La comparecencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la delegada del Gobierno en la región, Mercedes González, se recordará por el continuo intercambio de reproches que se intercambiaron ambos, unos dardos ante las cámaras que ninguno de los dos quiso disimular y que la representante del Ejecutivo de Pedro Sánchez resumió en un frase: "Bueno, pues se acabó la cordialidad (...) Ha durado bastante para lo que somos".

Tras las primeras palabras protocolarias, Almeida echó leña al fuego al 'invitar' a reflexionar al Ejecutivo de coalición porque "todos van en una dirección y el Gobierno de la nación" en otra. "Quien tiene un lío es el Gobierno de la nación, quien tiene un problema son los españoles", constató el alcalde.

La delegada en Madrid salió rápidamente al quite. "Yo creo que quien tiene un lío severo es la Comunidad de Madrid, que cuando hay una 'covid a la madrileña' se tiene que tomar decisiones por parte de las instituciones madrileñas", replicó González. "Podría apostillar, pero no lo voy a hacer", respondió en tono jocoso el alcalde, a lo que la delegada recogió el guante con una broma: "De aquí sacamos un disco de Pimpinela".

Curiosamente, detrás de estas palabras hay una profunda amistad entre Almeida y González que viene de muy atrás, concretamente de la etapa en la que el Ayuntamiento celebraba sus plenos en el antiguo edificio de la Casa de la Villa.

Almeida y la delegada del Gobierno en Madrid se enzarzan por la gestión de Pedro Sánchez
José Luis Martínez-Almeida y Mercedes González antes de su rueda de prensa. Europa Press

Él era uno de los jóvenes concejales que crecían dentro del PP madrileño bajo el manto protector de Esperanza Aguirre. Y ella llegó al Ayuntamiento en 2015 para ponerse al frente de su grupo en la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible.

Licenciada en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU, González es especialista en comunicación de instituciones públicas y políticas con máster en la Universidad Complutense y en la George Washington University, así que se conoce al dedillo cómo comportarse ante las cámaras.

La "amistad familiar" entre Almeida y González

Varios compañeros de los plenos en la antigua sede del Ayuntamiento recuerdan a este 'Buscón' que no era raro verles tomando algún café junto a la Plaza Mayor tras un pleno o compartiendo mantel en comidas en alguno de los restaurantes céntricos de la zona.

Esta "amistad familiar" entre Almeida y González les llevó este miércoles a dar una rueda de prensa sin pelos en la lengua, como cuando dos colegas discuten sobre algo desde opiniones distintas. Ninguno quería perder en el combate dialéctico y al final, se enzarzaron en un atípico rifirrafe en el que cada uno defendió con firmeza aquello en lo que creía que tenía razón.

"La que me has montado", le soltó luego -fuera de los focos- el alcalde a la delegada del Gobierno cuando iba a despedirse de ella. Las televisiones ya estaban emitiendo en bucle las imágenes de su encontronazo ante los medios, pero a Almeida y González les dio igual. Se dieron un abrazo con un "hasta la próxima"... rueda de prensa.