Cataluña

Jaume Roures firma un manifiesto para forzar una coalición entre ERC y Ada Colau

El todopoderoso empresario catalán se suma a la presión para forzar un pacto de investidura entre independentistas y Barcelona en Comú

Jaume Roures
Jaume Roures Europa Press

La presión se cierne sobre Ada Colau. En menos de dos semanas debe decidir si permite el apoyo del PSC y de Manuel Valls o bien se echa a los brazos de los independentistas de ERC y JxCat para conseguir la reelección. Este fin de semana se ha publicado un manifiesto, firmado por más de 300 personalidades de la política, comunicación, artes escénicas, escritores y docentes para intentar forzar un pacto entre Colau y Ernest Maragall, el líder de ERC.

Entre otros nombres, aparece el de Jaume Roures, propietario de Mediapro y uno de los empresarios favorecidos por el Gobierno de Zapatero. Es uno de los cerca de 300 firmantes de un nuevo manifiesto en favor de un pacto de investidura entre ERC y la formación de Ada Colau, Barcelona en Comú.

En el manifiesto, además del empresario catalán, se encuentran exdiputados de ERC, como Joan Tardà y Gemma Calvet, así como el exlíder de la CUP David Fernández, recordado por amenazar con lanzar un zapato a Rodrigo Rato en el Parlament; David Companyon, exdiputado de ICV; o Toni Soler, director del programa de humor de TV3, Polónia, que recientemente ha tenido un enfrentamiento verbal en Twitter con Jordi Évole, quien ha denunciado en un artículo la presión sobre Colau por parte de los independentistas.

Roures no es un empresario independentista, aunque sí se ha mostrado a favor del llamado "derecho a la autodeterminación", una norma solo aplicable a las colonias. "Creo que los catalanes tienen derecho a expresarse, como si se convoca un referéndum a escala de Estado", declaraba en una entrevista en El Mundo este pasado mes de abril. Entre las recientes producciones de Mediapro sobre este asunto se encuentra el polémico documental '1-O', y también sobre el 20-S y el juicio del 1-O. Estos documentales han costado 140.000 euros a las arcas de TV3, la televisión pública pagada por todos.

Entre los cerca de 300 nombres de la lista aparecen también Simona Levi, directora de teatro; la psicoterapeuta Assumpta Junyent Masanés; el artista Joan Fontcuberta; el doctor en artes escénicas Jordi Coca; la premiada escritora Mireia Calafell; Joan Abellà, exCEO del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona; el dramaturgo Toni Casares; y el también escritor Eduard Escofet, entre otros. Ramon Almirall Ferran, coautor del libro 'Bullying. Una falsa salida para los adolescentes', también firma este manifiesto que presiona a Colau para abrazar la tesis de los independentistas

En el manifiesto se presenta Barcelona como capital de Cataluña y ciudad abierta al mundo. En el texto, se asegura que los ciudadanos se han expresado con "toda la diversidad de nuestra ciudad, han colocado al frente dos fuerzas progresistas, de izquierdas y catalanistas". Evitan decir que Ernest Maragall, candidato de ERC a la Alcaldía es independentista.

"Pensamos que la mejor opción para la ciudad, de entre todas las posibles, es un acuerdo entre ERC y Barcelona en Comú (Ada Colau) para conformar un gobierno fuerte, de izquierdas y comprometido con los derechos civiles y democráticos", aseguran.

Tan solo nombran una única vez la posición independentista de ERC

"Un gobierno que debería estar abierto a acuerdos y la colaboración con otras formaciones del plenario municipal en todo aquello en que haya coincidencias programáticas". Este hipotético Gobierno "uniría por primera vez un partido independentista con otro confederalista, con el objetivo claro de liderar la ciudad para garantizar los derechos sociales de la ciudadanía como la vivienda, el trabajo con salarios dignos, la educación, la cultura, la movilidad, la lucha contra el choque climático y la contaminación, el feminismo, los derechos LGTBI y los cuidados, y los bienes comunes y la coproducción social de políticas públicas".

A su juicio, los programas electorales de Colau y Maragall tienen una "amplia coincidencia". Las diferencias, que las hay, "deben ser perfectamente negociables en un contexto de gobierno compartido", y venden este pacto como el "más natural".

A su juicio, "los gobiernos minoritarios y débiles tienen una capacidad de actuación muy limitada", avisan, pese a que la intención de Maragall ha sido la de gobernar en solitario con tan solo 11 concejales de 41.

"Pedimos, sabiendo que cada organización decidirá soberanamente, en este sentido a ERC y Barcelona en Comú que negocien con generosidad". "Sabemos que los pactos son complicados -continúan-, pero los resultados dicen que hay diálogo, construir puentes y entenderse. Estamos convencidas y convencidos de que este acuerdo es la mejor alternativa para la estabilización de un proyecto de futuro para la ciudad".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba