Cataluña

España esquiva la ola de despidos de BASF

La química alemana ha anunciado un total de 6.000 despidos para 2021. La empresa no ha facilitado las zonas afectadas, pero a priori, ninguna de las fábricas del país lo sufrirá

Carlos Navarro, director general de BASF España
Carlos Navarro, director general de BASF España Álvaro Medina

Los trabajadores de Tarragona recibieron con preocupación esta mala noticia y se sucedieron las llamadas a Recursos Humanos, que respondió con frases tranquilizadoras. La química BASF ha anunciado un total de 6.000 despidos a nivel global, la mitad en las fábricas de Alemania, pero se descarta por el momento que afecte a España. 

"No afectará a España", aseguran representantes de los trabajadores consultados por Vozpópuli, al menos a priori. "Quedan aún 30 meses para materializar este anuncio, y por el momento tenemos tranquilidad", han apuntado fuentes sindicales de la planta de Tarragona, la más importante en España, con un total de 780 trabajadores, el 39% del total de la plantilla empleada en España por BASF.

"Es un programa de prejubilaciones", han asegurado las mismas fuentes, y también por duplicidades, sobre todo en administración, tras las recientes compras realizadas por la empresa. "Aún así, los despidos se realizarán de forma no traumática", pactados entre empleados y empresa. 

Oficialmente, la compañía con sede en Alemania guarda silencio sobre las zonas afectadas por esta ola de despidos. Los representantes sindicales consultados confían en que BASF " a corto plazo" no acometa ninguna reducción en España, aunque avisan: "BASF es muy dinámica". "En BASF España la media de la plantilla tiene muchos años, y se está alcanzando un equilibrio entre los jóvenes y los más antiguos", han apuntado.

La reestructuración de la plantilla responde a un giro en la estrategia de la compañía, que busca situar al cliente en el foco, mejorando la competitividad con procesos más ágiles y eficientes con el objetivo de crecer de forma rentable. La consecuencia de estos 6.000 despidos se centra en agilizar la administración y simplificar procesos, con una sede corporativa más pequeña y un papel más importante de las operaciones regionales. Pese a esta reducción de personal, la compañía sí necesita empleados adicionales en producción y digitalización.

La empresa emplea a unas 2.000 personas en España, de las cuales 780 se ubican en la fábrica de Tarragona y otras 650 en la de Guadalajara. El resto se reparten entre Cabanillas, con un centro de producción de morteros en polvo y de distribución para la Península Ibérica; Canovelles, centro de Chemetall S.A., empresa del Grupo BASF; Castellbisbal, con una planta de producción dedicada a las especialidades químicas; Zona Franca, con la producción especializado en los tensioactivos; Rubí, dedicado a los poliuretanos; Hospitalet, con un centro polivalente que aloja la sede de BASF Construction Chemicals; y en  Mejorada, desde donde se abastece al sector de la construcción.

El grupo alemán espera un ahorro de 300 millones con esta nueva estrategia, un montante que contribuirá a su programa de excelencia de 2.000 millones de euros anuales. Los despidos concluirán en noviembre de 2021, y en la planta de Ludwigshafen ya se han iniciado conversaciones para el nuevo acuerdo de producción.

Simplificar la administración del grupo

Las medidas pasan por simplificar la organización y a la necesidad de una administración más eficiente tanto de servicios y como en divisiones operativas. "Estableceremos la nueva organización enfocándonos en potenciar las sinergias, reducir las interfaces y potenciar la flexibilidad y la creatividad", ha asegurado Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva de BASF. "Queremos que nuestros clientes experimenten una nueva BASF. Para lograrlo, tenemos que vivir una nueva BASF. Por lo tanto, continuaremos desarrollando nuestra organización para trabajar de forma más efectiva y eficiente". La estrategia se encamina a una "clara separación en la dirección y gobernanza de los servicios". El centro corporativo tendrá menos de 1.000 empleados y apoyará de forma integrada a la alta esfera de la dirección. Esta estructura incluye responsabilidades centrales como el área estratégica, finanzas, recursos legales, recursos humanos y comunicación, entre otras.

Además, alrededor de 29.000 empleados trabajarán en unidades de servicio transversales. En el futuro, "Global Engineering Services" y "Global Digital Services" ofrecerán sus servicios para centros específicos o globalmente para unidades de negocio del Grupo BASF; "Global Procurement" hará que la compra sea aún más efectiva. Los "Global Business Services" se establecerán proximamente y formarán una red mundial de aproximadamente 8.000 empleados que brindarán servicios integrales a toda la organización, apoyando a las unidades de negocios con servicios como finanzas, recursos humanos, comunicación y cadena de suministro. La unidad "Global Business Services" estará dirigida por Marc Ehrhardt, actualmente responsable de la división de Finanzas. El papel de las regiones y los países se está perfilando. Representan a BASF a nivel local y apoyan el crecimiento de unidades de negocios con proximidad local a los clientes. Los primeros cambios se aplicarán el 1 de enero de 2020.

El plan se anuncia un año después de comprar la unidad de Bayer

El pasado año, BASF cerró la compra del negocio mundial de semillas hortícolas de Bayer, añadiendo así cuatro centros de Nunhems a su balance. La adquisición fue fruto de la necesidad de Bayer para desinvertir en activos y poder realizar la compra de Monsanto. España salió ganando con esta operación, ya que BASF aumentó en cuatro sus centros de trabajo.

En Utrera se ubica la estación experimental agrícola dedicada a la investigación con fitosanitarios; en Paterna, la sede social de la compañía Nunhems en España; y en Almería, la central de ventas de ésta empresa. En Cartagena se sitúa el centro de I+D y la Estación de cultivos al aire libre. Este negocio incluye 24 cultivos y alrededor de 2.600 variedades, un sistema sólido de mejora integrada con más de 100 programas únicos en más de 15 cultivos diferentes.

BASF Española, una química con más de 5.000 productos

BASF Española inició sus actividades en el país en 1969, colocando su sede en Barcelona y la puesta en marcha, en el polígono industrial de Tarragona, de una planta para la producción de poliestireno expandible. Tras unas ampliaciones en esta fábrica, BASF produce desde entonces plastificantes, disolventes orgánicos, dispersiones y soluciones poliméricas, Styropor®, productos para la nutrición animal, productos fitosanitarios, así como productos auxiliares para la industria textil, papelera y de detergentes.

Al estar integrados, la empresa controla costes y mantiene sinergias en esta planta, realizando así un consumo eficiente de energía, bajo una política ahorradora. En España comercializa más de 5.000 productos, siendo líder en varios sectores, como en el tratamiento de aguas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba