Cataluña

Josep Bou: "Conmigo como alcalde, el Rey nunca más volverá a ser ninguneado"

El PP elige al empresario Bou para enfrentarse con Valls en Barcelona
El PP elige al empresario Bou para enfrentarse con Valls en Barcelona EFE

Josep Bou es el nuevo alcaldable al Ayuntamiento de Barcelona por el Partido Popular. Después de oficializar su candidatura, ha concedido su primera entrevista a Vozpópuli. Bou es la gran esperanza del PPC para mantener representación en el consistorio barcelonés.

¿Qué le ha llevado a dar este paso?

Como usted sabrá soy independiente, no soy afiliado al PPC. Soy empresario y no me presentaría si no estuviéramos en una situación excepcional. Estoy convencido de que a mi proyecto se unirán muchísimas personas. Y bajo este precepto quiero configurar para la alcaldía de Barcelona una candidatura plural, formada por barceloneses que se sientan catalanes y españoles. Que quieren vivir en una de las mejores ciudades del mundo en un clima de paz, concordia y prosperidad.

Barcelona no es Eslovenia, es España

¿Cómo ha vivido estos cuatro años de gobierno con la alcaldesa Ada Colau?

Barcelona, de la mano de Colau y del separatismo, se ha convertido en la zona cero del populismo en Europa, con consecuencias muy preocupantes, negativas y perjudiciales para los barceloneses. Mire, en Barcelona hay una mayor precariedad, peores servicios y menos expectativas de futuro debido a la improvisación de erráticas políticas de Colau y la dejación de funciones de la Generalitat en relación a Barcelona.

¿Considera normal que una alcaldesa tome medidas para que una ciudad como Barcelona se haya ralentizado económicamente?

La verdad es que no. Barcelona ha de tener un alcalde que no esté en contra de las empresas, ni de los hoteles, ni de los comerciantes, sino a favor de los que trabajan y crean empleo. Barcelona debe volver a activar la inversión extranjera, que está paralizada por culpa de las políticas llevadas a cabo por la alcaldesa Colau. Sus calles son inseguras. Top manta, okupas, problemas cívicos… y todo un largo etcétera de cosas han venido con el populismo de la señora Colau. A esto tenemos que añadir los cortes de las calles cada dos por tres por los amigos independentistas de la señora Colau. Evidentemente así no se genera riqueza y la gente huye de Barcelona.

¿Qué propuestas clave centraran su campaña?

Soy empresario, no político. Si las circunstancias no fueran especiales, no me presentaría. A lo largo de décadas de trabajo, he dado empleo a miles de personas. Por eso considero que Barcelona no ha de ser la capital de ninguna república, ni seguir siendo perjudicada por el desgobierno y la inestabilidad.

Quiero ser alcalde para que Barcelona no caiga en manos del independentismo

Barcelona ha de ser la ciudad de la libertad, no de la arbitrariedad. Barcelona ha de ser una ciudad segura para las personas y las empresas. El Mobile tiene que dejar de pensar en voz baja en un plan B en Lisboa. Debemos demostrar que Barcelona es el mejor lugar del mundo para celebrar este extraordinario acontecimiento económico a nivel mundial. El Ayuntamiento es de todos los barceloneses, no de los independentistas. Mi primera medida será sacar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento.

El turismo ha sufrido un retroceso con las políticas llevadas a cabo, ¿Qué piensa hacer?

El procés empobrece. Por culpa de él el turismo ha retrocedido. Barcelona no ha de ser una ciudad turismofóbica, sino un lugar dueño de su destino, de proyección internacional, donde haya ordenanzas y normas que garanticen la convivencia. Los turistas deben venir. Y cuando lo hagan deben saber que esta es una ciudad cívica, donde hay normas claras e inequívocas de urbanidad que se deben respetar. El turismo ha hecho grande a Barcelona y debemos recuperar lo que hemos perdido por las políticas regresivas de la señora Colau.

¿Qué quiere que sea Barcelona?

Se lo que quiero que no sea.

Explíquese

Barcelona no ha de ser la capital de ninguna república, ni seguir siendo la perjudicada por el desgobierno y la inestabilidad. Barcelona no merece ni se puede permitir ser noticia porque se corten impunemente los accesos a la ciudad a manos de violentos y radicales alentados por el gobierno de la Generalitat. Barcelona no puede prepararse para una huelga radical y salvaje para recibir a pedradas al Presidente del Gobierno de España el próximo 21 de diciembre.

Barcelona no ha de ser refugio de okupas y traficantes, que explotan a manteros, sino una ciudad apegada a la ley, que garantice orden, seguridad y crecimiento económico. Barcleona no ha de ser lugar donde el Rey no sea recibido por su alcaldesa ni por el president de la Generalitat. Conmigo como alcalde, el Rey nunca más volverá a ser ninguneado. En definitiva, Barcelona debe volver a ser una ciudad próspera, pacífica y emprendedora.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba