Cataluña

Prosigue la batalla entre las dos principales patronales catalanas pese al acuerdo "histórico"

"No hay perdedores", han insistido ambas patronales en el acto oficial para cerrar el "acuerdo histórico", como lo ha calificado Pimec, pese a la ausencia de esta patronal en el 90% de los convenios

Los presidentes y secretarios de Foment-Fepime y Pimec flanquean a los consejeros de la Generalitat
Los presidentes y secretarios de Foment-Fepime y Pimec flanquean a los consejeros de la Generalitat Álvaro Medina

Foment-Fepime y Pimec son desde este viernes las dos patronales más representativas de Cataluña tras ratificar el acuerdo sobre la representatividad empresarial convalidado este jueves.

"Es un acuerdo histórico", según ha afirmado el presidente de Pimec, la patronal de la pequeña y mediana empresa, Josep González en reiteradas ocasiones durante la firma del pacto, mientras ha rechazado que haya vencedores y vencidos. "Ganamos todos", ha apuntado.

El acuerdo, del que se han conocido más detalles durante la presentación, tiene una duración de diez años y deja la representatividad de Foment-Fepime al 58% y del 42% para Pimec este 2019, cuota que se modificará cada año hasta alcanzar el 55% y 45%, respectivamente, en 2022 y hasta 2029.

Josep González, Chakir el Homrani, Laura Borràs y Josep Sánchez Llibre (de izda a dcha)
Josep González, Chakir el Homrani, Laura Borràs y Josep Sánchez Llibre (de izda a dcha)

Pimec tendrá más subvenciones

Entre los principales puntos del acuerdo se estipula que Fepime, integrada ahora en Foment del Treball que cambia de nombre, renuncia a su condición como organización empresarial más representativa, y no podrá participar como tal en los órganos colegiados y representación empresarial.

Las dos organizaciones tendrán ahora una "unidad de acción institucional" en todos los órganos de representación donde participan como patronales. Esta representación institucional será "paritaria" a "todos los efectos" y por tanto tendrán el mismo número de representantes, derechos y garantías. Para Pimec este punto es crucial, ya que les iguala a la gran patronal catalana y les otorga el 50% de las subvenciones.

Ausente en el 90% de los convenios 

Sin embargo, desde Foment se hace otra lectura, ya que la cuantía de las subvenciones depende del porcentaje de representatividad, y no del tratamiento que tengan en los órganos institucionales. En juego hay unos 2 millones de euros del erario público.

El consejero el Homrani flanqueado por Josep Sánchez Llibre por su derecha y por Josep González
El consejero el Homrani flanqueado por Josep Sánchez Llibre por su derecha y por Josep González

Fuentes de la patronal han señalado, además, que si bien el acuerdo estipula una mayor representatividad para la pequeña y mediana empresa catalana, el 90% de los convenios están firmados por Foment, y en estos acuerdos Pimec está literalmente "ausente". "No ha firmado", destacan desde la organización presidida por Josep Sánchez Llibre. En este punto, han indicado que apenas se modifica el estatus actual de Foment-Fepime. Si bien, señalan que Fepime tendrá su lugar en su seno.

Foment evita hablar de acuerdo "histórico"

La Consejería de Trabajo, liderada por Chakir el Homrani, modificará vía decreto la actual normativa para adecuarla al pacto entre las patronales. Para el Homrani, se trata también de un acuerdo "histórico" tras una batalla entre ambas iniciada en 2007 y que desembocó en un litigio al año siguiente. Desde entonces,ambas organizaciones empresariales estaban enfrentadas. Dos décadas después se ha sellado la paz, aunque con diferencias. 

"El acuerdo es clave para el futuro de las relaciones laborales", ha indicado el consejero, que ha puesto en valor "el diálogo" como fórmula para solucionar los conflictos. Esta Consejería ha tenido un papel de mediación, muy bien recibido por ambas patronales.

Sánchez Llibre, por su parte, ha destacado que el "acuerdo alcanzado es el camino para iniciar una nueva etapa de modernización del sistema institucional de las patronales, con el objetivo de ser útiles a todas las empresas catalanas". El exdiputado de CiU ha considerado que el siguiente plan de acción se centrará en la Cataluña 2030, con la incipiente transformación en la industria catalana en el centro de la nueva estrategia.

Para Sánchez Llibre, el compromiso por la unidad de acción empresarial y voluntad de consenso son las "claves" de este acuerdo, sentando así las bases en la toma de futuras decisiones. El objetivo es hacer crecer a las empresas, independientemente de su actual tamaño, mejorando el entorno económico y regulatorio.

Para González, se ha alcanzado un acuerdo positivo para Cataluña y para la economía al permitirse por primera vez una representación "justa y adecuada" a los intereses de las pymes. "Se podía haber hecho antes si hubiera habido voluntad", ha lamentado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba