Elecciones municipales 2019 La orfandad del voto constitucionalista: sin candidaturas en la Cataluña interior

En localidades como Vilamalla (Gerona), donde Ciudadanos ganó en las pasadas elecciones, el partido naranja no presenta lista en las elecciones municipales

El Ayuntamiento de Figueras con una pancarta separatista
El Ayuntamiento de Figueras con una pancarta separatista

PP y Ciudadanos han dejado sin opciones a sus votantes de la llamada Cataluña interior, incluso en localidades en las que el partido naranja gana al separatismo. El miedo a ser señalados, en un caso, y los nuevos requisitos impuestos por los 'populares', como residir en el municipio, en otros, han mermado las listas de los constitucionalistas para las elecciones municipales del 26-M.

Las dos formaciones en Cataluña encaran estas elecciones municipales de forma dispar. Ciudadanos incrementa su presencia en Cataluña, con 204 listas municipales, que recogen el 90% del total de la población catalana, mientras que el Partido Popular pierde representatividad al presentar 233 listas, eso sí, todos los principales candidatos viven en los municipios donde se presentan, rompiendo así con las denominadas "listas fantasma".

El escenario político es radicalmente opuesto al 2015. En aquellas municipales, PSC y PP presentaban en sus listas candidatos de otros municipios con el fin de poder confeccionarlas y cerrarlas. La práctica, legal, no fue bien recibida en Cataluña -donde se vota a la persona, el nombre y no a unas siglas-. 

"Todos los candidatos municipales deberán ser residentes en el municipio", han asegurado fuentes 'populares', que dejan claro que es un requisito obligatorio para los 233 candidatos. El Partido Popular de Cataluña corta así con las llamadas "listas fantasma", muy criticadas por los habitantes de los municipios en 2015, cuando apenas conocían el nombre del candidato. Otras fuentes apuntan que la falta de candidatos se debe también al miedo a ser señalado. "Algunos tienen comercios o empresas y significarse en esta parte de Cataluña tiene consecuencias", han comentado.

El caso de Vilamalla

La mayoría de candidaturas en estos municipios son independentistas, aunque aparecen también listas de independientes y nombres referidos al pueblo, aunque suelen ser marcas blancas de formaciones soberanistas o radicales, del tipo "alternativa municipalista" o bien con el antiguo nombre de En Comú Podem, "Guayem"; pero también el PSC ha incluido distintos nombres para algunas formaciones municipales, como "Candidatura de Progrés", que ya tiene la alcaldía en Sant Miquel de Fluvià y en Sales de Llierca, donde solo aparece un único partido. Los 'populares', por su parte, han abandonado la batalla municipal en numerosos municipios, eso sí tienen más listas que Ciudadanos. 

Sorprende el ejemplo de Vilamalla, un municipio en el que Ciudadanos obtiene la mayoría de votos, casi el 22% en las pasadas elecciones generales, en el que no se ha presentado ninguna lista electoral no independentista en el municipio. Todos estos municipios se ubican en la comarca de Figueras, donde el secesionismo se presenta con fuerza en casi todos los municipios.

"Es un proyecto ganador y cada vez que se abren las urnas crecemos de manera exponencial", han respondido fuentes de la formación naranja a Vozpópuli a preguntas sobre por qué el partido no se ha presentado en municipios donde ha ganado al lazo amarillo. "En 2017 hicimos historia ganando las elecciones en Cataluña y esto, junto al incansable trabajo de nuestros concejales en el territorio para dar respuesta a los problemas de los vecinos, nos ha permitido tener una estructura territorial mucho mayor a la que teníamos en 2015", han indicado.

"A pesar de que en determinados lugares de Cataluña el separatismo sigue acosando y lava con lejía la calle que pisamos los constitucionalistas, en las próximas elecciones municipales en Cataluña las 204 candidaturas cubren de Cs el 90% de la población de Cataluña con equipos preparados para gobernar", han asegurado.

Mientras los independentistas se han propuesto edificar un muro de contención en el Congreso, Ciudadanos hará lo propio en los municipales para evitar los pactos entre "ERC, Podemos y PSC", un tripartito de izquierdas que consideran un "pago de Sánchez al apoyo de ERC a su investidura y a la presidencia de Iceta del Senado". Según las fuentes del partido, su proyecto es "la garantía de que los ayuntamientos no se convertirán en los altavoces del 'procés' y se priorizará dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos".

En Girona, Ciudadanos ha presentado un total de 25 listas, una decena más respecto al 2015, pero no aparece en algunos de los 11 municipios gerundenses en los que ha ganado al bando del lazo amarillo. Se trata de estos cinco pueblos: Avinyonet de Puigventós, Santa llogaia d'Àlguema, Vilamalla, Sant Miquel de Fluvià, Sant Climent Sescebes.

Batalla en la Costa Brava

Ciudadanos ha puesto el foco en municipios de la Costa Brava, como Roses y otros municipios próximos a Figueras. El 28-A, obtuvieron más del 17% de los votos, con 1.333 votos. En los anteriores comicios municipales, el resultado fue de un concejal y el 8,86% de los votos. En las pasadas autonómicas, C's llegaba a estar por encima del 36% y 2.965 votos. 

La mayoría en este municipio se sitúa en los nueve concejales, al repartirse 17 asientos. José Manuel Álvarez, Isabel Machado, Luis Alejandro Fernández, Rafael Martín y María Carmen Galadi son los principales valedores de Ciudadanos en Roses. La agrupación se ha mostrado satisfecha por los resultados del 28-A, pese a la caída respecto a los anteriores comicios. 

En las pasadas generales, Vox obtuvo más apoyos que el Partido Popular, aunque la diferencia es mínima, de tan solo 30 votos. Sin embargo, la formación de Santiago Abascal ha declinado presentar candidatura. Sí lo ha hecho el Partido Popular.

En Blanes, Ciudadanos tendrá una fuerte oposición, con una pugna con otras ocho formaciones, entre las que se encuentra Vox. La formación ha presentado los 21 candidatos y con suplentes para plantar batalla en este municipio. Sergio Atalaya, Cristian Ortiz, José Antonio Morcillo, María Cristina Lluch e Isis Miriam de la Cal Khün son los cinco primeros candidatos de esta lista; por el PP están Salvador Tordera, Manuel Onieva, Antonio Onieva, Carmen Juárez y Encarna Calderón.

En la Junquera, la alcaldía se la disputan cuatro formaciones, dos independentistas y dos constitucionalistas, los elegidos por la formación para liderar la candidatura naranja a los once posibles asientos de esta Alcaldía son Luis Joaquín Martín de Pozuelo, Mónica Corpas, María Dolores Fernández, Miguel Ángel Bruno, Sara Fernández y Juan López. La lista carece de suplentes. El PP no se presenta en este municipio.

Castelló de Ampurias, Fernando Fernández, Marina Guillem, Samuel Menacho, Rocío San Miguel y Eliecer Oswaldo Molina tendrán como adversarios políticos hasta siete candidaturas, divididas entre independentistas y socialistas. También se presenta el Partido Popular en el municipio, pero no Vox. Christian Avaro, Asunción Romero, Jaume Vidal, Mercedes Saez y Rafael Tibau lideran a los 'populares'.

En Vilafant, la pugna por los 13 asientos del Ayuntamiento es entre cinco candidaturas. Ciudadanos peleará contra el Partido Popular y los socialistas catalanes para tratar de ganar a ERC y JxCat. Rebeca López, Serafin Pérez, Alex Zamorano, Narcís Anglada y Noemí Ramón son los primeros espadas 'naranjas' para esta Alcaldía. María Peña, Manuel Vergara, Raquel Hernández, Edgar García y Ángel Pujos lideran al PP.

Votar a la persona, no al candidato

"No se vota a siglas, sino a la persona", han señalado expertos y politólogos a Vozpópuli, quienes recuerdan, además, la importancia de obtener concejalías y alcaldías ya que dan acceso a otras fuentes de poder, como los Consejos Comarcales, entes públicos donde se reparten millones de euros en subvenciones, ayudas y otros proyectos gobernados por distintos alcaldes.

"Es un paso intermedio" hacia otros grandes centros de poder, como la escalada a grandes municipios, que abren puertas de Diputaciones, y dar el salto a grandes Ayuntamientos, con especial interés en el de Barcelona, donde se reparten cuotas y asientos en consejos de empresas públicas o mixtas.

Un ejemplo de esta premisa es el slogan de campaña con el que se ha presentado el 'popular' Xavier García-Albiol en Badalona: "No voto al PP, voto a Albiol". Una forma de marcar distancias con la tradición.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba