El Buscón

El PP rastreó las tarjetas del padre del diputado de Podemos Ramón Espinar

   

El diputado de Podemos Ramón Espinar durante un acto en Getafe
El diputado de Podemos Ramón Espinar durante un acto en Getafe Flickr: Maria Navarro Sorolla

“No teníamos que haber llamado a Esperanza hasta el final de la comisión de corrupción. Nadie sabe quién es Cerón ni ICM”. La frase es de uno de los diputados de la oposición que asistió a la comparecencia de la Comisión de Corrupción de la Asamblea de Madrid celebrada el viernes, consciente de la 'victoria' de la líder del PP.

Muchos de los miembros de la oposición consideran que si esta presencia se hubiera producido al finalizar las sesiones, habría sido más difícil para Aguirre. Este viernes lo tenía fácil pues le preguntaban sobre ICM, una empresa del Gobierno regional sobre la que contestó que era competencia de un consejero y que ella se ocupaba de otras cosas.

La aún presidenta del Partido Popular de Madrid se fue satisfecha de la reunión de la comisión e incluso agradeció a los presentes la educación con la que la habían tratado. No fue el intento de linchamiento que se produjo el día que acudió el expresidente Ignacio González o la jornada en la que declaró Salvador Victoria, decían los propios compañeros de la presidenta.

El objetivo del PP era vincular los pagos del padre del portavoz a algún gasto en el que pudiera estar implicado su hijo

Aguirre acudió pronto a la Asamblea y siguió con un grupo de diputados el desarrollo de la comisión en el despacho del portavoz popular en la Cámara, Enrique Ossorio. Luego bajó a la sala acompañada de los más fieles. En el PP tenían temor a la actuación de Ramón Espinar, portavoz de Podemos, que tiene especial habilidad para interrogar a los comparecientes. En esta ocasión, aunque lo intentó, no logró su propósito, quizá porque la presidenta popular mantuvo la calma y no se enganchó con Espinar como sí lo hizo su sucesor Ignacio González.

En el PP han estado en los últimos meses rastreando la tarjeta 'black' que utilizó Ramón Espinar, padre del diputado, que fue presidente de la Asamblea, y que se sentará en el banquillo por ser una de las personas que utilizó los plásticos opacos de Caja Madrid.

El objetivo de los 'populares' era vincular los pagos del padre del portavoz a algún gasto en el que pudiera haber estado implicado su hijo. Ramón Espinar Gallego fue consejero de Bankia a propuesta del PSOE y gastó 178.400 euros entre 2003 y 2010.

Sin embargo, en el Partido Popular no han podido llegar a ninguna relación entre esos gastos y el parlamentario de Podemos. Aguirre parece que tenía en la recámara la bala de recordar al diputado de Podemos el uso que había hecho su padre de las tarjeta, pero ni siquiera utilizó ese recurso para salvarse de las acusaciones del también senador.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba