Cataluña

Cs y PP pugnan por controlar Sociedad Civil Catalana y le acusan de aliarse con PSC y Podemos

El PP de Cataluña trata de sacar con éxito Cataluña Suma, que será presentada en sociedad próximamente. Ciudadanos lo hará en solitario, mientras SCC rechaza incluirse en cualquier plataforma creada por partidos

Manifestación en Barcelona.
Manifestación en Barcelona. EFE

Ciudadanos, PP y entidades no independentistas trabajan para ocupar el supuesto espacio dejado por Societat Civil Catalana (SCC), la principal entidad constitucionalista en Cataluña, por una supuesta "deriva catalanista". 

Ciudadanos ha sido el primero en abrir la veda pública contra SCC. Lo hizo Carlos Carrizosa, presidente de la formación en el Parlamento autonómico. "Estoy temiendo que SCC esté abrazando las tesis del socialismo en Cataluña. Temo que esta asociación mire de no ser incómoda a las tesis de Sánchez", ha asegurado. La formación naranja irá por libre en la Diada del próximo 11-S, con un acto propio, sin contar con otras entidades y asociaciones para aglutinar una concentración masiva. A esta carga de profundidad, que pone de manifiesto una brecha en el constitucionalismo catalán, se sumó Movimiento Cívico, una de las plataformas más longevas y convocante de las primeras manifestaciones de la llamada entonces "Cataluña silenciosa".

El nacimiento de Sociedad Civil Catalana se produjo en 2014, con el beneplácito del resto de entidades constitucionalistas. Entonces se acusaba a la entidad de ser una herramienta de la "extrema derecha". Cinco años más tarde, se le acusa de estar al servicio de las tesis de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, tras las polémicas declaraciones de Fernando Sánchez Costa. En una entrevista concedida a El País, el máximo dirigente de la entidad constitucionalista ha achacado las críticas de Ciudadanos a la "compleja" situación en Cataluña. "Los nervios están a flor de piel", ha afirmado. Fuentes de Sociedad Civil Catalana han afirmado a este diario que tratarán de reunirse con PP, Ciudadanos y PSOE próximamente, sin desvelar si serán públicas dichos encuentros.

"No hay problemas con nadie", han asegurado las mismas fuentes, que aseguran que tienen una "relación fluida con todos los partidos del bloque constitucionalista", al tiempo que ensalzan a Ciudadanos, por ser el principal partido de Cataluña. Tras las críticas de Carrizosa, SCC ha asegurado que su discurso apenas ha variado desde su creación y su pretensión es "aglutinar a todas las sensibilidades" del constitucionalismo en Cataluña, incluyendo a los catalanistas moderados. "Al ensanchar la base afloran más sensibilidades", han señalado y su objetivo es ser la voz de todas ellas. Ahora, han asegurado que trabajan por arreglar el distanciamiento con algunas de las formaciones constitucionalistas, en clara referencia a Ciudadanos. Las fuentes consultadas han asegurado que no se integrarán en ninguna plataforma creada por partido político alguno, como es Cataluña Suma, que presentará en próximas fechas el PP, según ha podido contrastar Vozpópuli.

Las críticas contra SCC arrecian a medida que se acerca el denominado 'calendario separatista', con dos fechas clave: el 11-S y el día después de la sentencia. Sectores del núcleo duro del constitucionalismo han mostrado su descontento con SCC al considerar que ha rebajado la intensidad en sus declaraciones, provocando "desmovilización" en estas filas.

Oficialmente el PP no ha tomado ninguna posición sobre las críticas a SCC. Por ahora impera el silencio tras el ataque directo de Ciudadanos. Pese a ello, fuentes de la formación han asegurado que la pretensión de la plataforma constitucionalista más numerosa no es "buena" para Cataluña. "Es dar más poder al nacionalismo para que avance más rápidamente hacia la independencia", han considerado las fuentes consultadas.

"En Cataluña se pueden hacer muchos gestos, pero los nacionalistas están más enrocados que nunca. Ellos van a ir a una nueva declaración de independencia y si no hacen más es porque no se atreven", han apuntado. Por este motivo, consideran crucial "la unidad del constitucionalismo", de las más de 40 asociaciones registradas en Cataluña, "sin tener vías de agua ni grietas", incluyendo a la misma a SCC.

A su juicio, esta unidad da fuerza a "los silenciados durante años" y no constituye una línea roja o un mero cordón sanitario, sino un "muro" que les va a impedir saltarse la legalidad. Según las mismas fuentes, Cataluña Suma, que se presentará en sociedad y públicamente en próximas fechas, estará integrada por un buen número de estas asociaciones. Pese a los temores, fuentes 'populares' han afirmado que no habrá cuotas de partidos en la junta directiva. "Será un movimiento de unión entre todas las asociaciones y habrá que esperar a la decisión de SCC", han destacado

La cuota partidista "es perjudicial y ya hemos visto sus consecuencias", y en ella cabrán todos los catalanes constitucionalistas, incluidos los afines a Podemos.

"Vamos a discutir el espacio a SCC"

"Vamos a discutir el espacio dejado por SCC", ha asegurado el presidente de Movimiento Cívico 12-O, Ángel Hernández, en declaraciones a este medio. La entidad que mantiene relaciones con SCC ha hecho estas duras declaraciones tras las palabras de Sánchez Costa sobre la convivencia entre independentistas y constitucionalistas en Cataluña y tras el nacimiento de La Lliga, el nuevo partido que pretende sumar al catalanismo moderado.

"Entendemos que SCC abandona el espacio del constitucionalismo para tratar de adjudicarse una posición de árbitro", ha afirmado Hernández, quien ha asegurado que no le concederán "representatividad" alguna en este nuevo rol. La entidad cuenta con unos recursos limitados y por este motivo pide ayuda a otras plataformas, como España Responde, dirigida por José Manuel Opazo, un empresario de origen vasco y afincado ahora en Suiza. "España Responde debe ocupar este espacio", ha considerado el máximo dirigente de Movimiento Cívico y delegado de España Responde. "La crítica a SCC se debe principalmente a la deriva catalanista de esta entidad", ha asegurado.

"Con el objetivo de SCC de ampliar la base, incluyendo a la izquierda de Podemos, se entregaba SCC a la conveniencia de los partidos que la formaban", ha continuado, mientras recuerda el pasado político de Sánchez Costa, exdiputado del PP. A su juicio, la "alternativa catalanista se ha implantado en SCC, que ha acabado más próxima a la sociovergencia". Y Movimiento Cívico no está dispuesto a ello.

"Aquí o paga alguien o seguiremos pagando quienes hemos sufrido el catalanismo de Pujol y toda la represión que ha supuesto. Exigimos responsabilidades", ha aseverado. En cuanto a la propuesta de Cataluña Suma, que "Ciudadanos no va a aceptar", ha admitido que será la competencia directa de SCC si no se integra en esta nueva plataforma registrada por Josep Bou a mediados de este mes. "No nos vamos a desmovilizar", ha afirmado. "SCC ya no es el protagonista del movimiento constitucionalista", ha señalado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba