Cataluña

Artur Mas, la (pen)última bala del PDeCAT para evitar su extinción y la alternativa a Junqueras y Puigdemont

Los neoconvergentes esperan con los brazos abiertos una vuelta del expresidente de la Generalitat, inhabilitado hasta el próximo 20 de febrero. "Es un oportunista", valoran fuentes del PSC

Artur Mas, este miércoles en el Tribunal Supremo
Artur Mas, este miércoles en el Tribunal Supremo

Artur Mas "nunca se ha ido de la primera línea política", afirman desde el PDeCAT, quien abre la puerta de par en par al expresidente de la Generalitat para un más que posible regreso. El delfín de Jordi Pujol aún no ha dado su "sí" definitivo, tampoco ha rechazado la petición que le llega cada vez de "más gente".

"Depende sólo de él", señalan desde la formación neoconvergente. "Es un líder y tiene el apoyo total del PDeCAT", afirman. El nuevo partido ha asegurado que siempre ha estado al lado de Mas y ha mostrado su "total disposición" para que el exjefe del Ejecutivo autonómico lo lidere, siempre y cuando tenga el apoyo de los afiliados y las bases

Contrario a adelantar elecciones

El PDeCAT niega la existencia de una vinculación entre un posible regreso de Mas a la política y su rechazo al adelanto electoral. "No tiene nada que ver", aseguran desde la formación. "Con o sin Mas, el PDeCAT no ve ningún sentido para adelantar elecciones", han apostillado.

"No se gana nada con un adelanto electoral y se podría perder la mayoría independentista que hay ahora mismo en el Parlament", han destacado. En este sentido, se preguntan "para qué adelantar los comicios si todas las propuestas abordadas pueden salir adelante con esta mayoría". "Se pone en riesgo la mayoría independentista en el Parlament", han considerado.

"Es un gran oportunista". Así definen a Artur Mas fuentes socialistas consultadas por este medio de cara a una posible vuelta a la primera línea de la batalla política. "En la guerra interna en el seno de PDeCAT y JxCat, ha visto una oportunidad. Esto indica una clara desorientación en el liderazgo de ambas formaciones", han señalado.

La derecha catalanista, huérfana

Las mismas fuentes no dudan en tachar de "extraña" esta vuelta. "Mas cometió errores, como convocar unas elecciones anticipadas y perder doce escaños", han recordado. También trató de "cabalgar el tigre del nacionalismo y tratar de domarlo, pero terminó siendo devorado junto a los restos de Convergencia", han apuntado.

"La antigua CiU -explican- era un partido vertebrado, con dirigentes y estrategia, pero fue colonizado por mediocres, cuyo único modelo es el sectarismo". CDC era un partido de orden, que no quiere decir moderado. "De orden en lo económico y clave" para ciertas familias catalanas. Por contra, JxCat se ha disfrazado con "un 'discurso progre' para quienes no están bien informados", pero sigue siendo la derecha catalanista, ahora "huérfana" de referentes políticos. También consideran que Artur Mas podría tener la "espina clavada" al ser desplazado por la CUP.

La vuelta de Mas, puntualizan las mismas fuentes, pudiera responder a una nueva estrategia del catalanismo para frenar al independentismo, pero este movimiento es "como una teología", cualquiera que discrepe es tachado seguidamente de "botifler -traidor a la patria catalana-" o directamente de "traidor".

Mas, ¿la alternativa para frenar a ERC?

Tras la ruptura CiU se están reordenando los espacios. La "moderación de ERC" se debe principalmente a los principios dejados por José Luis Carod-Rovira. En este sentido, explican que la estrategia fijada por ERC era conseguir primero la complicidad con el PSC, para después pescar entre sus votantes, y después acercarse a CiU para conseguir más apoyos entre los suyos. "Era aglutinar a todos los espacios", y lo están consiguiendo al obtener votos de trabajadores y también del campo.

Mientras tanto, Mas ha asegurado que "hay bastante gente, de manera creciente, que me pide que coja más responsabilidades de las que tengo actualmente, que tengo muy pocas, pero no es menos verdad que este no es mi deseo principal", pero afirma que ya no tiene "el deseo y la voluntad" de alcanzar la presidencia de la Generalitat. También se ha opuesto a un adelanto electoral. "Claramente no es el camino", ha dicho, pero no cierra la puerta a un regreso, que pondría a un exlíder del catalanismo y parte del independentismo en el centro y foco de atención.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba