Garantizar las pensiones vía Presupuestos, eliminar privilegios políticos --coches oficiales, número de cargos electos o dietas--, abrir el Circuito de Montmeló al público una vez a la semana para probar los vehículos; iniciar los procedimientos para expropiar los bienes patrimoniales del Estado que estén infrautilizados en favor del interés público y social de los ciudadanos de Barcelona o exigir el catalán como lengua vehicular tanto para la administración como para las empresas contratistas; o el fin de la caza y la prohibición de vender animales son algunas de las propuestas de los partidos minoritarios para las elecciones en la Alcaldía de Barcelona, el próximo 26 de mayo.

En esta contienda electoral concurren un total de 25 formaciones, que se repartirán los 41 escaños que compone el pleno del Ayuntamiento, con una mayoría absoluta fijada en 21. ERC, PSC y Barcelona En Comú son los principales partidos con opciones de gobernar, pero necesitarán llegar a pactos para poder hacerlo. La cuestión que se resolverá en apenas una semana es si los independentistas de ERC sumarán con JxCat y la CUP o bien se pacta un tripartito de izquierdas, formado entre las tres grandes formaciones. En esta lucha se han presentado hasta 18 partidos minoritarios tratan de hacerse un hueco en el segundo Ayuntamiento más importante de España.

En esta contienda electoral concurren un total de 25 formaciones, que se repartirán los 41 escaños que compone el pleno del Ayuntamiento

Tan solo concurren cuatro formaciones favorables a la independencia de Cataluña, mientras que el bloque constitucionalista está fragmentado en tres formaciones con posibilidades de salir electas: Manuel Valls, el Partido Popular y Vox.

Graupera, la alternativa a la CUP

Entre las formaciones minoritarias, tan solo hay una abiertamente independentista, la lista de Primàries, encabezada por Jordi Graupera. Se trata de una escisión dentro entre los secesionistas. Según los sondeos, podría obtener hasta dos escaños, los mismos que la CUP.

En su programa electoral proponen situar Barcelona como capital de una hipotética República catalana, con el inicio de expropiaciones de bienes e infraestructuras infrautilizadas por el Estado. También impondrán el catalán como única lengua vehicular de la Administración, poner a punto todos los protocolos de actuación para cuando el Parlament de Cataluña declare de nuevo la independencia y preguntarle de forma frecuente los planes para hacerla efectiva.

También pretenden incluir al Ayuntamiento de Barcelona en la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), e ingresar todos los impuestos y tasas en la Hacienda Tributaria Catalana, que deberá transferir a los organismos estatales. Esta es una de las insistentes propuestas de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ante un eventual cierre de cajas. También pretenden eliminar asientos designados a los "oligopolios españoles", como en el MACBA, el Mobile World Capital o el Consorci de la Zona Franca.

La campaña no está siendo fácil para Graupera. Las redes sociales han desempolvado un antiguo artículo donde definía a los parados sin estudios castellanohablantes como White Trash -basura blanca-. Su lista la cierra la fugada Clara Ponsatí, candidata a las europeas en la lista de Carles Puigdemont.

300.000 viviendas en una isla artificial, apuesta de Jacobi

Otra de las candidaturas que lucha por entrar en el Ayuntamiento es Fuerza Ciudadana (FCs), liderada por el empresario alemán Karl Jacobi, conocido por su dura bronca al presidente del Parlament, Roger Torrent, en el Círculo Ecuestre. "Desde hace 30 años están mintiendo a la población, y a base de estas mentiras ha conseguido los 2,2 millones de votos. Han conseguido traer la desgracia a las familias, donde hay guerra entre padre, madre e hijos. Han conseguido de que 3.000 empresas han salido de Cataluña. Usted nos ha llevado a la Edad Media. Por esto, voto yo que todos ustedes vayan a prisión".

https://youtube.com/watch?v=nWwocSbtUTs

La lista de Jacobi la cierra Álvaro de Marichalar Sáenz de Tejada, exconcuñado de Felipe VI, conocido en los últimos años por sus apariciones en manifestaciones a favor y en contra de la independencia. En su programa electoral y para dar solución al problema de la vivienda, Jacobi ha propuesto crear una isla artificial frente a la costa de Barcelona, como se ha hecho en Dubái o en una parte Miami. Su pretensión es la de levantar 300.000 viviendas y atraer a jóvenes europeos, que ahora no pueden residir en la Ciudad Condal debido a la falta de inmuebles. En conversación con Vozpópuli, el empresario alemán no ve descabellada esta propuesta e incluso "se ha puesto en contacto con la empresa constructora que hizo la isla de la Palmera en Dubái". Además, la isla sería autosuficiente, tanto en el abastecimiento de agua como de electricidad.

No es su única propuesta, también pretende abrir el Circuito de Montmeló "al menos una vez a la semana y de forma gratuita" a los barceloneses para que también beneficiarse de la infraestructura. Hasta ahora, el Circuito abre un día al mes al público, pero hay una fuerte aglomeración de personas. "Es propiedad del pueblo y es el pueblo quien debe tener el derecho de utilizar el circuito igual que los demás países del mundo", ha expuesto Jacobi, quien rechaza que sea una "promesa demencial", como han definido desde medios públicos. "Está claro es que el circuito es nuestro y no de unas empresas que ganan una fortuna en alquilar el circuito a la industria automovilística", ha señalado.

Para Jacobi es clave "crear un clima económico favorable" para las "empresas que se marcharon tras el 1-O", con el objetivo de que regresen a Cataluña. Para potenciar la Ciudad Condal pedirá el traslado de Ministerios a Barcelona.

Convergents borran la independencia de su programa

Convergents, la formación fundada por Germà Gordó, se presenta en Barcelona con la presidenta del Instituto Catalán de las Mujeres, Teresa María Pitarch. La candidatura trata de romper con el independentismo en el que se ha convertido la nueva CiU y trata de dar voz a los catalanistas, como hizo Jordi Pujol, más cuando éstos han quedado huérfanos debido a la deriva que han tomado Puigdemont y Jordi Sánchez. Tan solo cosecharon 545 votos en las recientes elecciones generales. La palabra independencia no aparece en ninguna parte de su programa electoral.

Definen a Cataluña como "uno de los Estados más prósperos de Europa", defienden "el derecho a decidir, de una manera clara y sin fisuras" y trabajarán para "situar Barcelona en el lugar que le corresponde en el mapa internacional, potenciando la marca Barcelona, para recuperar inversiones, impulsar la innovación en todos los campos y ser referente mundial en los grandes eventos", una medida que llega después de la fuga masiva de empresas y la pérdida de inversión extranjera en Cataluña. Ponen el foco en la marca Barcelona, para que sea "reconocida como una de las principales metrópolis del mundo". 

Respecto a la lengua catalana, la sitúa como vehicular "en los centros educativos, como herramienta de igualdad de oportunidades y de cohesión social", pero no la impondrá a empresas contratistas, como señalan la candidatura de Graupera. "Potenciaremos el uso social de la lengua catalana en los entornos escolares y en las actividades de ocio", han considerado. Otra de sus propuestas es el control de las palomas en la Ciudad de Barcelona.

Los animalistas, a conseguir más votos

Pacma, que obtuvo 12.344 votos en las pasadas generales en la Ciudad de Barcelona, trata de entrar en un Consistorio que se le resiste. Su lucha continúa siendo la defensa del derecho de los animales, con la prohibición de la caza y de todo espectáculo taurino o en el que se empleen animales. En Cataluña, la prohibición de los toros ya es una realidad, por lo que su lucha ha quedado diluida. Ana Bayle García, consultora jurídica, lidera esta candidatura.

Núria González López es la principal candidata de Actúa. La formación es de izquierdas y avalada por Baltasar Garzón, el exjuez y excandidato a las europeas, puesto que ha cedido a su hija. No "queremos dividir la izquierda, pero tampoco estamos de acuerdo con el mantra del voto útil", ha afirmado Garzón en la presentación de esta candidatura. "El voto útil es el que nos sea útil a nosotros mismos, no el que nos dé una noche de satisfacción y luego no nos satisfaga con sus propuestas y acciones en la legislatura", había  afirmado. Su mensaje fue una arenga de cara a las generales, donde se estrellaron de forma estrepitosa.

Otra de las listas desconocidas es el Partit Comunista del Poble de Catalunya, liderado por Alejandro de la Fuente García, también candidato a las elecciones europeas. "La Burguesía Imperialista, en sus ansias de rapiña, quiere aumentar sus tasas de beneficio y adueñarse de todos los recursos del planeta. Es la agudización de la lucha de clases" es su tarjeta de presentación y tan solo contó 712 votos el pasado 28-A.

La formación Familia y Vida también hace acto de presencia en estas municipales. Ramon Casals Lamarca, quien aparece como administrador de diversas empresas.

También aparece la sempiterna Falange Española de las JONS, la ultraderecha más extrema con el logotipo del yugo y las flechas. Manuel Andrino Lobo, natural de Madrid, es el líder de la formación desde 2006 y estuvo en el asalto a la librería Blanquerna ocurrido hace seis años.

Vehículos monoplaza para circular por Barcelona, propuesta de un ex de Ciudadanos

La formación dCIDE (De Centro Izquierda De España) liderada por Juan José Ibáñez Acedo y que cuenta en su lista con Antonio Robles Almeida, uno de los fundadores de Ciudadanos y exdiputado de la formación naranja hace una década, para pasar después a UPyD, tiene como eje central la lucha contra la imposición del catalán, la llamada inmersión lingüística.

Tras cargar contra las políticas secesionistas, tratar de "soldar la fractura social" o centrarse en vivienda, el partido propone limitar la superficie de los vehículos. "La superficie de las calles ocupada por vehículos en las grandes ciudades oscila entre un 20% y un 30%, con puntas de hasta el 40%. Es imperativo reducir la superficie por vehículo, es decir, diseñar un nuevo vehículo urbano".

"Un coche actual mediano ocupa unos 6 metros cuadrados, necesidades ineludibles, que no se podrán evitar, son ocupados en su mayoría por un solo viajero (...) El cambio de modelo pasa por diseñar un coche monoplaza que no pase de un ancho de 1,10 metro (el carril mínimo es de 2,75, y de unos 2 a 2,5 de largo", para que entraran cuatro vehículos en vez de uno. "Bastaría con dividir los carriles actuales, por el medio, con una línea de trazado especial. Los monoplaza podrían circular dos en paralelo por el mismo
carril (como una moto), mientras que los vehículos actuales podrían seguir ocupándolo completamente", afirman. Estos monoplazas "deberían ser eléctricos para solucionar el problema de la contaminación, y estar dotados de un ruido característico para evitar los accidentes por no advertirlos", y limitados a 80 km/h.

Nosotros, un partido aún sin programa en su web

Nosotros Partido de la Regeneración Social, fundada por Óscar Berman, un 'expopular' que mandó a Colau a "fregar suelos", no se define como "un partido de derecha ni de izquierdas, ni del centro". "Estamos por encima de todas estas definiciones, somos un partido, que defiende los intereses de los españoles y la unidad de España", indican. En su programa pretenden eliminar los Mossos, entre otras propuestas. No dudan en cargar contra los líderes de Vox, el PP o Ciudadanos, a los que dedica artículos en su blog.

Su programa no está disponible en su web, pero en su manifiesto fundacional se muestran "partidarios de recuperar nuestra cohesión social como pueblo soberano, defender la identidad nacional española y acabar de una vez por todas con la martingala secesionista". A su juicio, el Estado ha mantenido una "actitud apaciguadora" ante el "desafío secesionista" sin resolver el problema, agravándolo aún más. "España es hoy un Estado a la deriva y en sus élites prevalecen la resignación y la ausencia de valor y de patriotismo", afirman.

Unidos Sí, con Julio Villacorta García, histórico del PSC y cofundador de Convivencia Cívica Catalana, tratarán de arañar votos tras un periplo en diversas formaciones, en las que no ha obtenido el premio deseado. Otras formaciones son Per un món més Just (PUM+J); Partit Llibertari; Els Verd Ecopacifistes; y los jubilados europeos.