Elecciones generales 2019 La derecha independentista, a tortas por las elecciones del 28-A

Con la opa hostil de la Crida, liderada por Carles Puigdemont y presidida por Jordi Sánchez, el PDeCAT ha abierto una guerra interna entre los antiguos convergentes y la nueva derecha independentista

Eduard Pujol, el candidato de PDeCAT
Eduard Pujol, el candidato de PDeCAT EFE

El 30 de marzo es el último día para que los partidos políticos presenten sus listas ante la Junta Electoral Central, y las espadas están en lo alto entre la antigua Convergencia y la nueva Crida de Jordi Sánchez y Carles Puigdemont. 

Aún quedan cuarenta días para decidir quiénes se incorporarán a esta lista y qué diputados del actual PDeCAT mantendrán su escaño. Ninguno de ellos ha dado el paso ni para autodescartarse en las primarias que se celebrarán previsiblemente en marzo, ni tampoco para dar un paso al frente y mostrar sus credenciales a esta candidatura. "Aún es pronto", han apuntado fuentes de la formación a Vozpópuli.

En esta guerra fraticida también participará Junts per Catalunya (JxCat), la formación que apoya a Quim Torra en el Parlamento autonómico. Su portavoz, Eduard Pujol, podría concurrir en este proceso de primarias con una alta probabilidad. "Su nombre suena con más fuerza según transcurren los días", han señalado, aunque habrá que ver si consigue el apoyo necesario para ser un nuevo diputado.

PDeCAT y JxCat aún no han logrado alcanzar un acuerdo para concurrir bajo las mismas siglas de cara al 28 de abril, como tampoco se ha abordado el mismo asunto con la Crida Nacional per la República, constituida y registrada a finales de enero como partido político.

Desde el PDeCAT habían insistido a lo largo de estos meses en diferenciar la Crida de su formación, asegurando que el partido surgido de la antigua Convergencia era una formación independiente. Pero el escenario ha cambiado con un Puigdemont más radicalizado y con el objetivo de sumar aún a ERC en su proyecto, una propuesta que ha sido rechazada en numerosas ocasiones por los republicanos liderados por Oriol Junqueras.

Desde la formación formada por los antiguos 'convergentes' afirman que las primarias decidirán a los candidatos, mientras que los actuales diputados no han enseñado aún sus cartas de cara a este proceso, ni tampoco se conoce cómo se van a aglutinar las siglas.

El tiempo corre en contra de los independentistas

Siguiendo el calendario electoral y la propia ley, las formaciones tienen hasta el 20 de marzo para presentar sus listas electorales si se presentan en coalición. En caso de presentarse como un partido político, el tiempo se alarga hasta el 30 de marzo. 

La ley estipula que deben pasar un mínimo de veinte días desde la disolución de las Cortes para presentar la lista, pero también indica que el máximo de días es de 25. El tiempo comenzará a correr una vez se publique la disolución de las Cortes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En caso de crearse y registrarse un nuevo partido político, tanto PDeCAT como JxCat tendrían que realizar sus primarias antes del 30 para presentar después la lista ante la Junta Electoral Central. Tendrían hasta el 30 de marzo -entre el vigésimo y vigésimo quinto día desde la disolución de las Cortes, según el calendario electoral de las pasadas generales-, para presentar su candidatura ante la Junta Electoral Central.

Con todo, Antoni Postius, Feliu-Joan Guillaumes, Jordi Xuclà, Míriam Nogueras, Lourdes Ciuró, Carles Campuzano y Ferran Bel tendrían que presentar su candidatura a las primarias de la formación si pretenden repetir en la próxima legislatura.

"Aún es pronto para conocer el futuro político de los ocho diputados del PDeCAT", han asegurado fuentes parlamentarias a Vozpópuli. Hasta ahora, ninguno de ellos se ha postulado para concurrir a las primarias, pero tampoco han mostrado su voluntad de dar un paso atrás.

"Lo más importante es explicar el programa electoral y por qué es necesario votarnos", ha afirmado Germà Bel, que ha asegurado que el PDeCAT "tiene un procedimiento de primarias", sin incluir ninguna coalición o pacto con otras formaciones. Eso sí, se ha referido directamente a ERC, a quien pide revisar su estrategia tras rechazar la lista unitaria.

La Crida de Jordi Sánchez y Carles Puigdemont, ¿al Congreso?

JxCat y PDeCAT podrían aglutinarse en la llamada 'Crida', liderada por Carles Puigmont. Bajo las siglas CNxR -Crida Nacional per la República-, la Crida se ha constituido como partido político dentro del Registro oficial de formaciones.

Este movimiento, vendido primero como una plataforma, trata de colocar a todos los independentistas bajo unas mismas siglas, un objetivo fallido debido al rechazo de ERC. La llegada de la 'Crida' ha provocado una guerra interna entre los antiguos convergentes y los nuevos dirigentes independentistas, con un lenguaje más radical y con el objetivo de romper con España.

Puigdemont podría ir en la lista electoral, como también los presos

Ninguna de las fuentes consultadas descarta la candidatura de Carles Puigdemont como candidato a las primarias del PDeCAT. Otro de los nombres que suena con fuerza en los círculos parlamentarios es el de Eduard Pujol, portavoz de Junts per Cataluña, que ostenta el cargo desde 2017.

Pujol fue director general de RAC1, la radio del grupo Godó, y es conocido por el uso de un lenguaje muy duro y beligerante. Esta semana pasada ha asegurado que concurrirán a las elecciones del 28 de abril, mostrándose como una "muralla democrática y republicana a favor de Cataluña". También podrían entrar en las listas electorales los políticos presos, al carecer de una sentencia firme. 

Guillaumes es el más veterano de todos ellos en el Congreso de los Diputados. Estuvo presente en la V legislatura, entre 1993 y 1996, con Felipe González en La Moncloa. Fue rescatado para la formación en la primera legislatura de Mariano Rajoy, entre 2011 y 2016, y continuó entre el 19 de julio de 2016 hasta el 7 de junio de 2018.

Xuclà había iniciado su currículum en el Congreso en la VIII legislatura, coincidiendo con la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, entre el 2 de abril de 2004 y el 31 de marzo de 2018, y ha mantenido el escaño hasta que Pedro Sánchez ha firmado el decreto de disolución de las Cortes.

Carles Campuzano es el convergente entre los ex diputados del PDeCAT más veteranos en el Congreso. Su inicio en el Congreso de los Diputados fue el 27 de marzo de 1996. Desde entonces ha estado presente en todas las legislaturas presentes de forma ininterrumpida.

Miriam Nogueras, la joven promesa del PDeCAT, mantiene su escaño desde el 13 de enero de 2016; mientras Ciuró ha estado presente en las últimas tres legislaturas, desde el 13 de diciembre de 2011. Postius, por su parte, es diputado del PDeCAT desde el 13 de enero desde 2016 hasta ahora.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba