David Madí i Cendrós

David Madí, asesor de Puigdemont y fontanero de Mas, controla Aigües de Catalunya

David Madí, uno de los ideólogos del 'procés', ha perdido sus cargos en la empresa privada por su vinculación con el separatismo. Ahora trata de hacer negocio con municipios independentistas.

David Madí, asesor de Puigdemont y fontanero de Mas
David Madí, asesor de Puigdemont y fontanero de Mas EFE

David Madí estrena este 2019 con un nuevo cargo, el de presidente de Aïgues de Catalunya, empresa competencia directa de Agbar, que hizo las maletas tras el referéndum ilegal del 1-O y ha vuelto recientemente a Cataluña.

Madí es un fontanero del independentismo, un hombre que ha estado en consejos de grandes empresas del IBEX 35 y que llegó a ser dirigente en Applus+, también cotizada en España. No obstante, sus vínculos separatistas y su propio pasado como político con Artur Mas como consejero en jefe, así como el considerado uno de los precursores del 'procés', ha perdido todos sus cargos en las cotizadas españolas. Llegó a estar en el consejo de Telefónica, pero con la llegada de José María Álvarez-Pallete, fue cesado en el cargo, así como presidir el consejo asesor de Endesa en Cataluña, pero la eléctrica decidió suprimir este órgano.

Aigües de Catalunya, que había contratado a la consultora Nubul Consulting, propiedad de Madí, para preparar su plan estratégico, ha nombrado ahora al ex político independentista como presidente ejecutivo. Su misión ahora tratará de dar el 'sorpasso' a Agbar, venida a menos tras su marcha de Cataluña en 2017, aunque ha regresado a finales de 2018 de nuevo.

Madí ha buscado notoriedad allá donde ha ido. No importaba formar parte de consejos de administración de importantes empresas cotizadas al mismo tiempo que defendía y participaba en la organización del referéndum ilegal. De hecho, ha pasado de asesorar a Artur Mas a realizar el mismo encargo para el Gobierno de Carles Puigdemont.

Madí se pone al frente de una filial valenciana para iniciar la expansión en esta comunidad autónoma, donde apenas tiene presencia en algunos municipios. El plan actual de la compañía pone de manifiesto el asalto al imperio de Agbar en Cataluña. El objetivo, dada la ideología de Madí, será hacerse con el negocio controlado ahora por Sorea, propiedad de Agbar, y con 2,5 millones de clientes.

Uno de los primeros objetivos de Madí es conseguir la licitación en San Cugat del Vallés, que tiene que adjudicar el próximo concurso en verano

Sorea opera en Cataluña y norte de Castellón, directamente o a través de empresas filiales prestando servicio a cerca de 2.500.00 habitantes. Sorea se adapta a las necesidades de los municipios ya sea gestionando el servicio integral de gestión del ciclo urbano del agua o mediante contratos parciales de algunas fases del ciclo, siempre basándose en la excelencia del servicio, la constante innovación tecnológica y en la adecuada gestión del conocimiento, así como en el uso sostenible de todos los recursos de agua disponibles.

La llegada de Madí podría allanar la adjudicación del agua para su actual empresa, sobre todo si se negocia con gobiernos independentistas. La estrategia está basada en obtener licitaciones para la gestión del agua y comprar operadoras independientes. Hasta ahora, tiene como clientes Tortosa, Sant Carles de la Rápita (ambas en Tarragona), Martorell, Begur, Palafrugell (municipios de Barcelona) y Bellpuig (Lleida), con una facturación cercana a los 30 millones de euros.

De esta forma, la empresa se prepara ante el resultado electoral de los comicios del próximo mes de mayo. De hecho, uno de los primeros objetivos de Madí es conseguir la licitación en San Cugat del Vallés, que tiene que adjudicar el próximo concurso en verano. El PDECat, a la espera del resultado de mayo, gobierna ahora el primer municipio en renta per cápita de Cataluña.

Encargó el plan estratégico a la consultora de Madí

Aigües de Catalunya había encargado su nuevo plan estratégico a Nubul Consulting, propiedad de Madí, que se encargará ahora de llevarlo a adelante.

El pasado de Madí no esá exento de polémica. En la campaña de 2006 difundió más de un millón de copias del informe "ConfidencialCAT", donde ponía de manifiesto las inmundicias del PSC, que gobernaba con el tripartito (ICV y ERC). 

Ahora participa en la llamada Crida Nacional per la República, liderado por Carles Puigdemont desde Bélgica.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba