Cataluña

Paranoia turística: los vecinos piden a los visitantes que no hablen bien de Barcelona

"Estamos en manos de dementes"; "no tienen sentido común". Estas son algunas de las declaraciones contra la propuesta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona para evitar que los turistas hablen de la Ciudad Condal en sus países de origen

Gente paseando por Barcelona.
Gente paseando por Barcelona.

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona ha cargado tintas contra el turismo. En una nueva campaña, iniciada en las zonas más masificadas por los extranjeros, la entidad ha pedido a los turistas no hablar de sus vacaciones en la Ciudad Condal cuando regresen en los países de origen.

Esta Federación, en la que se integran 52 asociaciones de vecinos y casi una veintena de entidades, ha cargado abiertamente contra el turismo con un folleto que se reparte en las calles más concurridas de Barcelona, especialmente a quienes vienen de Estados Unidos, Corea del Sur y China. Los vecinos se hacen eco de la caída de los turistas venidos de otras Comunidades Autónomas, que ha pasado del 27,7% en 2010 al 18,7% este pasado año, mientras ha aumentado el turista internacional.

También han pedido "limitar las plazas de alojamientos turísticos y hoteleros y aparcamientos para buses turísticos, así como el número de cruceros que pueden atracar en Barcelona", una de las principales apuestas ya que es un turismo de calidad. También se oponen a cualquier ampliación de El Prat y del aeropuerto de Gerona, como también se oponen al "proyecto del Hermitage", uno de los más esperados por la Generalitat de Cataluña, así como de otras ferias, que generalmente aterrizan en la Fira de Barcelona, como el Mobile World Congress. Para esta federación, los autobuses de turistas "colapsan los espacios públicos" y exigen el uso del transporte público.

Todo ello un "acuerdo de mínimos" para tratar de arrancar una regulación más dura contra el turismo. Medidas no muy alejadas de Arran, los denominados cachorros de la CUP, que ha llegado a atacar autobuses turísticos en los últimos tiempos, el último de ellos con ocho pasajeros heridos.

"Estamos en manos de dementes". Es una de las críticas más sonadas a las propuestas de estos vecinos de Barcelona. Quien la hace es el expresidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch.

Barcelona vive gracias a los pequeños comerciantes

"No tienen ningún sentido", ha afirmado Josep Bou, presidente del PP de Cataluña, en declaraciones a Vozpópuli al referirse a estas propuestas, mientras pone en valor el turismo para la Ciudad Condal. "Es una barbaridad. Es una campaña huraña", ha aseverado. "Está intrínsecamente en contra del turismo", uno de los principales motores de Barcelona.

"En esta asociación no habrá ningún comerciante entre sus miembros", ha afirmado, ya que estos mismos restaurantes y tiendas son los que contratan a los vecinos. "Si no hay turistas, de qué van a vivir estos comercios", ha reflexionado.

Bou ha asegurado que varias ciudades compiten con Barcelona para atraer el turismo, sin éste negocio, Barcelona se convertiría en un pueblo provinciano. 

"Parece que algunos están obsesionados por cargarse a BCN, dementes y irresponsables", ha añadido una tuitera. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba