Ada Colau ha sido reelegida alcaldesa de Barcelona con el apoyo del PSC y de Barcelona pel Canvi-Cs, encabezados por Jaume Collboni y Manuel Valls, respectivamente. Cientos de ciudadanos independentistas se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento de la ciudad condal durante el acto de constitución del nuevo pleno. 

Colau ha recibido los votos de Barcelona En Comú, los ocho concejales del PSC y los seis de Valls. Este pacto borraba la victoria de ERC el pasado 26-M. Los republicanos e independentistas liderados por Ernest Maragall exigieron la Alcaldía para ellos en su negociación con Colau, que se negaba a dejar el cargo. Tampoco servían los apoyos de los cinco concejales de JxCat, ya que la mayoría absoluta en este pleno es de 21 concejales, frente a los quince cosechados por el independentismo.

Celestino Corbacho se ha encargado de abrir el Pleno, como presidente de la Mesa de Edad, constituida por los más mayores y el más joven de los concejales. Los independentistas congregados en el pleno han jaleado "libertad" cuando se ha nombrado al exconsejero de Interior, Joaquim Forn, quien ha sido ovacionado por la mayoría de los presentes.

Colau ha prometido por una Barcelona "feminista" y "justa", mientras que Maragall ha prometido por imperativo legal por los derechos y la justicia social, una fórmula muy similar a la usada por Forn, que ha prometido el cargo por imperativo legal, con "lealtad al mandato democrático y el pueblo de Cataluña".

Golpes, insultos y 'peinetas' a Cunillera

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha entrado en coche oficial por la plaza de San Jaume, momento en el que ha sido increpada, e insultada por los independentistas. La policía municipal ha tenido que abrir el cordón para que el vehículo parase ante la puerta del Consistorio, tras las vallas que separan la institución y el público para impedir males mayores. 

Rifirrafe entre separatistas y comunes en San Jaume

"Colau es un frau", corean los independentistas una hora antes de la Constitución del Pleno de Barcelona. "Fuera, fuera, fuera" o "libertad presos políticos" han sido los lemas más repetidos por el millar de separatistas concentrados en la plaza San Jaume de Barcelona. "Colau indigna", "Colau con el 155" eran otros lemas portados por los independenitstas.

También se han concentrado profesores de la Escola Entença por el cierre de líneas de P3, junto a los vecinos que piden el traslado del ambulatorio a la Misericordia.

Las pancartas más repartidas por el separatismo corresponden a imágenes de Joaquim Forn, que ha obtenido el permiso para sentarse en la constitución del pleno de Barcelona. Algunos concejales del PDeCat, como Elsa Artadi, se han parado con la multitud para sacarse fotos. La regidora tenía en su mano una pancarta con el lema "absolición", mientras la multitud ha gritado "fuera, fuera" a Colau a las puertas del Ayuntamiento.

Los independentistas se han situado delante de las pancartas en favor de Colau, que tan solo esgrimían una única palabra: "Alcaldesa".

El PSC consigue Badalona de la mano de ERC y Guanyem Badalona 

El PSC ha arrebatado 'in extremis' la Alcaldía de Badalona a Xavier García Albiol. El alcalde de la tercera ciudad más poblada de Cataluña es Álex Pastor, que ha recibido el voto nulo de la cabeza de lista de Badalona Valenta, la coalición formada por ERC y la CUP, Dolors Sabater.

El PSC ha evitado, tal y como aseguró a Vozpópuli esta misma semana que García Albiol pudiera tener el bastón de mando. Es la segunda legislatura que los 'populares' no retienen esta alcaldía por los pactos con la oposición.

Sin embargo, el acuerdo se ha hecho esperar hasta el último momento, por la indefinición de los de Sabater, que se ha debatido entre entregar la Alcaldía al PSC o presentar su propia candidatura, que habría supuesto la vara de alcalde a Albiol. 

García Albiol obtuvo once concejales el pasado 26-M, mientras que Badalona Valenta se situó con siete. El PSC con seis concejales y Podem con dos, mientras JxCat se quedó con un único concejal.