Buscón

Los policías madrileños brindan por la jubilación de su ‘juez azote’

La izquierda y la Asociación Pro Derechos Humanos han ensalzado el trabajo de Ramiro García de Dios en favor de los emigrantes recluidos en los CIE

Ramiro García de Dios.
Ramiro García de Dios. EFE

"Por fin"; "Un referente contra los policías por hacer su trabajo"; "¡Vaya ejemplar!"; "Espero que seas infeliz en lo que te queda de vida",… Estas son sólo algunas de las perlas que, vía Twitter, le han enviado al titular del juzgado número seis de Madrid, Ramiro García de Dios, en respuesta a un tuit lanzado por el propio Sindicato Unificado de la Policía de Madrid (SUP) con motivo de su jubilación.

El mensaje de este sindicato decía: "Desde el SUPmadrid queremos desear una feliz jubilación". Los funcionarios lo consideraban "todo un referente en el cuidado de la policía". "Tanta paz lleves… como descanso dejas", terminaba el tuit.

Ramiro García de Dios (Palma de Mallorca 1946) se ha jubilado hace unos días y su marcha ha sido celebrada por policías municipales, nacionales, Guardia Civil y hasta por los vigilantes de seguridad. "Yo he visto salir a un agente de seguridad privada llorando después de denunciar un incidente en la calle", afirma una persona que lleva más de 20 años trabajando en la Plaza de Castilla.

Otro agente decía que su vida profesional ha sido un azote a todo el trabajo que han hecho las fuerzas de seguridad, "sin que nunca comprendiéramos las razones".

"Conozco a compañeros que esperaban a que saliera de guardia para presentar una petición de registro que sabían que con este hombre no iban a lograr", afirma un policía nacional que, a pesar de ser joven, conoce ya la 'leyenda negra' que ha acompañado a este juez con todos los cuerpos de seguridad.

Obligaba a los agentes que iban al juzgado a declaraciones a acudir en traje de calle y no en "uniforme de guerra", y a dejar el arma en la recepción de los juzgados, señala un jefe de la Policía Municipal que se muestra "encantado de su retiro y que le desea largos años de vida placentera".

"Mal genio y mala educación"

Agentes con claras posiciones de izquierda nunca entendieron ya no la 'manía' que tenía a los uniformes, sino "su mal genio y mala educación" cada vez que aparecía un uniforme. Este hecho no pasaba desapercibido para algunos de sus propios funcionarios que conocían su poco afecto a los agentes.

La hemeroteca habla de que en el año 1999 fue investigado por el Consejo General del Poder Judicial por negarse a autorizar la entrada en una casa del 'supermercado de la droga' de La Rosilla. A los pocos días, con otro juez, los agentes lograron el permiso y encontraron la droga de buscaban.

Se le abrió un expediente en el año 2.000 para saber por qué dejó en libertad a tres delincuentes sin haber practicado diligencias

El Decanato de Madrid le abrió un expediente en el año 2.000 para saber por qué dejó en libertad a tres delincuentes sin haber practicado diligencias. El CGPJ le abrió un expediente, con suspensión incluida, por dos faltas graves. Recurrió, ganó y fue rehabilitado.

Compañeros que le conocen hablan de él como un juez 'especial', que "tiene sus cosas", pero que ha puesto firmes a algunos policías que se pensaban que ellos encarnaban la Justicia.

Controló el CIE

La izquierda siempre le ha tenido como referencia. Ha sido uno de los primeros jueces para controlar el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) donde ha denunciado la falta de instalaciones dignas para los encerrados.

Recientemente declaraba que los CIE son centros de sufrimiento y espacios de impunidad policial. Añadía que en el CIE de Aluche se encierra a los internos en celdas de aislamiento por pequeñas cosas. Se ha mostrado partidario de la desaparición de estos centros.

Su trabajo ha sido reconocido por fuerzas progresistas. La Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) le otorgó el Premio Derechos Humanos 2016, en la categoría de Nacional, "por su valiente y decidida labor de garantía y defensa".

En la resolución en la que se falló el premio se decía "desde que en 2010 asumió voluntariamente la función recién creada de control jurisdiccional de estancia del CIE de Madrid, el Magistrado Ramiro García de Dios ha venido desarrollado, en el ejercicio de su jurisdicción, una valiente y decidida labor de garantía y defensa de los derechos de las personas extranjeras privadas de libertad en dicho centro de internamiento, labor nunca exenta de obstáculos".

Entre sus logros se encuentran: permitir la fiscalización de los CIE, que las personas sean designadas por su nombre y no por un número o la entrega obligatoria de un parte de asistencia médica sin autorización del Director"

"Sus resoluciones –añadía la asociación- han ido conformando una jurisprudencia garantista que se ha extendido a otros CIE. Así, entre sus logros se encuentran: permitir a las entidades sociales la fiscalización de los CIE, el establecimiento de un sistema para que las personas internas puedan dirigirse directamente al Juez de control, que las personas sean designadas por su nombre y no por un número, la entrega obligatoria a cada interno asistido de un parte de asistencia médica sin necesidad de autorización previa del Director, el acceso a los baños por las noches, el acceso de notarios al CIE, que los internos tengan copia de su expediente administrativo o el derecho de los internos a conocer su expulsión y los detalles de la misma con antelación".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba