Los organismos nacionales e internacionales están publicando la "guía del rescate de España para torpes". Es casi literalmente lo que ha presentado el organismo que nos debe rescatar, la Comisión Europea y el Banco de España. 

Todos ellos usan el mismo formato: preguntas y respuestas más frecuentes sobre el rescate. Esas preguntas son las mismas que la prensa planteó a Mariano Rajoy. Pero las respuestas son justo las contrarias. 

Rajoy aseguró que no afectaría al déficit. El EFSF afirma no sólo que afectará al déficit sino que lo hará desde el primer día. 

 

Ahora sí. Las contradicciones han terminado ya en un frente: el Banco de España. Tras la salida del gobernador Miguel Ángel Fernández-Ordóñez, el Boletín Económico del Banco Central, que dedica 6 páginas a analizar el rescate bancario no menciona ni una sola vez la palabra "rescate". Se admite que hay condiciones pero, concluye el boletín, se trata de una "asistencia financiera para la recapitalización bancaria".