Vozpópuli declina toda responsabilidad sobre el uso de los resultados.

Cuando estamos valorando la posibilidad de comprar una vivienda, el factor más importante a tener en cuenta es la hipoteca y su rentabilidad. Es decir, saber cuál será el coste a final de mes y los factores que intervienen a la hora de calcular el valor de la hipoteca.

En este sentido y para empezar, lo principal es tener claro qué es una hipoteca. Se trata de un préstamo que vincula a largo plazo al comprador con la entidad bancaria. Por esto, es preciso tener en cuenta el coste total de lo que estás dispuesto a pagar a final de mes por la vivienda, así como la cuota que deberás devolver, intereses incluidos.

Para ello, desde Vozpópuli hemos elaborado un simulador de hipoteca con el que podrás hacer los cálculos con las variables pertinentes. A continuación, también explicamos los valores a tener en cuenta para calcular una hipoteca.

Qué gastos entran al pedir una hipoteca

En el proceso de financiación al comprar una vivienda también entran en juego una serie de gastos como la escritura de propiedad o la constitución de la hipoteca.

Cuando se firma un documento notarial que será inscrito en el Registro de la Propiedad, hay que tener en cuenta el conocido como Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Este varía en función del 0,50% y el 1,50%, ya que está sujeto al valor escriturado en el caso de la compraventa.

Los gastos del notario o el de la gestoría también han de tenerse en cuenta a la hora de calcular la hipoteca.

Por último, la compra de una vivienda también está sujeta al pago de impuestos que deberás incluir en los cálculos.

Factores a tener en cuenta a la hora de calcular la hipoteca

Al calcular una hipoteca, hay que tener en cuenta también una serie de variables que a continuación explicaremos de forma más detallada. Algunas de las más importantes son métricas como la financiación, los tipos de interés, el plazo de amortización o las comisiones.

Cuánto hay que financiar

En el momento de la compra de un inmueble, hay que efectuar un gasto mínimo del 20% del valor total, más los gastos mencionados anteriormente. Esto es porque las entidades bancarias no suelen conceder hipotecas por más del 80% del valor de tasación.

En definitiva, cuánto más dinero pidas al banco, menos ahorros necesitarás, pero la deuda a largo plazo será mayor.

En la práctica esto es que si compras una casa tasada en unos 300.000 euros, como mínimo deberás abonar en la entrada unos 60.000 euros.

Intereses

Puesto que estamos hablando de un préstamo, una de las variables que más hay que tener en cuenta es el tipo de interés, clave a la hora de calcular la hipoteca. Los hay de tres tipos:

  • Tipo fijo: el importe mensual que debes pagar al mes no cambiará
  • Tipo variable: vinculado al índice de referencia que marca el Euríbor. El valor de la cuota cambiará dependiendo de éste.
  • Tipo mixto: normalmente este interés funciona fijo durante los primeros años de la hipoteca y después se acoge a la referencia que estima el Euríbor.

Plazo de amortización

Como decíamos anteriormente, en el pago de una hipoteca, la cuota mensual puede ser más baja, sin embargo, el plazo de devolución será mayor. Eso sí, ante esto también hay que tener en cuenta que los intereses también serán más caros.

Por promedio, los bancos suelen conceder hipotecas por un máximo de 40 años.

Comisiones

Las comisiones bancarias en el proceso de solicitar una hipoteca es otra de las variables que debes introducir a la hora de calcular una hipoteca. Es importante conocer que éstas dependen de cada entidad. Aunque hay tres que siempre suelen ser las más comunes:

  • Comisión de apertura: se paga al inicio del préstamo
  • Comisión de cuenta asociada: hay entidades que también incluyen una comisión por mantener una cuenta y gestionar los pagos mensuales de la hipoteca
  • Comisión por amortización parcial o total: la entidad cobrará esta tasa si la idea es devolver el préstamo de forma anticipada.

Otras variables a tener en cuenta

Además de estos factores que hemos citado anteriormente, también con nuestro simulador de hipoteca puedes introducir otras métricas como los titulares del préstamo, los ingresos mensuales -estos también los puedes verificar en nuestra calculadora de sueldo neto- o los gastos mensuales fijos.


Volver arriba