EL BUSCÓN

Tras Sánchez Galán y Florentino, llegan los Albertos

Alberto Cortina (a la derecha), junto a su primo Alberto Alcocer.
Alberto Cortina (a la derecha), junto a su primo Alberto Alcocer. EFE

Como en la famosa lista de Schindler, parece que después de la aparición estelar de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, y Florentino Pérez, de ACS, los próximos notorios personajes en salir a la palestra en el serial Villarejo podrían ser “los Albertos”, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, los dos famosos primos que en los ochenta y noventa acapararon el protagonismo mediático español. De acuerdo con fuentes policiales, parece que los primos, a través del empresario Adrián de la Joya, íntimo amigo del excomisario, mantuvieron un contacto muy fluido con Pepe Villarejo, encarcelado desde el 5 de noviembre de 2017, en cuya fonoteca habrían quedado registradas numerosas conversaciones cuya salida a la luz tiene a los primos en ascuas.

El juez Manuel García Castellón, instructor, entre otros, de los casos Lezo y Púnica, acaba de prorrogar dos años más la prisión preventiva del expolicía, al considerar que existe riesgo “evidente” de fuga, de destrucción de pruebas y de reiteración delictiva, dada su “capacidad económica” respaldada por los 16 millones de patrimonio que se le han descubierto. Precisamente fue García Castellón quien a principios del presente mes pasó varios días reunido en Suiza con la fiscalía de Ginebra, como consecuencia de la rogatoria cursada en su día a dicha fiscalía para el esclarecimiento de ese “secreto de la cripta embrujada” que son las cuentas de las que supuestamente es titular el rey Emérito, su examante Corinna zu Sayn-Wittgenstein, su primo Álvaro de Orleans, y una serie de testaferros, los más notorios de los cuales serían precisamente los primos Albertos.

Siempre según las fuentes policiales, de la reunión del juez español con los fiscales suizos salió a flote un acuerdo o pacto según el cual se trataría de dejar a un lado las cuentas de las que es titular el Emérito y su entorno más próximo, para centrarse en este momento procesal en la persecución penal de los citados testaferros, gente que se ha beneficiado (utilizando su cercanía a Juan Carlos I) del uso incontrolado de una serie de cuentas desde Suiza (especialmente de la famosa “cuenta Soleado”), y de los gestores del despacho suizo Rhone Gestion, de quienes Cortina y Alcocer (en su día administrador privado del Emérito) serían unos de sus principales clientes.

El abogado Dante Canónica y el bróker Arturo Fasana figuran, en su papel de suplantadores, entre los principales imputados por esta operación. Con el acuerdo de no incluir al entorno del Emérito, en los próximos días podría aparecer una lista de hasta 54 personas físicas y 22 jurídicas que utilizaron con fruición los servicios de “Fafa” o “Susana”, los motes con los que los ricos españoles se referían a Fasana. Se dice que por Rhone Gestion y por Fasana ha desfilado la friolera de entre 15.000 y 25.000 millones de euros burlados a la acción del Fisco español, propiedad de destacadas familias de Madrid y Barcelona.

Sale el sol en Soleado

Es quizá el gran logro del viaje de García Castellón a Suiza: desatascar de una vez el misterio que hasta ahora ha envuelto a la “cuenta Soleado”, por la que han pasado las fortunas de notorios ricachos madrileños y catalanes. El método era conocido: los interesados confiaban su pasta a Ramón Blanco Balín (presente en todas las sociedades en las que tenían participación los Albertos), quien se encargaba de canalizarla hacia Fasana. Pues bien, parece que tras el visto bueno de las autoridades suizas al levantamiento del secreto, la UCO está ahora mismo enfrascada en puntear cuenta por cuenta y operación por operación, y que pronto saldrá por fin el sol en Soleado, aunque nunca antes de que a policía y juez les interese.

Los vínculos entre Canonica (gestor de grandes fortunas al frente del despacho Canonica-Valticos de Preux y Asociados), Fasana y los Albertos son intensos. De acuerdo con una nota firmada por Daniele Grasso en El Confidencial en julio de 2018, “Canonica consta como director de Swiss Shipping, sociedad radicada en Islas Vírgenes Británicas, y cuyos accionistas son Alcor Holding SA y Alfonso Cortina, hermano de Alberto. Alcor Holding es la sociedad de inversión creada por Alberto Alcocer y Alberto Cortina en 1990. Hasta 2011, los directores de esta sociedad eran Dante Canonica y Arturo Fasana, el abogado al frente de Rhone Gestión y asesor fiscal utilizado por la trama Gürtel en España. Ambos gestionaban el negocio suizo y la offshore de los Albertos”.

De modo que los Albertos, en el punto de mira de la UCO, tienen varias cosas de las que preocuparse. Desde luego del resultado de la visita de García Castellón a Suiza, pero también de las cintas que supuestamente guarda esa vergüenza de policía, incompatible con una policía democrática, llamado Pepe Villarejo y sus cintas, cuya publicación, en el caso que nos ocupa, podría dejar al descubierto la íntima relación de los primos, particularmente de Alcocer, con el rey Emérito (cuya intervención personal ante el Constitucional les libró de entrar en prisión en 2008 a consecuencia del “caso Urbanor”), de los negocios hechos a la sombra de Juan Carlos I, de sus tejemanejes con la "cuenta Soleado", utilizada con fruición por la famosa pareja, y de las deudas que han dejado pendientes y que se niegan a pagar a pesar de que distintas fuentes cifran su patrimonio en una suma cercana a los 1.000 millones.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba