La Anatomía Patológica es una disciplina médica que pocas personas conocen. Según explica su sociedad científica, la Sociedad Española de Anatomía Patológica, esta ciencia médica se encarga de estudiar y analizar la estructura celular para explicar los porqués de las diferentes enfermedades.

“Para ello necesita una muestra de un tejido o de un órgano, lo que conocemos como ‘biopsias’, una pieza quirúrgica o bien una citología”, aclara. A la hora de analizarlos, hasta ahora, la herramienta fundamental que han empleado los patólogos, como así se llaman estos especialistas, son los microscopios ópticos, aunque dice que también pueden emplear otros tipos como el electrónico o el de inmunofluorescencia, aparte de equipos para análisis molecular.

No obstante, todo está avanzando y, poco a poco, surgen proyectos de innovación, como la digitalización en Anatomía Patológica, que aporta innumerables ventajas. “El diagnóstico por imagen digital se traduce en una mejora de los flujos de trabajo, de eficiencia y de calidad del diagnóstico, gracias a la automatización de los procesos, la incorporación de nuevas herramientas digitales de diagnóstico y de colaboración entre especialistas en tiempo real”, defiende el doctor Federico Rojo, jefe del servicio de Anatomía Patológica de los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba (Collado Villalba).

La digitalización de servicios de Anatomía Patológica simplifican la obtención de segundas opiniones, acortan los tiempos de diagnóstico y ofrecen una mejor asistencia a los pacientes

Precisamente, destaca que los departamentos de Anatomía Patológica de estos centros desde hace 5 años han consolidado un proyecto de digitalización de sus servicios que, entre otros avances, dice que simplifican la obtención de segundas opiniones, acortan los tiempos de diagnóstico y reducen costes, al tiempo que ofrecen una mejor asistencia a los pacientes, al permitir trabajar con mayor rapidez y precisión y mejorar los diagnósticos. “Un conjunto de beneficios que ha consolidado a estos cuatro hospitales como líderes en esta estrategia a nivel mundial”, destaca Rojo.

Concretamente, resalta que este proyecto permite a sus más de 40 especialistas en Patología trabajar en red, así como realizar de forma digital la totalidad de los diagnósticos de las muestras de tejidos de sus pacientes: “Permite funcionar a cuatro hospitales en la comunidad de Madrid, a trabajar de forma integrada en la Nube intercambiando los casos, la información, y permitiendo una innovación en la forma de abordar el diagnostico desde la Anatomía Patológica”.

Imágenes del proceso de digitalización de una muestra en el Servicio de Anatomía Patológica de la FJD

Se trata de la primera iniciativa a nivel mundial de esta envergadura, al integrar el trabajo de 4 hospitales y trabajar en un entorno virtual: “La incorporación de esta forma de trabajar en digital no solo mejorará la calidad en el diagnóstico, sino que favorecerá una mejor asistencia de los pacientes. La digitalización no es un cambio en la forma de realizar el diagnóstico, sino que supone un cambio a medio plazo en cómo abordar la medicina, cómo realizar el diagnóstico en los pacientes”.

En este sentido, el doctor Pablo Cannata, médico especialista del Servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz (Madrid), subraya que las muestras biológicas llegan al servicio y no simplemente se les realiza un análisis, sino una interpretación de la muestra recibida con el objetivo final de obtener cortes histológicos mediante patología digital, y no con el microscopio convencional como antes, para llegar a un diagnóstico.

“El resultado final será un informe en el que ayudaremos al oncólogo o clínico en cada caso a tratar al paciente. El sistema después de la digitalización no solo permite diagnósticos más precisos mediante la superposición incluso de imágenes, sino que también ayuda en el flujo de trabajo gracias al software”, agrega este especialista de la Fundación Jiménez Díaz, centro que recientemente se ha convertido en el primer hospital del mundo en obtener el EFQM Global Award, Premio a la Excelencia en Gestión de mayor prestigio internacional.

Los avances conseguidos y su utilidad para el cáncer

Con la digitalización total de los servicios de Anatomía Patológica de estos 4 hospitales universitarios, llevada a cabo gracias a la solución Philips IntelliSite Pathology, se han analizado cerca de 600.000 muestras de tejido de más de 140.000 pacientes procesadas cada año en sus laboratorios. “De esta manera, se convierten en ficheros digitales de alta resolución que se conservan en una base de datos agregada única en un entorno virtual”, afirma el jefe del servicio de Anatomía Patológica de los citados hospitales públicos.

Adicionalmente, Federico Rojo ensalza que esta iniciativa “ha abierto la puerta en esta red hospitalaria a la patología computacional”, basada en la aplicación de herramientas de inteligencia artificial y de análisis de las imágenes, con el objetivo de ayudar a los patólogos en su labor de diagnóstico y de tipificación de diversas enfermedades, optimizando aspectos como la rapidez, la precisión y la seguridad en la práctica de una profesión fundamental en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, entre otros ámbitos estratégicos.

A su juicio, estos avances en el uso de la información y de la tecnología en Anatomía Patológica incorporan la aplicación de algoritmos de soporte al diagnóstico en ciertas patologías prevalentes, optimizando la fiabilidad en su diagnóstico, mientras que la utilización de sistemas de inteligencia artificial automatizará las fases del proceso diagnóstico en patología, e incrementarán la eficiencia de su labor. "Nuestra especialidad entra en la era del diagnóstico de precisión", sostiene Federico Rojo.

Un enorme paso tecnológico

Según indica este especialista, este proyecto comenzó hace 5 años y ha modificado la forma de trabajar de la especialidad de Anatomía Patológica, cambiando el prisma desde el que los patólogos realizan los diagnósticos: "Es resultado y mérito de un equipo de grandes profesionales en gestión, procesos, sistemas, sanitarios y técnicos".

En su opinión, este "enorme paso tecnológico" ha supuesto una “importante innovación” en la organización del diagnóstico, a la par que ha representado un “auténtico cambio en la forma de abordar la Medicina" en este ámbito, a la vez que ha permitido crear una base de datos agregada de imagen digital, que está alojada en un entorno virtual, y a la que todos los especialistas de los cuatro centros pueden acceder para consultar casos y compartir imágenes analizadas con otros facultativos en tiempo real.