Cataluña

'Tito' Álvarez, de estrella del rock del taxi a hundirse entre demandas por estafa y amenazas

"Estafa", fraude, "blanqueo de capitales, "amenazas" y campaña de desprestigio. Esta es la nueva carrera de Alberto Álvarez en los tribunales, que ya investigan los hechos tras haber roto su abogado Elpidio Silva con el que fuera líder del taxi

Tito Álvarez en las puertas de la sede nacional del PP
Tito Álvarez en las puertas de la sede nacional del PP

"Estafa procesal", "estafa de extrema gravedad" al haber afectado a "un número elevado de personas" y "blanqueo de capitales", entre otros delitos. Este es el penúltimo capítulo judicial contra Alberto Álvarez, alias 'Tito', el que fuera líder del taxi y uno de los artífices de la salida de Uber y de otras empresas de las VTC de Barcelona. "Esta demanda no se sustenta con nada", ha opinado 'Tito' respecto a esta demanda.

Decía ser taxista, pese a no tener licencia ni tampoco ser "asalariado". Aseguraba ser portavoz de Élite Taxi, pese a que los estatutos de la asociación especifican que los miembros deben ser taxistas. Se desmontaría así la imagen del principal altavoz de los taxistas tanto en Barcelona como en Madrid, al ser el líder de las huelgas del sector en ambas ciudades durante los meses de enero y febrero.

Alberto Álvarez fue recibido como el artífice del éxito de las movilizaciones en Barcelona, como si de una estrella del rock se tratara junto con un ejército de fans incondicionales. Llegó a liderar la negociación entre el colectivo y las instituciones, como la Generalitat de Quim Torra y el Ayuntamiento de Ada Colau, e incluso provocó un crowdfunding de taxistas para comprarle su licencia propia. Tan solo medio año después se ha descubierto o pretendido descubrir todo el pastel. Ni tiene licencia, ni tampoco es asalariado. Esta cuestión es crucial en la querella por lo penal y civil de 2.000 taxistas contra las VTC, todos ellos representados por el juez y abogado Elpidio Silva. Todos menos uno, todos menos 'Tito'.

Elpidio Silva rompe únicamente con Tito Álvarez por "amenazas"

La relación profesional entre el despacho y el líder del taxi se roto definitivamente el pasado 13 de septiembre, mediante un burofax al que ha tenido acceso Vozpópuli. "Amenazas y menosprecios injustificados" tanto de forma "pública como privada" con la intención de "desprestigiar y coaccionar" a los letrados son los motivos esgrimidos por Silva para romper el acuerdo, pero solo con 'Tito', no con el resto de sus defendidos.

El burofax de Elpidio Silva para romper con Alberto Álvarez
El burofax de Elpidio Silva para romper con Alberto Álvarez

Elpidio Silva, además, le exige el pago pendiente de sus minutas por la querella criminal y demanda de competencia desleal en la defensa del sector del taxi. También deja de asesorarle  en los procesos judiciales por los cuales Álvarez ha sido condenado y en las reclamaciones de deuda contraídas con terceros, por los cuales habrían sido embargados sus bienes.

"En algún momento tendrá que moverse", ha considerado Fernando Presencia, impulsor de la demanda contra Álvarez por presunta estafa procesal y blanqueo de capitales, respecto a la acusación vertida en el burofax. No puede quedarse en silencio tras asegurar que ha recibido amenazas y menosprecios.

El problema entre este despacho y los taxistas se debe a la "cláusula de éxito" estipulada en el contrato laboral. "Ninguno se pensaba que llegarían tan lejos y conseguir todo lo que se han propuesto", ha destacado. El despacho pide una minuta por este concepto de uno 600 euros por cada taxista, pero Álvarez se opuso ferozmente a este desembolso, iniciando una feroz campaña contra el bufete y contra Silva en particular. En un principio, el abogado y los taxistas tan solo querían llegar a un acuerdo de negociación con los actores de la movilidad. Pero todo tiene "éxito", tanto las acciones colectivas y movilizaciones, como las acciones judiciales. 

Silva plantea que el procedimiento hay que continuar y solo se ha minutado la demanda. O me pagan unas cuotas, estimadas en unos 600 euros anuales. Esta actuación judicial de ahora hay que pagar la minuta correspondiente, ya que nadie había pensado llegar tan lejos en este tema.

En este tema económico se inicia la presión hacia los abogados, que mandan un burofax personal a Tito para romper la relación profesional. Ahora, el líder de los taxistas tendrá que demostrar que tiene los requisitos necesarios para poder estar en esta macrodemanda, entre ellos tener la condición de perjudicado, y para ello tiene que presentar la escritura de la licencia o bien un contrato como asalariado en el sector. No tiene ni lo primero ni tampoco lo segundo. Se le expulsa del procedimiento porque su presencia podrían pondría en duda la legitimidad de la querella contra las VTC.

Si quiere continuar deberá demostrar estos requerimientos para poder personarse, pero se volverá a poner en cuestión su legitimación. "No es taxista", ha señalado. Es el verdadero problema de Tito. El procedimiento no puede continuar porque no es trabajador en el sector.

Denuncia contra Álvarez por al menos "estafa procesal" y blanqueo de capitales

Según la denuncia interpuesta por la Asociación contra  la corrupción y en defensa de la acción pública (ACDAP), a la que ha tenido acceso Vozpópuli y ha recaído en el Juzgado 25 de Madrid, que estudiará su admisión a trámite. En la misma, se ha pedido al juez realizar unas diligencias previas centradas en el líder del taxi. Entre ellas, figuran la petición de los antecedentes penales del que fuera líder del taxi; la relación de sus bienes y derechos de los que sea titular; y los datos relacionados con Taxi Project 2.0 o sobre la ausencia de inscripción alguna.

Los motivos de esta denuncia son claros, según ha señalado Fernando Presencia, un juez apartado de la carrera judicial por un delito de prevaricación, sentencia que estudia ahora el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, así como la interposición de recursos contra diversas querellas. "Soy represaliado por perseguir la corrupción", ha considerado en respuesta por la situación judicial en una larga conversación con este medio, y ahora los tribunales tendrán que decidir sobre ello. 

"Se ha denunciado por un delito de estafa procesal por similar una condición que no se tiene para obtener un beneficio, como es la de perjudicado", ha señalado. A partir de ahí, se han sucedido otras posibles "estafas". Sin ser taxista ni asalariado, el que fuera visto como una estrella del rock, "simula ser un perjudicado para hacer negocio".

"Le echan de Élite Taxi y con sospechas de haber defraudado a la asociación, con entradas y salidas de dinero, entre las que se encuentra el crowdfunding", según ha considerado. Según varios taxistas, se hizo una recolecta para dar a Álvarez el dinero necesario para comprar una licencia, pese a que no puede tenerla, y presuntamente se desvió el dinero para montar una de sus plataformas para dar una mayor visibilidad al taxi.

"Jamás ha negado el crowdfunding", ha afirmado Presencia, quien considera que el dinero recaudado se ha destinado para crear "Taxi Project", presentado como un sindicato, pese a no tener los requisitos necesarios ni aparecer en los registros oficiales, así como tampoco se ha identificado en su web a sus responsables.

"No puede formar de ningún órgano al tener embargado todos los bienes por condenas civiles", según explica el demandante. "Por su comportamiento huidizo, va saliendo de un proyecto para montar otro", por lo que cree que "se trata de una estafa piramidal". "Se trataría de un delito de blanqueo de capitales", ha apuntado.

Tito haciéndose fotos con otros taxistas
Tito haciéndose fotos con otros taxistas Tere García

La plataforma Taxi Project, montada por 'Tito', exige unas cuotas de 30 euros al mes, unos 360 euros al año. En el caso de haber ganado 1.000 miembros, la cantidad alcanzaría los 360.000 euros, más del doble del coste de una licencia. La cuenta corriente promocionada en la web no aparece ni el titular de la misma. "Si fuera una plataforma de una asociación, no podría cobrar. Suena a timo, pufo... una estafa piramidal", ha apuntado.

"Es un farsante"

"Es un farsante", ha asegurado Fernando Presencia respecto a 'Tito' Álvarez. "No era ni asalariado, ni tenía licencia de taxi -continúa- ni tampoco puede ejercerla". En el momento que se presenta la demanda de los 2.000 taxistas contra las VTC, defendidos todos ellos por Elpidio Silva, el líder del taxi "no era un perjudicado", como hizo creer a sus abogados al presentarse como "asalariado" del taxi. Ante la dudas suscitadas, los letrados requirieron la correspondiente documentación al entonces altavoz y líder de las protestas del taxi para exigir duros decretos para tratar de frenar la actividad de las VTC en Barcelona y en Madrid especialmente.

"Amenaza a los propios abogados y procuradores" cuando sabe que le van a expulsar de esta macrodemanda que corre por los tribunales penales y civiles. "Es entonces cuando se va a producir un conflicto debido a los engaños". "Está engañando a todo el mundo", puntualiza el demandante. "No es asalariado ni tampoco lo era en el momento de la demanda", reitera Presencia.

Élite Taxi mantiene la relación profesional con Elpidio Silva

"Daba a entender que le echaban de Élite Taxi", ha asegurado el demandante. Este medio se ha puesto en contacto con esta asociación, no registrada como sindicato, y afirman que Tito dejó la portavocía por una "decisión personal".

Élite Taxi continúa contratando a Elpidio Silva por su "excelente" labor en todos los pasos judiciales emprendidos hasta ahora, pero no el abogado no defenderá a quien fuera su portavoz. La asociación se nutre de los donativos, sin que haya que pagar cuotas mensuales fijas para colaborar con la misma.

"Álvarez no tendría que haber ejercido ni como portavoz ni como miembro de la misma al carecer de las pertinentes credenciales", según la asociación demandante, pero 'Tito' asegura que ha sido asalariado del taxi mientras ha estado en Élite Taxi.

Alberto 'Tito' Álvarez, portavoz de Élite Taxi de Barcelona, en la protesta de Ifema
Alberto 'Tito' Álvarez, portavoz de Élite Taxi de Barcelona, en la protesta de Ifema Vozpópuli

"Tiene todo embargado, con antecedentes penales que le impiden ejercer como taxista", ha considerado. "Cómo es posible que toda la batalla del taxi haya estado defendida por alguien que no es taxista", ha reflexionado. "Estaba dando esa sensación", ha apuntado. "Tendrán que ser los juzgados quienes decidan ahora la sentencia", ha dicho.

"Mueve votos a mansalva", pero ya no recibe apoyos

Tras presionar a Colau para aprobar la ordenanza en favor del taxi, como fue la imposición de los 60 minutos a la precontratación de VTC, Álvarez se hizo campaña de cara a las municipales por Ada Colau y Podemos.

En la cercanía de esos comicios, sus mensajes se dirigieron en favor de Colau, mientras cargaba contra ERC por oponerse en el Ayuntamiento y la Generalitat al decreto de las VTC -por este decreto se mostraron importantes divisiones dentro del Ejecutivo de Torra por la salida de Uber ante la cercanía del Mobile World Congress-.

Tito, consciente de su capacidad de movilización y visibilización, al defender un sector del que viven unas 150.000 familias en toda España y concretamente más de 31.000 entre Madrid y Barcelona, arengo al taxi para apoyar a Podemos, único partido que se ha situado junto al taxi durante las protestas y huelgas.

"Las cosas se pueden cambiar, y que dentro de las instituciones puede haber buenas personas que no se venden al poder financiero", decía Álvarez, quien ha tenido propuestas de distintos partidos políticos para estar en listas electorales, pese a descartarlas todas.

En una misiva difundida por la asociación Élite Taxi, llegaba a decir de Colau que era un "Ada madrina" del sector por su posición respecto a los conductores. Sin embargo, el partido guarda silencio sobre la situación judicial de 'Tito', sin que se haya mostrado en público un solo apoyo hacia él.

'Tito': "Sí tengo contrato de asalariado", pero tiene "antecedentes

"Cuando presento la demanda junto con los otros 2.000 taxistas estoy dado de alta como asalariado", ha afirmado el líder de las huelgas de taxistas en declaraciones a Vozpópuli. "Esta demanda no se sustenta con nada", ha opinado. "Es una maniobra para intentar meterme miedo y amedrentarme. Para pararme los pies necesitan subir el nivel", ha continuado.

"Es un orgullo que una asociación dirigida por un condenado por prevaricación vaya a por mí porque algo estoy haciendo bien", ha dicho.

Respecto al crowdfunding, Álvarez también lo ha negado, afirmando que se trata de "una iniciativa" de taxistas para recoger dinero y se metió el dinero en una cuenta bancaria. "Todo está legalizado", ha dicho, al tiempo que ha aseverado que hay contratos ante notario y el respectivo pago de impuestos.

"Sí, tengo antecedentes policiales", ha confirmado a este medio, pero no le impide ejercer como taxista en Barcelona, ya que no es un impedimento, según dice que señala el reglamento. "En Cataluña no se exigen los antecedentes policiales para ejercer como taxista", ha apuntado. "En Madrid sí que se llegaban a pedir, pero ahora han dejado de hacerlo", prosigue.

Sobre el embargo de sus bienes, señala que está afectado por la venta de la deuda de su hipoteca con un banco a un "fondo buitre", motivo por el que no puede tener licencias ni bienes a su nombre. "Con el dinero recaudado habría pagado ya la entrada de la licencia", ha apostillado.

En vez de ello, ha prestado el dinero recaudado a Taxi Project para arrancar el proyecto. "Me juego ese dinero si después no lo devuelven", ha señalado, pero aporta la documentación ante notario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba