Banca

El banco virtual o cómo poner la tecnología al servicio del cliente

El banco virtual o cómo poner la tecnología al servicio del cliente
El banco virtual o cómo poner la tecnología al servicio del cliente Charlz Gutiérrez De Piñeres

La tecnología ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con el entorno, con los conocidos e incluso con las empresas. Es el caso del sector bancario que ha sabido adaptarse a las necesidades de sus clientes en el ámbito tecnológico a través del desarrollo de aplicaciones y la creación de una banca online con el objetivo de facilitar a los usuarios las gestiones básicas de los productos que tengan contratados.

La tecnología ha permitido que ahora los clientes no dependan del horario de la oficina para poder hacer sus gestiones. A través de un cajero automático, de la web de su entidad o de su app pueden realizar todo tipo de gestiones a nivel nacional e incluso internacional.

El cliente digital puede hacer una transferencia mientras realiza una pausa en su trabajo para tomar un café, pagar la matrícula de la universidad de sus hijos mientras está en la playa de vacaciones, o informarse sobre las hipotecas que ofrece su banco cuando tiene un rato libre después de cenar.

Esto ha mejorado mucho la relación entre clientes y bancos, ya que por fin los clientes sienten que las entidades bancarias de verdad se amoldan a lo que ellos necesitan.

ABANCA frente al reto de la digitalización

En el caso de ABANCA el uso de las nuevas tecnologías se ha aplicado de una forma transversal, apostando por las herramientas digitales pero sin renunciar a una atención personalizada que ahora es multicanal.

La web de ABANCA es un claro ejemplo de cómo un banco digital es capaz de satisfacer todas las necesidades de sus clientes de forma virtual.

En ella tanto el cliente como el futuro cliente se puede informar con todo detalle con los productos que comercializa la entidad. Cuentas corrientes, préstamos, hipotecas, tarjetas de crédito, etc.

Para el perfil actual de cliente bancario, que no tiene mucho tiempo libre y el que tiene no lo quiere pasar en una sucursal bancaria, esto supone un gran beneficio. Puede buscar la información que necesita en cualquier momento y desde cualquier lugar, valorando si le interesan o no los productos ofrecidos. Incluso puede hacer la contratación de los productos que le interesan con apenas unos clicks.

El sistema de banca digital de ABANCA es especialmente útil para sus clientes incluso en los casos de emergencia. Si un cliente detecta que ha perdido su tarjeta de crédito o ha notado un movimiento inusual en sus cuentas, puede ponerlo en conocimiento de la entidad desde la web, pudiendo actuar en el mismo momento en que se da cuenta de que algo va mal, sin tener que esperar a que abra su oficina.

APP de banca móvil

El servicio de banca digital de ABANCA se complementa con una app gratuita para el móvil que hace los servicios bancarios todavía más accesibles para sus clientes.

Permite pagar recibos con tan solo hacerles una foto, usar el móvil como medio de pago, enviar dinero desde el teléfono a un cajero para que incluso lo pueda sacar otra persona, aplazar el pago de las compras o acceder a un servicio de broker online para invertir los ahorros y hacerlos crecer.

Todo esto con un manejo muy sencillo e intuitivo que permite hacer todas las gestiones de forma rápida y eficaz, desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora.

Un nuevo concepto de oficinas

Con clientes que son cada vez más digitales, las oficinas comerciales no están destinadas necesariamente a desaparecer, pero deben cambiar.

El servicio personalizado debe ser mucho más especializado y más dinámico. Un buen ejemplo es el modelo de Oficina Rápida que ABANCA puso en marcha en 2016.

Entidades especialmente pensadas para la realización de las gestiones bancarias del día a día pero de una forma mucho más rápida. Para ello se han eliminado los puestos de atención comercial y se han incrementado los puestos de caja, con herramientas tecnológicas como el dispensador automático de turnos que permiten una mejor optimización del tiempo de trabajo de los empleados y una mejor atención al público.

Cambiar para mejorar

Los avances tecnológicos han obligado a las entidades bancarias a cambiar su modelo tradicional de negocio para adaptarse a los nuevos tiempos y al nuevo perfil de cliente. A cambio, han conseguido ser mucho más eficientes y mejorar su reputación.

Sin duda, entidades como Abanca han decidido asumir el reto de incorporar tecnología a sus procesos de negocio en aras de mejorar la atención al cliente y facilitarle la manera de relacionarse con su entidad financiera.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad

Últimas noticias



Volver arriba