El Buscón

La candidatura de Casado pide consejo para las primarias... ¡al PSOE!

Maroto, el hombre fuerte de Casado, preguntaba ayer en los pasillos del Congreso a los socialistas cómo interpretar los datos de las primarias

Javier Maroto
Javier Maroto Ep.

Es lo que tiene sembrar en campo ignoto. El PP se subió a la ola de la democracia interna sin saber que las urnas las carga el diablo y, hete aquí, que después de que la pólvora de papeletas haya dado en la diana de Pablo Casado y Soraya Saénz de Santamaría ahora los dos candidatos andan como pollos sin cabeza intentando atar a los trabuqueros que son los compromisarios. Y en estas andan las huestes de ambos equipos. Llamada para aquí, vídeo para allá, entrevista para tí, silencio para los demás...

Pero, claro, cuando uno se mete en cueva desconocida corre el riesgo de que le suceda lo que a los famosos y afortunadamente salvados niños de Tailandia. Que puede que el agua suba y las consecuencias amenacen con ser nefastas. En este caso, toda ayuda es poca. Incluso la internacional. En este caso, debió pensar Javier Maroto, incluso la internacional socialista sirve para el descosido.

Llega a los oídos de este Buscón que el líder más pop del PP andaba ayer por los pasillos del Congreso contando a sus rivales del PSOE que su candidatura, la de Casado, había hecho ya dos barridos llamando a todos los compromisarios y que las cuentas le salían.

"Pero vete a saber", espetaba Maroto, "que lo mismo les llaman de la otra candidatura y les dicen que también les van a votar", soltaba el líder vasco de los populares a un grupo de socialistas en la zona interior del Congreso. Estos, conocedores de lo que es el acuchillamiento interno, asentían. Pero, a pesar del dicho de los galgos y los collares, no esperaban que tanta naturalidad, solidaridad y entendimiento llegase a la siguiente frase del vicesecretario popular:

- Vosotros, que tenéis experiencia en esto... ¿creéis que nos podemos fiar de los datos?

- No, Javier, no... En las primarias todos te votan cuando les preguntas, pero hasta que no se abra la urna...

Y con este sabio consejo, Maroto volvió a su escaño a seguir con el ábaco e introduciendo a buen seguro una nueva variable: los que nos votan seguro, los que nos dicen que nos votan pero no es seguro, y los que no nos votan....



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba