El Buscón

El colesterol le cuesta a Bárcenas la mitad de su paga judicial de 300 euros

   

Luis Bárcenas dedicó este gesto a los periodistas que le esperaban en el aeropuerto de Barajas.
Luis Bárcenas dedicó este gesto a los periodistas que le esperaban en el aeropuerto de Barajas. EFE

¡Qué tiempos aquellos! ¿Verdad, Luis? Cuando cogías un avión para irte al fin del mundo y te mantenías en forma a golpe de descensos en esquí por zonas de nieve virgen, que a ti siempre te ha gustado lo más exclusivo. Además comías en restaurantes de cinco tenedores un día sí y otro también. Tu único problema de salud era la tensión que te provocaban los molestos periodistas que te esperaban en los aeropuertos para preguntarte por minucias de cuentas suizas y contabilidades manuscritas. La única forma de aliviarla era levantar al cielo el dedo corazón y que cada cual entendiese lo que quisiera. Pero desde aquella célebre imagen han pasado muchos meses, años... y entre medias has sabido lo que es la cárcel y, sobre todo, el rancho penitenciario durante 22 meses. Por eso, te has tenido que hacer un chequeo. Pero no uno cualquiera, en la Seguridad Social, como la mayoría de los españolitos, no. Tú te has ido a la clínica Neolife, un centro médico de prestigio en pleno Barrio de Salamanca, de Madrid, especializada en tratamientos preventivos antienvejecimiento. Ahí es nada...

Lo contaba este lunes la revista Interviú, quien desplegaba una sombra de duda sobre la capacidad del extesorero del PP para costearse los caros tratamientos de esta clínica que, sólo la primera consulta se eleva a los 3.500 euros. Sobre todo porque la Justicia tiene embargados preventivamente a Bárcenas todos los bienes (que se le conocen) y en su día el juez Pablo Ruz sólo aceptó desbloquearle 300 euros mensuales de sus abultadas cuentas corrientes para hacer frente a sus gastos básicos. ¿De dónde sacaba el 'parné' el que fuera todopoderoso hombre de los 'dineros' de Génova 13? A poner algo de luz sobre el oscuro asunto ha salido el médico que le ha tratado, el doctor Durante, quien en el programa "Al Rojo Vivo" que dirige Antonio García Ferreras ha confirmado que el político sí es paciente suyo, pero que la factura que le ha pasado por requerir sus conocimientos sanitarios no llegan ni de lejos a las cuatro cifras. El médico, con el permiso de su paciente de dedo enhiesto, ha asegurado que sólo le ha cobrado 150 euros. Al parecer, y eso lo aseguran desde el entorno familiar del propio Luis Bárcenas, un esfuerzo económico para controlarse el colesterol, que ya se sabe que a su edad (58 años cumplió el pasado mes de agosto) a veces hay que empezar a controlar la dieta.

La cifra, por tanto, no es escandalosa, pero deja bien a las claras la estima que Bárcenas tiene por sus arterias ya que es capaz de desembolsar en una consulta médica la mitad de lo que el juez Ruz aceptó desbloquearle al mes. Porque esos 150 euros son (y para eso no hay que ser expertos en contabilidades B) la mitad de aquellos 300 euros. Vamos, que te has gastado en que te digan que tu colesterol es bueno o malo y unos cuantos consejos para que la sangre siga circulando por tus venas sin obstáculos lo que cuestan un cargamento de esos yogures que aseguran en su publicidad que son capaces de despejar las autopistas a nuestros vitales glóbulos rojos. Por supuesto, no será este humilde Buscón el que te diga en qué te tienes que gastar tu paga mensual, pero luego no te quejes si el magistrado de turno te levanta el dedo corazón en forma de auto judicial negándote un aumento en la cantidad a desbloquear. ¡Qué tiempos aquellos! ¿Verdad, Luis? Cuando el colesterol te preocupaba menos que el horario de los vuelos a Ginebra.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba