El Buscón

Las turbias aguas del Canal rompen las relaciones del viejo con el nuevo PP

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid.
Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid,Cristina Cifuentes, decidió nada más llegar a la Puerta del Sol mantener una temporada al director general del Canal de Isabel II. Pero desde el primer momento los nuevos gestores del PP creyeron que había que hacer una ‘limpia’ importante porque se temían que la ‘joya de la corona’ se había convertido en un pozo oscuro.

Primero, pasado un tiempo prudencial, cayó el gerente y luego han ido desapareciendo más personas importantes en la gestión de la empresa, todas ellas vinculadas a Ignacio González. La presidenta cesó a Edmundo Rodríguez Sobrino, presidente de Inassa, filial colombiana del Canal, cuyo nombre apareció vinculado a paraisos fiscales. Luego caería Luis Miguel Garrido, jefe de Seguridad, por mantener el dispositivo de seguridad meses al expresidente después de que Ignacio González saliera de la Comunidad. Las últimas salidas han sido las de la directora Financiera María Fernanda Richmond, y del director de Recursos, Fernando Cevallos.

En estos dos últimos casos se trata de apuestas de Ignacio González que era el presidente del Canal. La primera es la esposa de un íntimo amigo del expresidente y el segundo el marido de la exconsejera Regina Plañiol, hoy diputada regional.

La razón oficial es por "pérdida de confianza" por su participación en la compra de la empresa brasileña Emissao. La real es que nadie entiende que se pagaran 21,4 millones por una sociedad en Brasil, que un año después valía cinco millones.

En estos dos últimos casos se trata de apuestas de Ignacio González que era el presidente del Canal. La primera es la esposa de un íntimo amigo del expresidente y el segundo el marido de la exconsejera Regina Plañiol, hoy diputada regional. Desde hace años se tenía la creencia de que el Canal hacía algunos estudios demoscópicos innecesarios, que en realidad eran utilizados por el PP para saber cómo evolucionaba la aceptación del partido y el Gobierno entre los madrileños.

Si las relaciones del antiguo PP con la ‘renovadora’ Cifuentes eran malas antes de que se pusiera el foco sobre el Canal de Isabel II, ahora son más que tensas. Algunos creen que se están produciendo “ajustes” que deberían dirimirse en otros lugares. Hace algunas semana ha aterrizado un nuevo director en el Canal, Rafael Prieto, que tiene como primera misión saber qué hay en la empresa. Podemos, y también el PSOE, han puesto el foco en la compañía.

El partido de Pablo Iglesias denunció hace semanas que una veintena de personas habían entrado en la empresa a dedo por su relación con el PP. La propia dirección está haciendo auditorías de todas las actividades en las que creen puede haber ‘zona de sombras’. No se sabe, por ejemplo, cuánto costó el proceso de intentar privatizar una parte de la compañía, paralizado por Cifuentes. La compra de la empresa brasileña irá, con toda probabilidad, al fiscal, pero también cualquier otra irregularidad que encuentren los auditores.

Para colmo, la Asamblea de Madrid aprobó que se inicien los trámites para proceder a la devolución de la gestión del agua al ente público Canal de Isabel II, y la liquidación de la empresa Canal Gestión S.A., ente que había creado González para poner en marcha la privatización. La moción contó con el voto favorable, además del PSOE, de Podemos y Ciudadanos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba