Desde el comienzo de la pandemia los bancos, cajas y  fundaciones de CECA han dado un paso adelante para amortiguar lo máximo posible el 'shock' económico al que se enfrentará el país. Estas entidades son conscientes del importante papel que tienen que jugar en una economía paralizada por el virus. Se enfrentan a la pandemia con balances saneados y sobre todo con una liquidez lo suficientemente alta como para facilitar nuevos préstamos y el adelanto del paro y pensiones. 

"La emergencia sanitaria que estamos viviendo es una de las pruebas más difíciles a las que se ha enfrentado la humanidad en la historia reciente. Por sus estragos, la pandemia se está comparando con periodos bélicos o de gran inestabilidad, como la gripe de 1918, la gran depresión de 1919 o la crisis financiera de 2008", recuerda Isidro Fainé, presidente de CECA.

Desde los inicios de la crisis provocada por la covid-19, las entidades adheridas a esta asociación han demostrado su solidaridad y se han volcado en ayudar a sus clientes con iniciativas para apoyar a los que peor lo están pasando. Hablamos de CaixaBank, Bankia, Kutxabank y Cajasur Banco, Abanca, Unicaja Banco, Ibercaja Banco, Liberbank, Caixa Ontinyent, Colonya Caixa Pollença y Cecabank. 

Todos estos grupos financieros han adaptado diferentes medidas para pymes y autónomos, familiares y particulares. Desde el punto de vista empresarial, las entidades asociadas a CECA han activado protocolos para la moratoria de préstamos, líneas de créditos con y sin el ICO, ayuda a comercio y a pago de proveedores. Para ser más exactos, esto es lo que han hecho:

Acciones de las Fundaciones asociadas a CECA

Moratoria

Se están concediendo las moratorias al pago de cuotas de préstamos para personas en situación de vulnerabilidad, de acuerdo con los criterios establecidos por el Gobierno, pero las entidades de CECA también han ido más allá. La han extendido a más personas y por un plazo mayor. Cualquier persona física (familias y autónomos) que como consecuencia de la crisis sanitaria se haya visto económicamente afectada por un expediente de regulación temporal de empleo o se enfrente a un cese o reducción de su actividad económica u otras circunstancias equivalentes, podrá solicitar una moratoria para el pago de las cuotas correspondientes a sus préstamos hipotecarios o personales, sin necesidad de comprobar si cumple o no con todos los requisitos del Real Decreto-ley y sin marcar umbrales máximos de renta.

Crédito 

Las entidades canalizan las líneas de avales del ICO para que la financiación llegue a las empresas y los autónomos. Con esta medida se contribuye a preservar la liquidez de estos colectivos, pues les garantiza fondos para afrontar pagos de salarios, proveedores, alquileres de locales, oficinas e instalaciones, gastos de suministros, vencimientos de obligaciones financieras o tributarias, y, en general, cualquier necesidad de circulante.

Además, se han adoptado diversas medidas destinadas a cubrir las necesidades de crédito y liquidez de empresas y autónomos, más allá de la línea de avales del Estado. Se ha puesto a disposición de los clientes una amplia batería de medidas como préstamos preconcedidos, flexibilización de los productos de circulante o apoyo a la financiación a largo plazo.

Pago a proveedores y ayuda a comercios

Se apoya a los proveedores en este periodo excepcional para mejorar su liquidez y garantizar al máximo el empleo de pymes y autónomos.

Existen al mismo tiempo ayudas al pequeño comercio, que ha visto afectado su negocio por los efectos del coronavirus, facilitando financiación, reduciendo comisiones y ayudando a impulsar las ventas online. Las medidas son, entre otras, la devolución de la comisión de mantenimiento de los TPV a comercios que no puedan operar en estos momentos o facilitar el uso de TPV virtual y pago a través de email a los que quieran realizar ventas a distancia.

Adelantos 

El adelanto de todas las prestaciones públicas del Estado tiene como objetivo en unos casos anticipar ingresos con que hacer frente a  pagos de servicios básicos y en otros, evitar que los clientes tengan que desplazarse a la sucursal bancaria, sobre todo las personas mayores para preservar la salud. Esta medida se ha complementado con otras como enviar una notificación al cliente cuando se ha producido el abono de la pensión en su cuenta o potenciar los canales a distancia y los cajeros automáticos.

Seguros y fondos de pensiones

En el ámbito del ahorro, los bancos y cajas han facilitado el rescate de los derechos consolidados de los partícipes de los planes de pensiones de acuerdo con el marco legal vigente. La medida favorece que estas personas con problemas de liquidez puedan hacer uso de parte de su ahorro-previsión para responder a sus gastos más inmediatos.

Paralelamente, se ha ofrecido el fraccionamiento de las primas de seguro para ayudar en la planificación y gestión de la economía doméstica. De esta manera, los clientes podrán abonar de manera más cómoda las primas de sus seguros y les ayudará en la planificación y gestión de su economía doméstica, más difícil en estos momentos que algunos hogares cuentan con menor renta disponible.

Otras medidas

De una forma aún más solidaria, se han puesto en marcha diferentes mecanismos para todo aquel que quiera hacer donaciones a instituciones asistenciales. Se han destinado fondos y promovido campañas en colaboración con otros agentes sociales para combatir los efectos del coronavirus.

En otro orden de cosas, se ha acordado eliminar el cobro de comisiones por retirar efectivo a débito en cualquier cajero del país e incrementar el límite de seguridad del PIN de 20 a 50 euros. Con la primera medida los clientes pueden acudir al cajero más cercano sin preocuparse por las comisiones, contribuyendo así a reducir los desplazamientos y cumplir las recomendaciones de las autoridades en materia de movilidad. Con la segunda, se reduce el contacto con el TPV, reduciendo las posibilidades de contagio del virus.

Cabe destacar que aproximadamente el 90% de las oficinas de las entidades de CECA han permanecido abiertas y prestando servicio durante el estado de alarma. Todo ello sin dejar de potenciar y recomendar el uso de canales a distancia, que han sido reforzados con medidas preventivas y se encuentran plenamente operativos.

Fundaciones

Las fundaciones asociadas a CECA han tenido un papel muy importante en la lucha contra el coronavirus. Estas entidades están ofreciendo soluciones de urgencia en materia de obra y acción social para atender las necesidades más básicas impuestas por la situación actual derivada de la crisis sanitaria. En este sentido, han destinado más de 135 millones de euros en potenciar la inversión en obra y acción social durante la pandemia que han alcanzado a más de 113.300 beneficiarios.

Así, han desarrollado durante este periodo cerca de 350 proyectos de investigación sobre el Covid-19 y han donado más de 150.000 mascarillas y pantallas faciales, 13 respiradores, 6.600 tablets, y 2.500 lotes de productos básicos y alimentarios.  

Entre la multitud de iniciativas y programas que se han llevado a cabo, destacan tres tipos de iniciativas. En primer lugar, la atención directa a las necesidades de las familias con menos recursos. Todas las fundaciones están colaborando con los comedores sociales, han ampliado las becas que venían ofreciendo o han lanzado campañas con los bancos de alimentos de sus ciudades para abastecerlos ante la creciente demanda. Por otro lado, la concesión de ayudas económicas a la investigación médica para lograr vacunas y tratamientos eficaces contra la enfermedad. Y por último, las fundaciones han potenciado la puesta a disposición de recursos a través de webs como libros, charlas en streaming o conciertos entre otros.

La lucha del sector financiero contra los efectos de la covid-19