Cataluña

Joan Canadell, principal candidato a presidencia de la Cámara de Barcelona: "Nuestro objetivo no es la independencia"

"Nuestro objetivo es la mejora de la economía de Cataluña", ha respondido el empresario, fundador de Petrolis independents y posible presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona a preguntas de 'Vozpópuli'

Los miembros de la candidatura de la ANC celebran su victoria en la Cámara de Comercio de Barcelona
Los miembros de la candidatura de la ANC celebran su victoria en la Cámara de Comercio de Barcelona Álvaro Medina

Ya es oficial. Los independentistas consiguen una victoria abrumadora en la Cámara de Comercio de Barcelona, en un recuento que ha durado cinco días, con apenas 19.355 votos emitidos. La Junta Electoral Central de la Cámara de Comercio de Barcelona ha verificado los resultados del pasado lunes, donde todo estaba a expensas de 955 votos debido a la emisión de los mismos desde una misma dirección IP. 

La candidatura de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha obtenido las 31 vocalías en la institución, uno menos de los arrojados por los resultados preliminares del pasado miércoles, según ha confirmado la Junta Electoral Central de la Cámara de Comercio, cuyo recuento se ha hecho esperar casi siete horas. Los independentistas pierden un sillón, pero mantienen la mayoría absoluta. 

Enric Crous tendrá cuatro asientos, mientras que Tusquets se ha quedado con tres, y la candidata de 50a50, Núria Bosch, con una. El grupo liderado por Ramón Masià, que no había obtenido ningún asiento en el primer conteo de votos, obtiene su representación en transportes, con Cartridges Systems, asiento que ha perdido la ANC. De los 955 votos sospechosos en el conteo preliminar, la Junta Electoral Central ha elevado el número a 983, 304 de los cuales han sido dados por válidos y 679 nulos. 

Con las cifras oficiales, Joan Canadell se postula en la carrera en la candidatura independentista de la Asamblea Nacional Catalana, "Eines de País", que cuenta con el apoyo de la Asamblea Nacional Catalana. Canadell es conocido por una de sus empresas Petrolis Independents, una sociedad afincada en la zona de la provincia de Barcelona, que ofrece "precios bajos" y que destina parte de su beneficio a "acciones sociales", principalmente al activismo independentista. También es cofundador del Círculo Catalán de Negocios (CCN), un reducido grupo de empresarios que propaga las bonanzas del independentismo en sus estudios.

Joan Canadell, muy activo en las redes sociales, especialmente en Twitter, se convierte en uno de los principales candidatos en la carrera a la presidencia a la Cámara de Comercio de Barcelona, cargo que se nombrará el próximo 6 de junio, una vez se configuren todas las vocalías de la institución. 

En el seno y en una asamblea competirá con Pere Barrios y Mónica Roca, aunque el elegido no agotará los cuatro años de mandato. Será una presidencia bianual, dos años una mujer, y otros dos, un hombre. Eso sí, sin que se concrete quién empezará primero esta nueva etapa en la prestigiosa institución. Este proceso se realizará de forma rápida, una vez conocidos los datos definitivos de las elecciones, que se sabrán este lunes. El negocio de Canadell no es usual en la empresa privada, al destinar parte de sus ganancias a asuntos sociales. Roca, por problemas de agenda, no presidiría los dos primeros años, según han indicado fuentes de la ANC a Vozpópuli.

Cabe destacar que Petrolis Independents no forma parte de ninguna candidatura. De hecho, se ha presentado Iniciatives Canadell SLU, que ostenta la vocalía de comercio y reparaciones. Canadell es un serio candidato a gobernar la institución, y ha afirmado que su candidatura ya ha hablado con la de Enric Crous como también con Nuria Bosch, de 50a50, sin que hayan concretado aún planes ni estrategias para ejercer el mandato.

De quien no ha tenido noticia alguna es de Carlos Tusquets. "No he hablado con él ni tampoco me ha llamado para felicitarme", ha afirmado. Sí lo ha hecho Ramón Masià, quien le ha reconocido la victoria, y que ahora obtiene un asiento.

Una vez conocidos los resultados definitivos, la ANC iniciará rápidamente negociaciones con Enric Crous, la segunda candidatura que más apoyo ha tenido, con cuatro sillones -uno de ellos, el de Bon Preu- compartido, y con quien tienen afinidad.

No cederá a la presión de las "sillas de plata"

Canadell, en conversación con Vozpópuli, ha asegurado que implementará el tejido empresarial catalán, principalmente formado por pymes y no las grandes cotizadas del Ibex 35. La lista Eines de País es marcadamente independentista y no lo han ocultado durante la campaña electoral. Por esta razón, ha considerado que al obtener la mayoría absoluta, la institución deberá apoyar este proyecto de ruptura con el resto de España. Sin embargo, su principal objetivo no es la independencia de Cataluña, sino la mejora de la economía catalana. "La independencia es el medio", pero no cierra la puerta a otras vías alternativas, siempre y cuando "convenzan".

El empresario eliminará la actual estructura organizativa, y serán las pymes y autónomos, que conforman el 99,8% del tejido empresarial catalán, la base en la que descansará ahora la institución. En este sentido, aceptarán propuestas que promuevan a las pymes y micropymes, al tiempo que escucharán también a los grandes empresarios, si sus alternativas van encaminadas a las estrategias de Eines de País.

"Independencia" y "visca la República" fueron dos de los gritos de guerra escuchados el pasado miércoles en la Casa Llotja de Mar de Barcelona. Esta candidatura lanzó un vídeo en redes sociales el pasado jueves escenificando sus pretensiones. La propia presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ni se esperaba este resultado y menos con mayoría absoluta, cosechando 32 de los 40 asientos que se jugaban en estas elecciones, a los que hay que añadir otros 20, 14 pagados por las grandes empresas y otros 6 que se reparten las patronales. Respecto a estas catorce "sillas de plata", como las denomina Canadell, las empresas pagan al menos 75.000 euros anuales a la Cámara de Comercio para tener derecho a estos asientos. El mandato que tienen es de cuatro años, por lo que es "imposible" suprimirlas en esta legislatura.

Sin embargo, el posible presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona ha indicado que tomarán las medidas oportunas para evitar que se puedan "comprar" asientos. Preguntado sobre qué ocurrirá con la merma de estos ingresos, el empresario abiertamente independentista ha asegurado que tienen un plan y que lo presentarán próximamente. "No puedo decir nada más al respecto", ha asegurado.

No se moverán", han asegurado al ser cuestionadas sobre la posible salida de alguna de las 14 empresas que pagan grandes cuotas para tener representación en la Cámara de Comercio. A su juicio, es un "acuerdo pactado" por las empresas y el anterior gobierno de la Cámara, pero "trabajarán para que cada asiento sea designado por un sistema de libre elección".

Canadell no se muestra dispuesto a ceder ante las grandes corporaciones. En caso de que las grandes empresas realicen una oposición o bien mantengan una posición contraria a su estrategia, ha considerado que estas empresas "no se moverán" ni tampoco harán "oposición", sino que buscarán la negociación. El "diálogo" sería la mejor opción, ha considerado.

Los otros cargos que dependen de la Cámara de Barcelona

De la Cámara de Comercio de Barcelona dependen otros asientos, como proponer al presidente de la Fira de Barcelona, pero también está presente en otras instituciones, como Barcelona Centre de Disseny (BCD), Camerdata, Fira 2000, Fundació Barcelona Promoció (FBP), Fundació Empresa & Clima, Fundació KIMbcn, Gestió i Promoció Aeroportuària, SA (GPA), Llotja de Cereals de Barcelona, Llotja de Contractació Mercat en origen de Vic, Mercat Carni, Ramader i Avícola de Barcelona, Turisme de Barcelona y Unió de Polígons Industrials de Catalunya (UPIC). 

Canadell ha comentado que se estudiará la labor de cada uno de los actuales cargos designados. "Si la gestión es buena, no tendrá por qué cambiar", ha asegurado el empresario sobre la posible salida de algunos cargos que serían reemplazados por sus hombres de confianza.

Con o sin acuerdos, la ANC, y a la espera de los resultados, tendrá en su mano la presidencia, que se decidirá el próximo 6 de junio, un día después del reparto de asientos de las patronales.

Negociación de las sillas de las patronales

"Quien quiera impulsar la economía catalana, nos encontrará", al margen de su ideología, siempre y cuando "rompan con el modelo de las oligarquías", ha aseverado respecto a las sillas correspondientes a las patronales, que se decidirán en el seno de la Cámara el próximo 5 de junio. Hasta ahora se habían repartido tres Pimec y otras tres Foment. El reparto dependerá de si "aceptan o no nuestro programa", ha calculado Canadell. Podrían ser cinco para Pimec, y otra para Foment, o bien ninguna para ambas, y las seis podría llevárselas Cecot, que ha ganado las elecciones en la Cámara de Comercio de Terrassa. "Las patronales tendrán que presentar sus propuestas para mejorar la economía catalana", ha indicado Canadell.

El eje político tendrá ahora especial relevancia. Preguntado si se va a hacer política desde la Cámara, Canadell no duda en responder. "Como siempre", ha señalado. En este sentido, pone de manifiesto que no será su única vía de trabajo.

Los otros posibles candidatos

La ANC elegirá al presidente en asamblea. "No es una candidatura presidencialista", han continuado las fuentes. Hasta ahora se han postulado entre cuatro y cinco empresarios de la candidatura para dar este importante paso y situarse al frente de la Cámara de Comercio de Barcelona. La apuesta de la ANC es tener una presidencia paritaria y repartida de forma bianual. Es decir, dos años uno de los miembros y otros dos años otro.

Entre ellos están Pere Barrios, un destacado empresario de Caldes de Montbui (Barcelona) y conocido por haber sido fulminado de la presidencia de Pimec en el Vallès Occidental en marzo de este año para incorporarse a la candidatura en la que ha sido elegido.

Barrios renunció tras "la confusión creada en los medios de comunicación por su decisión personal de presentarse a las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona a una candidatura diferente a la que la patronal ha apoyado". Pimec apoyaba entonces la candidatura de Enric Crous, mostrando su apoyo directamente.

Barrios se presentaba con los independentistas, un hecho "incompatible" con la presidencia de la delegación vallesana de la patronal y el de una sectorial. Barrios, defensor de Pimec y con la que ha seguido colaborando sin tener asiento alguno, trataría ahora de dar una mayor representatividad a esta patronal que ha zanjado el histórico litigio con Foment recientemente. Pimec indicaba que "dado la implicación y defensa como empresario de los intereses de las pymes, Pere Barrios se siente perfectamente representado y vinculado a PIMEC y, por tanto, continuará participando en sus órganos de gestión, a pesar de no tener cargo institucional".

Mónica Roca (isardSAT), por su parte, sería la candidata para mantenerse dos años al frente de la Cámara de Comercio de Barcelona, según las mismas fuentes. Roca mantiene la prudencia hasta el resultado final, ya que "hay 955 que bailan". De las 32 vocalías, "hay algunas que la hemos ganado y perdido por unos pocos votos", ha señalado en una entrevista a Cataluña Radio. Eso sí, no esconde la euforia cosechada en la noche de este miércoles.

Roca ha hecho referencia a los 20 asientos, especialmente a los "14 comprados y que pertenecen al Ibex 35". "Atacaremos este punto", ha asegurado. Sin embargo, Roca ha señalado que gobernarán para todas las empresas, incluso las grandes, y ha criticado que la Cámara de Comercio no ha promovido el voto. "No era fácil ganar", ha indicado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba