confrontación con el independentismo, Cs podría aspirar a repetir los resultados del 21D. En cualquier caso, su nueva candidata a la Generalitat, Lorena Róldán, no lo tiene nada fácil. Debe ser capaz de demostrar su liderazgo, su personalidad. La opinión más generalizada es que hará una campaña a la defensiva, refugiándose en el electorado más fiel, con un relato exclusivamente de confrontación con el independentismo. Si es así y no es capaz de acompañar su discurso con una propuesta de gobierno atractiva y más centrada que la que hace Ciudadanos a nivel nacional, va a dejar un amplio campo de crecimiento al PSC y, quizás, a la Lliga Democràtica.

¿Irrupción de Lliga Democratica?

La Lliga Democràtica es un partido de nueva creación que ha nacido, según unos de sus promotores Josep Ramón Bosch, para conseguir un Gobierno no secesionista en Cataluña. Para ello es imprescindible una oferta electoral que atraiga a votantes de centro-derecha, cuya lengua habitual es el catalán, y que han votado a opciones independentistas, básicamente a JxCat, por ser votantes históricos de CiU y por  motivos emocionales de solidaridad con los políticos presos, pero que se identifican con opciones más pragmáticas y están cansados del desgobierno actual. El objetivo constituyente de la Lliga Democràtica no era competir con Ciudadanos porqué el trasvase de votos dentro del bloque no secesionista no cambia la mayoría independentista en el Parlament. No obstante las muestras de debilidad de Ciudadanos, ha motivado que un sector de los promotores de la nueva formación, encabezados por la portavoz del partido de Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona, Eva Parera, planteen ocupar ese espacio, lo que no es fácilmente compatible con las intenciones iniciales del nuevo partido. Veremos en las próximas semanas como acaba el debate interno. De momento el liderazgo del partido recaerá en Astrid Barrio, politóloga, que perteneció a Unió Democràtica, el partido de Durán i Lleida.

El objetivo constituyente de la Lliga Democràtica no era competir con Ciudadanos porqué el trasvase de votos dentro del bloque no secesionista no cambia la mayoría independentista en el Parlament

Y eso a la espera de ver si Ada Colau deja el Ayuntamiento, en el que se siente incómoda, y encabeza la lista de los Comunes a la Generalidad. Si MiquelIceta se va de ministro y, si es así, quién le sustituye como candidato a la Generalitat. Si la CUP abandona la limitación de mandatos y recupera a David Fernández. Si ERC se atreverá a presentar a Gabriel Rufian, en ausencia de Oriol Junqueras, como candidato a presidir la Generalidad. Si Artur Mas volverá a encabezar la lista de JxCat. Si el PP de Alejandro Fernández remontará. Lo único seguro es que Vox no contara en las autonómicas. La extrema derecha catalana vota independentismo. Como ven, muchas incógnitas de cara al otoño.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba