El Buscón

Los jefes de Policía de Carmena 'vigilarán' los ascensos a comisario

Policías municipales de Madrid
Policías municipales de Madrid EFE

Los jefes de la Policía Municipal de Madrid se han visto sorprendidos hace algunos días con la publicación en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de la capital de España de las bases para la convocatoria de tres plazas de ascenso a comisario.

Los mandos están muy preocupados pues no entienden esta convocatoria cuando en el Plan Director que presentó hace dos años el concejal de Seguridad, Javier Barbero, se hablaba de que el cuerpo tenía macrocefalia de mandos.

Los funcionarios no entienden que se dijera que había exceso de mandos y ahora se convoquen tres plazas para aumentar más la cúpula de dirección. Tampoco entienden que se haga a menos de un año de las elecciones. “Si creían que faltaban podían haber convocado nada más llegar”, afirma un experto en la materia.

Personas que conocen el cuerpo señalan que el Gobierno hubiera preferido que las plazas fueran abiertas a todos los aspirantes y no de promoción interna, pero la nueva Ley de Coordinación aprobada por la Comunidad de Madrid lo prohíbe.

Entre los mandos se cree que a una oposición abierta se hubieran presentado algunos de los asesores que han desembarcado en la Policía tras la llegada del Gobierno de Ahora Madrid.

Convocatoria a medida

En todo caso, los agentes no entienden esta convocatoria por lo que van a estar muy atentos pues muchos consideran que está hecha a la medida para, al menos, dos de los actuales mandos.

Incluso se habla ya de un hombre, con responsabilidades políticas en el cuerpo, y de una mujer también con responsabilidades actualmente. Los funcionarios van a estar atentos y vigilantes para que la oposición sea limpia y no un coladero para pagar favores.

El concejal de Seguridad, Javier Barbero,tiene en la actualidad un grave conflicto con los policías de base por dos cuestiones. La primera es la falta de negociación de las condiciones de trabajo, reivindicación que los sindicatos llevan exigiendo hace muchos meses.

Una solución a este conflicto, que aún se ve difícil, podría distraer la convocatoria de esta oposición interna de ascenso, señalan algunos de los jefes.

El otro problema tiene una solución más complicada. La concejala Romy Arce se reafirmó, en declaraciones a la prensa esta semana, en los tuits que lanzó poco después de la muerte de un senegalés de un infarto en Lavapiés. Sin embargo, se negó a contestar al juez. Ambas posturas han enfadado a los agentes.

Un sindicato la denunció por delito de odio, ya que los agentes municipales consideran que criminalizaba al cuerpo cuando se ha demostrado que no tenían nada que ver con la muerte del mantero.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba