Cataluña

La extrema derecha independentista catalana gana terreno ante la desintegración del PDeCAT

La caída del partido independentista deja huérfana a la derecha tradicional catalana, un hueco en el que podría entrar la extrema derecha del Moviment Identitari Català (MIC)

La extrema derecha independentista catalana en un homenaje a Daniel Cardona
La extrema derecha independentista catalana en un homenaje a Daniel Cardona

El derrumbe del PDeCAT, ahora en manos de Carles Puigdemont, deja huérfanos a los votantes de la derecha independentista catalana. No hay partido que se ocupe de este espectro electoral, que antaño dio alas a la antigua CiU. 

Este es el caldo de cultivo para la extrema derecha identitaria, que se caracteriza por no renunciar a ningún tipo de vía para conseguir la independencia de los llamados "países catalanes". La posible irrupción del Moviment Identitari Català (MIC) no se descarta y ha salido a colación en círculos separatistas radicales. 

Sus seguidores se duplican en un año

Sus simpatizantes en Facebook se ha duplicado en el último año y suman más de 2.000. "Cataluña catalana" es su principal principio y defienden una "regulación de la inmigración para la adaptación a la lengua y la cultura catalana de todos los foráneos (incluidos los venidos de otras partes de España)". Abogan por la "desaparición total" del castellano y del yihadismo dentro de Cataluña, y admiran a catalanes que se integraron en el IRA irlandés.

Se autodefinen como no racistas ni fascistas ni comunistas, pese a que sus críticas a los llamados despectivamente charnegos -venidos de otras comunidades autónomas-.  "Somos y seremos catalanes por una Cataluña catalana antiespañola y antimusulmana", afirman estos radicales.

La violencia como método

Esta extrema derecha catalana se muestra favorable a usar la violencia para conseguir la ansiada separación del resto de España. Su simbología, repleta de cruces de san Andrés con un fénix en el centro y el escudo cuatribarrado de Cataluña, es utilizada por este grupúsculo radical, del que ahora se acuerdan los independentistas más extremistas a la hora de elegir una opción política.

Tildan de "miserables" a líderes de ERC

El MIC tacha de "miserable" a Joan Tardà, que dejará su escaño en el Congreso de los Diputados, mientras también tiene palabras gruesas contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al ser condescendiente con el origen andaluz de José Montilla e Inés Arrimadas.

"Torra dice estar encantado que Montilla, nacido fuera de Cataluña, haya sido presidente. Está encantado, también, de haber tenido a una jefa de la oposición nacida fuera de Cataluña, como si esto no fuera un indicio del grado de colonización al que está sometida Cataluña", ha afirmado el MIC en una muestra de su estrategia radical.

Para estos extremistas catalanes, Cataluña está sufriendo desde hace 300 años el "expolio colonial, etnicidio, sustitución demográfica y violencia", mientras cargan contra quienes piden referéndums, un mayor Estado autonómico e inversiones. "La ocupación comenzó con un Felipe Borbón", afirman.

Esta derecha separatista radical es muy crítica con la izquierda republicana de ERC y también con sectores de JxCat. "Le dicen fascismo cuando es odio a los catalanes, le llaman "tumbar el régimen" cuando quieren decir cambiar España y no independizarse". "Quieren llevar a los independentistas como si de un rebaño se tratara en dirección al autonomismo". Por esta razón exigen hablar de identidad catalana para comenzar a hablar de independencia.

Admiración por los radicales

Esta derecha violenta tiene admiración por radicales separatistas, como Daniel Cardona, conocido como 'el irlandés', y Josep Dencàs, autodefinido como "nacional socialista" y un extremista radical pese a militar en ERC.

El primero de estos "héroes" separatistas tenía como referente el terrorismo del IRA en Irlanda del Norte, mientras que el segundo se fijaba en la extrema derecha italiana, participando en escaramuzas y en la fundación de ERC. Puso en el centro de su política las juventudes de ERC y de Estat Català, una formación separatista de 1930. 

En plena lucha de poder, Dencàs tenía como objetivo acabar con la CNT-FAI, la facción anarquista de la República, ordenando su desarme y el rearme de las juventudes de ERC. Cada año MIC realiza sus homenajes a ambos radicales, junto a Francesc Macià, al que le rinden honores con sus estandartes y flores. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba