EL BUSCÓN

Cacicada en Andalucía: dejan sin oficina a la diputada que abandonó Ciudadanos

María del Carmen Prieto, en una intervención en la Cámara andaluza.
María del Carmen Prieto, en una intervención en la Cámara andaluza. Parlamento de Andalucía

La cortesía parlamentaria brilla por su ausencia en Andalucía, donde pasan del decoro a la trinchera, de la respetabilidad a la humillación en un santiamén. Y todo por un puñado de votos. Avasallando el honor del enemigo o discordante. El uso de la institución como cortijo propio. La nueva política.

Existe el condenable mobbing laboral, también el que sufren los niños en las escuelas y a partir de ahora ya puede hablarse de "mobbing parlamentario". Lo acaba de padecer la única diputada no adscrita de la Cámara andaluza, María del Carmen Prieto, que abandonó Ciudadanos recientemente por desavenencias con el giro liberal del partido de Albert Rivera y la redacción de los nuevos estatutos, que limitan las primarias y cierran el paso a corrientes críticas.

El grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, liderado por Juan Marín, ha dejado a Prieto sin oficina, sin un lugar en el que ejercer su trabajo como el resto de diputados, y ello con la connivencia del PSOE, que preside la Cámara regional a través de la figura de Juan Pablo Durán, muy próximo a la presidenta de la Junta, Susana Díaz

La barrabasada es histórica. Hasta el exdiputado nacional del PP Pedro Gómez de la Serna, salpicado por un presunto caso de corrupción internacional por cobro de comisiones, tuvo mejor trato cuando pasó al Grupo Mixto y los populares le relegaron a un despacho en el sótano del Congreso. 

Que no hay sitio en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas para que Prieto puede desarrollar su labor como diputada no adscrita -pues sigue conservando ciertas funciones- no tiene justificación alguna. Un atropello a la democracia parlamentaria de este país. Una cacicada en toda regla. ¿Se lo habrá comentado Durán a su amiga Susana? De Juan Marín, el episodio causa menos sorpresa, pues ya le había pedido a la diputada por Málaga directamente que se fuera y que entregara el acta. "No suelto el acta porque temo que venga otro palmero de Juan Marín", contestó en una entrevista en el ABC de Sevilla la exportavoz naranja en la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales.

Y lo más grave es que Prieto no está sola ni ha dado el salto a otro partido como tránsfuga, pues tiene detrás a más de un centenar de compañeros en Málaga

La Mesa del Parlamento andaluz, donde PSOE (con tres diputados) y Ciudadanos (con uno), socios de investidura, suman mayoría, resolvió este miércoles negativamente la solicitud de Prieto para disponer de un despacho en que "realizar su trabajo en condiciones de igualdad respecto al resto de diputados". Ella todavía puede ejercer su derecho a voto en el Pleno de la Cámara (Ciudadanos tenía antes nueve representantes y ahora ocho) o en la Comisión de la que es vocal, la de Desarrollo Estatutario. 

En su respuesta, la Mesa tira de un legalismo tan puritano que provoca sonrojo -o mejor dicho, vergüenza- y esgrime que "la puesta a disposición de espacios y medios materiales suficientes está circunscrita, conforme a lo dispuesto en el artículo 25.1 del Reglamento de la Cámara, a los 'grupos parlamentarios', por lo que la Mesa no puede acceder a asignarle un despacho". Vamos, que se vaya debajo del Puente de Triana a recibir a cualquier ciudadano o colectivo social que quiere trasmitirle su impresión sobre una determinada votación en el Pleno o en la Comisión de Desarrollo Estatutario.

Y lo más grave es que Prieto no está sola ni ha dado el salto a otro partido como tránsfuga. Tiene detrás a más de un centenar de compañeros que han pertenecido a Ciudadanos en la provincia de Málaga. Fuera de Andalucía, cuenta también con quienes desde la plataforma TranC'sparencia le apoyaron para que su enmienda a la totalidad del nuevo ideario del partido llegara a la IV Asamblea General, donde el aparato, controlado por Rivera, la tumbó .

Desalojo a toda prisa

En la notificación a Prieto, la Mesa del Parlamento andaluz viene a lavarse las manos y deja entrever que correspondería a Ciudadanos hacerle un hueco en sus dependencias. En este contexto, el órgano de gobierno de la Cámara prosigue: "Una vez producida su baja en el Grupo parlamentario Ciudadanos y adquirida en consecuencia por su señoría la condición de no adscrita conforme al artículo 24.1 del Reglamento, esta Mesa ha accedido a concederle un plazo (hasta este jueves) al objeto de que pueda recoger de la dependencia que ha venido ocupando hasta la fecha toda la documentación, pertenencias y demás efectos personales que sean de su propiedad". Un desalojo infame en el fondo y en la forma. A toda prisa. 

La institución que preside Durán también le dice a Prieto que, una vez se quede sin despacho, puede seguir utilizando la "oficina móvil" que tienen todos los diputados, esto es, un teléfono móvil y un ordenador portátil o tablet. Un recordatorio con sorna. No obstante, para rematarlo, no falta la amenaza final: "Transcurrido el plazo previsto (...) para el traslado de sus efectos personales sin haberse procedido al mismo, los propios servicios del Parlamento procederán a realizarlo de oficio". Y Durán y Marín dormirán con la conciencia tranquila...



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba