El Buscón

Juan Luis Cebrián pide 1 millón a cada empresa del Ibex para costear el cumpleaños de 'El País'

   

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián EFE

Juan Luis Cebrián ha vuelto a llamar a las puertas del Ibex-35 para pedir ayuda. El presidente del Grupo Prisa es un viejo conocido entre los más altos ejecutivos del selectivo y en los últimos tiempos su presencia en los despachos de algunas de estas compañías se ha convertido en algo habitual. Especialmente en los bancos, a los que ha recurrido para que acepten suavizar las condiciones del pago de sus créditos o, directamente, para que le apliquen quitas de deuda. En los últimos días, el periodista ha conversado con varias de las empresas más importantes de España para explicarles el calendario de celebraciones que ha preparado con motivo del 40 aniversario de El País. En esas reuniones, ha solicitado 1 millón de euros a cada una de ellas para sufragar los festejos.

Los miembros de la plantilla del otrora "diario independiente de la mañana" y hoy "diario global en español" hace tiempo que saben de la intención de Cebrián de tirar la casa por la ventana para conmemorar esta efeméride. De hecho, su proyecto inicial era el de rehabilitar por completo su sede central, en la calle madrileña de Miguel Yuste, y coronar el edificio con una ostentosa cúpula acristalada. Nunca llegó a ejecutar esta idea, ni ofreció a sus periodistas una explicación sobre los motivos de la cancelación, pese a que Prisa se la comunicó a finales de 2014. Ahora bien, en su lugar programó una obra que ha servido para renovar la redacción del rotativo y, entre otras cosas, para construir un nuevo plató de televisión.

Cebrián ha pedido a las empresas del Ibex-35 que le extiendan un cheque con seis ceros para financiar el 40 aniversario de 'El País'

De puertas para fuera, Prisa ha elaborado un extenso programa de actividades con el que pretende concienciar a la sociedad del papel protagonista que ha jugado su principal diario durante las últimas cuatro décadas. Primero, bajo la batuta de Jesús de Polanco y la tutela de Felipe González; y, posteriormente, con Cebrián al mando y los acreedores aporreando las puertas de la compañía. Entre las acciones que ha previsto esta empresa para las próximos meses, se encuentra la organización de una exposición en Madrid sobre la historia de la cabecera que incluirá "más de 350 imágenes icónicas, 120 portadas históricas, 15 pantallas con la tecnología de visualización más avanzada y siete espacios dedicados a estas cuatro décadas y a las que están por llegar". Ahí es nada.

Todos estos fastos tendrán un elevado coste que Cebrián pretende que sea financiado por las empresas más poderosas de España, a las que ha pedido que le extiendan un cheque de seis ceros, según cuentan a este Buscón fuentes del selectivo, francamente sorprendidas por este asunto.

Combate Cebrián-Pedro J.

Oficialmente, el aniversario de la inauguración de El País se celebrará el próximo 4 de mayo. Sin embargo, pese a que esa fecha aún no ha llegado, la compañía lleva varias semanas recordando a sus lectores su inminencia y su importancia. Este esfuerzo fue especialmente visible el pasado 23 de febrero, cuando el periódico dedicó unas cuantas páginas al Golpe de Estado de 1981. En uno de sus artículos, aparecía Juan Luis Cebrián, de quien se afirmaba lo siguiente: "A las 18:23 de la tarde se encontraba en su despacho (...) "Acababa de comenzar la noche decisiva de la democracia. También su periplo personal hacia una decisión rápida y fundamental en la historia del periódico: publicar una edición especial en defensa de la Constitución. “A lo mejor es lo último que hago como director pero este periódico va a salir a la calle y lo va a hacer con un editorial contra los golpistas”, dijo en la reunión con la Junta de Fundadores".

Pocas horas después de que se publicara este reportaje, Pedro J. Ramírez, considerándolo pretencioso, dedicó un artículo al jefe de Prisa que llevaba por título 'Cebrián, o los últimos huevos del 23-F', en el que calificaba de "embuste" la afirmación de que El País fue el único periódico que plantó cara a los golpistas y en el que alertaba de la excesiva imaginación de Cebrián a la hora de describir lo que ocurrió en aquella jornada. "Como en cada aniversario Cebrián necesita aderezar su patraña con algún nuevo detalle, ayer se inventó que me colgó el teléfono. Hace cinco años se imaginó haberme dicho que yo no tenía "huevos", destacó.

Más allá de esta agria polémica, lo que percibe este Buscón, por los mensajes que le llegan desde El País, es que una buena parte de sus redactores está preocupada por el rumbo tomado por el diario durante los últimos tiempos. Son muchos los que mantienen que desde que entraron en el accionariado de Prisa algunas de las más grandes empresas de España y unos cuantos fondos buitre e inversores con poco o nulo interés por el periodismo, su línea editorial ha cambiado y existe un mayor temor a publicar exclusivas que resulten incómodas para los poderes fácticos. Eso no lo remarcará Prisa durante las celebraciones de su 40 aniversario, pero se ha convertido en la comidilla en las mesas de su sede madrileña.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba