Cataluña

El dentista que vigila que se hable en catalán en los colegios de Cataluña

Òscar Escuder i de la Torre es el presidente de Plataforma per la Llengua, pero además trabaja como director de cirugía maxilofacial del Hospital Taulí, en una conocida clínica dental de Sitges y está inscrito en el directorio de DKV Seguros

Òscar Escuder, presidente de Plataforma per la Llengua.
Òscar Escuder, presidente de Plataforma per la Llengua. Europa Press

Òscar Escuder no solo es presidente de la Plataforma per la Llengua, sino también el director de cirugía maxilofacial de uno de los hospitales más importantes de Cataluña, Parc Taulí (Sabadell).

Su puesto es público, pero también trabaja en el sector privado. Escuder ha tratado de ocultar sus vínculos con el sector privado tanto en la web de Plataforma per la Llengua como en la red profesional Linkedin. Según ha podido saber Vozpópuli al menos está presente en otras dos clínicas odontólogas, una de ellas situada concretamente en el exclusivo municipio de Sitges (Barcelona), en la clínica dental Balust.

También está dentro del directorio de DKV Seguros, con una clínica en la calle Esglesia de Sabadell (Barcelona), junto al Ayuntamiento de la ciudad, a tan solo unos 15 minutos andando del Hospital Parc Taulí, su principal centro de trabajo.

Escuder, pese a defender únicamente el catalán como lengua vehicular, no logra imponer su ideología en la empresa privada Balust, que sí permite la cabida del castellano en su web, que puede leerse también en inglés y francés, además de en catalán debido principalmente a la cantidad de extranjeros que habitan en Sitges. Por contra, en la página de Plataforma Per la Llengua no existe opción a leerla en castellano, pero si en Occitano. En la web de Balust aparece su foto y es presentado como "odontólogo" en el equipo, aunque con la especialidad maxilofacial. 

Según cuenta, no solo está especializado en inspeccionar y operar minuciosamente la boca de los clientes y pacientes, sino también realiza una intensa actividad deportiva, especialmente triatlones.

El jefe de la 'ONG del catalán', como se autodenomina Plataforma per la Llengua, también tiene cabida en medios de comunicación catalanes, convenientemente regados con dinero público vía subvenciones. "Yo también quiero hablar en catalán a la tostadora" es el título del último de sus artículos, publicado este mismo mes de julio, donde ha sido especialmente activo.

En el articulo, publicado hace apenas dos semanas, hace referencia al polémico informe "Llenguaferits", donde se compara a Netflix con el franquismo, y donde aparecen 'frikis' catalanistas que hablan en su lengua materna a electrodomésticos. "El '30 minuts' del pasado domingo ha levantado ampollas. Y es lógico. ¿Es cierto que el catalán está en peligro? Pues miren, sí", escribía. Para el catalanista, todos los residentes entre Baleares, Valencia y Cataluña hablan el catalán, "la 14ª lengua más hablada de Europa, y se habla en cuatro estados europeos diferentes".

La carga de profundidad la lanzaba contra Josep Bou, concejal del PP en Barcelona, por pedir ayuda para Àlex Hinojo, el catalanista que habla con tostadoras en catalán. "Yo quiero hablarle a mi tostadora en catalán y que mis hijos entiendan que con las máquinas también podemos hablar en catalán", afirmaba Hinojo. Un hecho que le ha valido las críticas de cientos de tuiteros.

"La obsesión por la imposición lingüística en Cataluña ha trastornado a algunos". Porque normalizar el catalán es imposición obsesiva", escribía. "Miren, poder hablar en catalán con la tostadora cuando esta esté conectada a un asistente por voz sería una muestra de que el catalán es útil en todos los ámbitos", escusaba Escuder. "Que se puede vivir plenamente en esta lengua y no hay que renunciar a ella para hacer según qué", ha señalado, para exigir el catalán en todos los software posibles, y para ello no duda en hablarle hasta el cepillo de dientes.

Políticos, un físico e historiadores, los otros miembros de Plataforma per la Llengua

Los otros miembros de Plataforma per la Llengua son Mireia Plana i Franch, vicepresidenta de la ONG y nombrada subdirectora general de Memòria Democràtica de la Generalitat de Cataluña. Como ocurre con el perfil de Escuder, Plana ha ocultado este cargo en la web de la Plataforma, donde asegura que "ha trabajado en la Generalidad de Cataluña en temas de normalización lingüística, comunicación y formación", mientras en su perfil de redes sociales, donde oculta que es miembro de la "ONG del catalán", sí aparece el cargo que ocupa en el Ejecutivo catalán.

Francesc Marco Palau es el secretario de la asociación e historiador. El también escritor es un habitual en las tertulias catalanas.

Roger Torrents i Serra, el tesorero de la ONG. Es un físico, vinculado a la informática y a la consultoría de bases de datos e inteligencia de negocio. Torrents i Serra realiza su labor habitual en Typeform.com, donde es jefe de datos de operaciones. Anteriormente había ocupado un cargo en Softonic.

Rut Carandell i Rieradevall, por su parte, es licenciada en derecho, abogada y mediadora. Se dio de baja de ERC en 2006, debido al pacto con el PSC e ICV para gobernar la Generalidad de Cataluña. Cuatro años después fue la candidata de Reagrupament a las elecciones en el Parlament. Ni el pasado político ni presente aparecen en la web de Plataforma. Carandell es fundadora de la Asociación de Juristes en Defensa de la Lengua Propia (AJDLP), con puesto en la directiva.

Manuel Carceller i Safont, el único nacido fuera de Cataluña, es el coordinador territorial de la Plataforma en Valencia. Se dedica a investigar y divulgar cultura popular, concretamente en Castellón.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba