Cataluña

Colau, reelegida como alcaldesa de Barcelona con el apoyo del PSC y Valls

Seguidores independentistas y de Ada Colau se enfrentan verbalmente antes de la Constitución del pleno de Barcelona. La líder de Barcelona en Comú pacta un gobierno municipal con el PSC

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reelegida como primera edil de la ciudad condal.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reelegida como primera edil de la ciudad condal. DAVID ZORRAKINO / EUROPA PRESS

Ada Colau ha sido reelegida alcaldesa de Barcelona con el apoyo del PSC y de solo tres de los seis concejales de Barcelona pel Canvi-Cs, encabezados por Jaume Collboni y Manuel Valls, respectivamente. Cientos de ciudadanos independentistas se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento de la ciudad condal durante el acto de constitución del nuevo pleno. 

Colau ha prometido el cargo y por imperativo legal su lealtad al Rey tras recibir el apoyo de 21 concejales, tres menos de los que suman Barcelona En Comú, PSC y Barcelona pel Canvi-Ciudadanos. Ernest Maragall ha obtenido 15 votos y el PP, los otros dos. 

Los tres concejales de Ciudadanos integrados en la lista de Valls han votado en blanco. Se trata de María Luz Guilarte, número dos de la lista; Paco Sierra y Marilén Barceló.

Colau había llegado a un pacto con el PSC para borrar la victoria de ERC el pasado 26-M. Los republicanos e independentistas liderados por Ernest Maragall exigieron la Alcaldía para ellos en su negociación con Colau, que se negaba a renunciar al cargo. Tampoco servían los apoyos de los cinco concejales de JxCat, ya que la mayoría absoluta en este pleno es de 21 concejales, frente a los quince cosechados por el independentismo.

Celestino Corbacho se ha encargado de abrir el Pleno, como presidente de la Mesa de Edad, constituida por los más mayores y el más joven de los concejales. Los independentistas congregados en el pleno han jaleado "libertad" cuando se ha nombrado al exconsejero de Interior, Joaquim Forn, quien ha sido ovacionado por la mayoría de los presentes.

Colau se compromete con "el preso político" Forn

Tras asumir el cargo, Colau ha mostrado un sabor agridulce. "Es una investidura difícil, con un momento complejo", ha asegurado. "Todo el mundo sabe que nuestra intención era un acuerdo amplio entre las formaciones de izquierdas", ha continuado. "Es incomprensible no haber alcanzado pactos, como sí se ha hecho en otros municipios de Barcelona", ha indicado.

"Soy alcaldesa por el acuerdo con el PSC y de los de Manuel Valls, aunque nunca hemos ocultado nuestra incomodidad por recibirlos -en referencia a los de Valls-. No es la forma que hemos querido desde el principio", ha continuado, pero los acepta. "A partir de ahora se iniciarán conversaciones con todos los partidos para tratar de llegar a consensos", ha dicho.

"Como alcaldesa represento a todos los ciudadanos, con límitaciones y contradicciones", ha apuntado. "Asumo un reto más grande que el de hace cuatro años, sin ser independentista o antiindependentista", comprometiéndose en una situación equidistante.

Colau se ha comprometido con los "presos políticos" y especialmente con Forn para mantener un "diálogo fluido para abordar los distintos problemas de Barcelona".

Forn carga contra Colau

Colau ha prometido por una Barcelona "feminista" y "justa", mientras que Maragall ha prometido por imperativo legal por los derechos y la justicia social, una fórmula muy similar a la usada por Forn, que ha prometido el cargo por imperativo legal, con "lealtad al mandato democrático y el pueblo de Cataluña".

Forn ha comenzado su intervención con un recuerdo a Carles Puigdemont, Toni Comín, Meritxell Serret, y el resto de huidos. También se ha acordado de sus compañeros de prisión, los Jordis, Oriol Junqueras, Raül Romeva y Josep Rull, junto a Carme Forcadell y Dolors Bassa. 

El concejal de JxCat ha asegurado que ha votado por Ernest Maragall por ser la lista más votada y por tener vínculos en su programa electoral. Forn ha criticado a Colau por no apoyar a ERC y ser "el instrumento útil a los poderosos". El jefe de esta lista independentista ha continuado con su ataque a la alcaldesa por su "menosprecio" a Quim Torra. "No es de recibo" que no se sienta a hablar con nosotros. No es una actitud responsable". Tras estas palabras, el concejal de JxCat ha indicado la necesidad de "afrontar los retos que que tenemos como ciudad y como país". "No sé cuando volveré a casa, pero les garantizo que continuaré luchando por la libertad, la justicia, por Barcelona y Cataluña".

Barcelona en Comú, en defensa de los "presos políticos"

"Forn es un preso político", ha respondido Joan Subirats, portavoz de Barcelona En Comú. El concejal de la formación morada ha pedidio iniciar un cambio de ciclo en la política, con una denuncia a la "judicialización" del procés, al tiempo que ha pedido volver lo antes posible al "debate político". "Visca Barcelona, abierta y plural", ha concluido.

Collboni busca situar Barcelona de nuevo en el centro

Collboni en un discurso en catalán, castellano e inglés, ha reivindicado la capitalidad de Barcelona, con una apuesta clara por el "catalanismo progresista", mostrando Barcelona como un puente con Latinoamérica, mostrando una ciudad abierta al mundo.

"Excepcionalidad política", ha definido la situación de Barcelona, con Forn como principal ejemplo en el pleno. "Esta situación es la constatación de un fracaso por no haberse respetado la ley", ha considerado.

"Alcaldía progresista, buen gobierno y no subordinar Barcelona al proceso independentista" son los tres principios con los que trabajará Collboni en el nuevo Gobierno.

Valls, un apoyo necesario para Colau

Valls, por su parte, se ha mostrado muy orgulloso por su trayectoria política, de Francia a concejal de Barcelona. "Tenemos una gran responsabilidad, principios y sentido de Estado, que no tiene que ver con operaciones de Estado o de los poderosos", como ha indicado Forn.

Valls se ha definido como "un servidor público", con un cordón sanitario tanto a la izquierda como a la extrema derecha populista. Lo más importante era no tener un alcalde independentista, ha considerado, por lo que no ha pedido ni conversaciones ni entrar en el Gobierno. "Barcelona no es cosa de partidos", ha considerado Valls.

Uno de los momentos más álgidos en el pleno ha sido cuando Valls ha afirmado que "no hay ni presos políticos ni exiliados", recibiendo un sonoro abucheo de numerosos de los presentes en el Salón de Cent.

Maragall: "Construiremos república"

Ernest Maragall, concejal de ERC y jefe de la oposición en el pleno, ha hecho un alegato en favor os vecinos de los barrios, autónomos y pequeños comerciantes. "Construiremos república", ha asegurado, eso sí lo hará desde la "oposición". "No seremos dóciles", ha advertido.

Bou recuerda al "españolazo" Rafael de Casanova 

El líder municipal del PP ha presentado su candidatura, obteniendo los votos de los dos concejales. En su discurso ha recordado la defensa de España por parte de Rafael Casanova, cuyo homenaje se realiza cada 11 de septiembre. 

Bou ha puesto de manifiesto los problemas de la Ciudad Condal, como la inseguridad, así como la petición a la alcaldesa Colau de utilizar indistintamente las dos lenguas cooficiales, para cerrar su discurso con un "Visca Barcelona, visca Cataluña, ¡Viva España!".

Golpes y 'peinetas' a Cunillera

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha entrado en coche oficial por la plaza de San Jaume, momento en el que ha sido increpada, e insultada por los independentistas. La Policía Municipal ha tenido que abrir el cordón para que el vehículo parase ante la puerta del Consistorio, tras las vallas que separan la institución y el público para impedir males mayores. 

Valls no da la mano a Torra

Una vez terminado el pleno en Barcelona, los concejales y la alcaldesa se han acercado al Palau de la Generalitat, para presentarse al presidente catalán, Quim Torra. En el saludo protocolario y en el Palau de la Generalitat, Valls no ha tendido la mano al presidente de la Generalitat, Quim Torra, mostrando así sus diferencias por la deriva independentista y el órdago por el procés.

En este saludo no ha estado Quim Forn, debido a la orden del Supremo de no abandonar en ningún momento el Ayuntamiento de Barcelona, por lo que no ha habido foto en el Palau.

Rifirrafe entre separatistas y comunes

"Colau es un frau", corean los independentistas una hora antes de la Constitución del Pleno de Barcelona. "Fuera, fuera, fuera" o "libertad presos políticos" han sido los lemas más repetidos por el millar de separatistas concentrados en la plaza San Jaume de Barcelona. "Colau indigna", "Colau con el 155" eran otros lemas portados por los independenitstas.

También se han concentrado familiares de la Escola Entença por la promesa incumplida por parte del Gobierno de Ada Colau del traslado de la ubicación provisional a partir del próximo curso, que se iniciará este mes de septiembre. Colau lesobliga a continuar un año más en los terrenos de la Escola Industrial, un espacio que además de ser impracticable por temas de espacio está al costado de una subestación eléctrica, una ubicación desaconsejada por la misma Agencia de Salut Pública de Barcelona bajo el principio de precaución al que tienen derecho los menores para la protección de su salud.

Las pancartas más repartidas por el separatismo corresponden a imágenes de Joaquim Forn, que ha obtenido el permiso para sentarse en la constitución del pleno de Barcelona. Algunos concejales del PDeCat, como Elsa Artadi, se han parado con la multitud para sacarse fotos. La regidora tenía en su mano una pancarta con el lema "absolución", mientras la multitud ha gritado "fuera, fuera" a Colau a las puertas del Ayuntamiento.

Los independentistas se han situado delante de las pancartas en favor de Colau, que tan solo esgrimían una única palabra: "Alcaldesa".

El PSC consigue Badalona

El PSC ha arrebatado 'in extremis' la Alcaldía de Badalona a Xavier García Albiol. El alcalde de la tercera ciudad más poblada de Cataluña es Álex Pastor, que ha recibido el voto nulo de la cabeza de lista de Badalona Valenta, la coalición formada por ERC y la CUP, Dolors Sabater.

El PSC ha evitado, tal y como aseguró a Vozpópuli esta misma semana que García Albiol pudiera tener el bastón de mando. Es la segunda legislatura que los 'populares' no retienen esta alcaldía por los pactos con la oposición.

Sin embargo, el acuerdo se ha hecho esperar hasta el último momento, por la indefinición de los de Sabater, que se ha debatido entre entregar la Alcaldía al PSC o presentar su propia candidatura, que habría supuesto la vara de alcalde a Albiol. 

García Albiol obtuvo once concejales el pasado 26-M, mientras que Badalona Valenta se situó con siete. El PSC con seis concejales y Podem con dos, mientras JxCat se quedó con un único concejal.

Gerona, en manos de JxCat

Marta Madrenas ha sido escogida como alcaldesa de Gerona, manteniendo cuatro años la ciudad en manos de JxCat. Gobernará con tan solo nueve concejales, de los 27 que conforman el Ayuntamiento. La falta de un acuerdo entre la oposición ha permitido a Madrenas tener la vara de mando, aunque ERC, PSC y Guayem han mantenido reuniones y conversaciones para quitar la Alcaldía a JxCat, que la ostenta desde 2011.

La formación liderada por Carles Puigdemont consigue el único gran bastión, tras perder incluso la Alcaldía de San Cugat, el pueblo más rico de Cataluña.

Pese a la falta de acuerdo entre la oposición, será muy complicada una hipotética moción de censura con el PSC, que tan solo cuenta con seis concejales, junto a Guaynem, y los cuatro de ERC. C's se quedó con dos concejales.

ERC despoja al PSC de la Alcaldía de Tarragona

Félix Ballesteros ha perdido la Alcaldía de Tarragona tras un acuerdo entre la oposición. En su lugar se sitúa el cabeza de lista de ERC, Pau Ricomà, poniendo fin a tres legislaturas socialistas.

Como ha sucedido en numerosos municipios independentistas, los seguidores han recibido a los independentistas con las habituales esteladas. Los siete concejales independentistas y republicanos han prometido el cargo con el compromiso de retornar a los presos y "la construcción de la República". El PSC había logrado otros siete concejales en la ciudad y pretendía gobernar en solitario. 

Lleida rompe con 40 años del PSC para abrazar el independentismo de ERC

El republicano e independentista Miquel Pueyo ha conseguido la Alcaldía de Lérida tras décadas de Gobierno socialista. Los de ERC han llegado a un pacto con JxCat para asegurarse cuatro años de mandato, donde se trabajará por el independentismo.

Una de las primeras acciones de gobierno será crear una comisión de investigación sobre la actuación policial en Lleida el 1 de octubre de 2017. "Llevaremos estos temas al pleno porque, como demócratas, no podemos aceptar el blanqueo de la violencia contra los ciudadanos", ha asegurado.

Pueyo, con tan solo siete concejales, uno más que JxCat y otros dos de Lleida en Comú pone fin a cuarenta años de gobierno socialista. La intención es "gobernar desde la centralidad política, pero en la defensa de los derechos y libertades". 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba