Branded Content

Preguntas y respuestas sobre la nueva movilidad en la era post-covid

Expertos de la movilidad urbana dan respuesta a las incógnitas que ha dejado el virus en el sector

La nueva movilidad en la era postcovid
La nueva movilidad en la era postcovid Vozpópuli

La irrupción del coronavirus ha cambiado la forma en que nos movemos, generando una serie de dudas e incógnitas relacionadas, fundamentalmente, con la seguridad y el riesgo de contagio en el transporte público. La covid-19 y el 'miedo' que ha dejado a su paso ha llevado a los ciudadanos a plantearse una modificación de sus hábitos de movilidad. Esto también ha obligado a las compañías e instituciones vinculadas al transporte a adaptarse a los cambios y modificar su estrategia. 

De dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos en términos de movilidad son dos cuestiones que se han abarcado en un encuentro digital organizado por Vozpópuli en colaboración con Acciona. Alfonso Sánchez Vicente, director gerente de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), y Filippo Brunelleschi, director de Expansión del Servicio de Movilidad de Acciona, han resuelto las dudas que los lectores han enviado a este medio durante los días previos al evento. 

¿Creen que el transporte en las ciudades cambiará tras la pandemia? (Alejandro, 45 años)  

ALFONSO. Es una incógnita a la que nos enfrentamos todos. Evidentemente se van a producir cambios, y no sólo que se vayan a producir, sino que se han producido ya. Cambios como, por ejemplo, en la flexibilización de los horarios o en la forma de comportarnos dentro de nuestros ámbitos habituales, algo que está generando cambios importantes en la movilidad. Y ahí es donde nosotros pensamos que el transporte público tiene que seguir siendo el eje vertebrador de las ciudades. 

FILIPPO. Igualmente para nosotros. Hemos visto cambios de comportamiento en algunas ciudades. Al reducirse la movilidad de los ciudadanos por las restricciones y los consejos sanitarios, obviamente ha habido un cierto descenso, a pesar de todas las medidas de seguridad y de higienización, en el uso de nuestras motos. Pero también ha habido una variación en su uso: la duración es más larga y los trayectos de más kilómetros. Ha habido un cambio de costumbres en los clientes. Con respecto al descenso en el transporte público, vemos un horizonte de recuperación que necesitamos, como pieza fundamental del mix de la movilidad.

Soy una usuaria habitual de metro y autobús de Madrid y cada vez me angustio más al ver la cantidad de gente que viajamos. ¿Realmente es seguro utilizar el metro y el autobús?  

ALFONSO. Tanto el metro como el autobús, el transporte público en general, es muy seguro. Se han tomado todas las medidas adecuadas para que lo sea. La primera de ellas ha sido el uso obligatorio de la mascarilla, que fue solicitado entre otras empresas por la EMT al ministerio cuando en su momento no eran obligatorias, porque la distancia de 1,5 / 2 metros, la distancia social, no se podía cumplir en el transporte público. Dicho todo eso, desde el primer día estamos higienizando, desinfectando los autobuses a diario, nuestros conductores van separados por mamparas, tenemos posibilidad de pago por contactless, etc. El transporte público es seguro y lo que no podemos hacer es estigmatizarlo, sino todo lo contrario, es la base de la movilidad de las ciudades y tenemos que trabajar en ganar esa confianza, que parece que algún usuario ha perdido. Yo tengo que decir que ya a día de hoy hemos recuperado el 60% de la demanda. Es decir, sobre el 100% que había anterior a la crisis, llevamos ahora mismo el 60% con el mismo número de autobuses, es decir, con el 100% de la oferta. Yo lo que quiero dejar claro es que el transporte público es muy seguro, desde el punto de vista de la pandemia, totalmente seguro. Y, además, no tenemos constancia de haya habido contagios en el transporte público, no es un vector de contagio. Precisamente por la responsabilidad de los propios usuarios que cumplen a rajatabla el uso de la mascarilla.

El transporte público es muy seguro, totalmente seguro. No tenemos constancia de haya habido contagios en él

FILIPPO - El transporte público nosotros lo vemos como una pieza fundamental del mix de movilidad urbana y, por otro lado, tampoco es viable y sostenible que los usuarios de transporte público puedan irse al  vehículo privado. No se puede hacer frente a toda esta demanda si se mantiene así. Es fundamental que los servicios de transporte colectivo recuperen sus niveles de uso en las grandes ciudades. Todos sabemos las medidas de seguridad que se han puesto en marcha y que no ha habido ningún reporte de contagio. Todas las medidas están ayudando (mascarillas, higienización…) y es fundamental que para reactivar la movilidad urbana nos apoyemos en el transporte público. Por eso desde ACCIONA hablamos de “multimodalidad” porque no se trata de que nuevas fórmulas como el “sharing” sustituyan al transporte público, sino que se sumen a él y lo complementen. 

¿Se han aumentado medidas de prevención en los vehículos compartidos y en autobuses ante los nuevos rebrotes? (María)

FILIPPO. Yo te puedo contar lo que nosotros hemos hecho en vehículos compartidos. El grupo Acciona hemos sido de los primeros con los servicios urbanos en poner medidas de higienización de los vehículos y lo mismo estamos haciendo con nuestras motos. Las motos se revisan diariamente y hemos dotado todas de una serie de medidas y herramientas  para limitar o eliminar cualquier riesgo de contagio. Siempre hemos tenido las redecillas mono uso reciclables que van debajo del casco, hemos añadido toallitas higienizantes, gel hidroalcohólico para limpiar las manillas y puntos de contacto de la moto, y hemos hasta eliminado una de las viseras de los cascos que podría haber sido foco de contagio.

ALFONSO. Nosotros desde el primer momento estamos desinfectando mediante nebulización todas las noches, es decir, hasta 1.700 / 1.800 autobuses se desinfectan íntegramente (ahora hemos reducido un poco porque estamos en horario de verano). Tenemos el pago contactless, es decir, si queremos no utilizamos el dinero, tenemos a nuestros conductores separados por mamparas, inspección permanente en los autobuses para confirmar que los usuarios utilizan la mascarilla y que lo hacen correctamente. Y luego, Acciona –que resultó adjudicataria de la limpieza de las bicicletas de BiciMAD-, y en una oferta muy inteligente para limpiar las bicicletas con productos desinfectantes, y a su vez, ofreció motos eléctricas para los operarios que van, un tema especialmente sostenible. No hemos escatimado en ninguna de las medidas y tanto en el uso de la bicicleta compartida o en el caso de las motos; en caso de Acciona o en el caso del transporte público yo creo que se están haciendo las cosas muy bien.

 ¿Es seguro utilizar las bicicletas compartidas en las grandes ciudades? (Jaime, 30)

ALFONSO. Los modos de uso individual, por aquello que vas completamente solo, te permiten no estar en contacto con nadie y han sido muy demandados. En BiciMAD hemos batido récord de uso de bicicleta a lo largo de su historia con más de 17.000 usos en un día. Y hemos rebasado el récord histórico de abonados superando los 70.000. Lo único que pusimos obligatorio fue el uso de guantes para usar nuestras bicicletas y todas las noches son desinfectadas tanto las bases como las propias bicicletas. El usuario creo que está muy satisfecho de estos modos individuales que complementan a la columna vertebral del transporte público.

FILIPPO. La EMT nos confió a Acciona la higienización de las bicis de BiciMAD, fue un esfuerzo conjunto para diseñar una primera pauta en la higienización de los vehículos de transporte compartido Post-Covid. Un aprendizaje que obviamente hemos aplicado a nuestras motos.  Durante las semanas más complejas de la crisis del coronavirus tuvimos que retirarlas y almacenarlas de forma que pudiéramos volver a desplegarlas lo más rápidamente posible, ya que siempre pensamos en retomar la actividad lo antes posible, pero aprovechamos ese tiempo para hablar con expertos sanitarios y hacer un estudio también entre nuestros clientes para ver qué aspectos preocupaban a unos y a otros y diseñar conjuntamente soluciones de limpieza que fueran seguras.

¿Qué secuelas ha dejado la covid-19 en el transporte público?  ¿Y en el transporte privado?

ALFONSO. En el transporte público lo que surge es una desconfianza, pero luego la gente ha ido percibiendo ese buen hacer de las compañías, tanto públicas como privadas, en el transporte y poco a poco esa confianza se va recuperando. Esa es la parte fundamental. Ahora, el reto es conseguir (como te decía antes estamos al 60%) llegar al 100%. Es cierto que creemos que habrá un porcentaje que será de difícil recuperación a corto plazo porque estará relacionado directamente con el trabajo. Es decir, si hay una caída en el trabajo pues será difícil por menos movilidad. Y, por otra parte, qué va a suceder con colegios, universidades, en fin, con los hábitos anteriores a la crisis de la Covid-19. Qué va a pasar cuando llegue septiembre.

Las ciudades tienen una oportunidad histórica en este momento para apostar porque los ciudadanos se desplacen de otra forma

FILIPPO. Nosotros creemos que las ciudades tienen una oportunidad histórica en este momento para apostar porque los ciudadanos se desplacen de otra forma. Hay un afán que creemos es imparable para que la movilidad sea verde y sostenible, y todo esto sabemos que es necesario para que la movilidad sea multi modal, compartida, conectada y eléctrica. 

Soy un trabajador del sector del automóvil y me gustaría saber cómo puede afectar el coronavirus a la venta de vehículos eléctricos.   

FILIPPO. Indudablemente afectará. El año pasado se matricularon en España unos 24.000 vehículos eléctricos. El 20% de esta cifra lo aportó Acciona con nuestras motos. Ahora hemos puesto en marcha un programa para que nuestros empleados utilicen nuestro servicio de Motosharing para desplazarse al trabajo. Queremos que la movilidad compartida ayude a la movilidad urbana. La movilidad compartida junto con el transporte público. Es muy probable que el servicio ofrecido por lo público y la movilidad compartida ayuden a que haya menos contaminación y menos tráfico por lo cual, probablemente, haya menos venta de vehículos.

ALFONSO. Yo creo que sí se incrementará la venta de vehículos eléctricos encaminados también hacia esa movilidad compartida. Y comparto con Filippo la colaboración público-privada entre la parte troncal del transporte público, pero luego muy bien complementada con esos nuevos modos de movilidad como las motos de Acciona o el carsharing o la bicicleta. Ahora mismo el ayuntamiento de Madrid ha sacado 4.800 bicicletas free floating, que se van a adjudicar próximamente y a la que también ha concurrido la EMT. Estos modos individuales, sostenibles, con energías verdes, complementados por un transporte público cada vez más sostenible por nuestra apuesta por autobuses eléctricos con cada vez menos emisiones o cero emisiones, el complemento de estas dos actividades es muy interesante para la ciudad y va a dar muy buenos resultados en el corto plazo.

¿Hay cifras de incremento del vehículo compartido en detrimento del transporte público? (Manuel, 35 años)

FILIPPO. No creo, durante este periodo hemos visto una caída proporcional de todo tipo de transporte. A futuro yo creo que el crecimiento debería ir bastante de la mano. La ventaja del transporte público y de los vehículos compartidos es que dejemos las ciudades y los centros de ciudades un poco más libres del transporte privado, contaminante y tan poco eficiente. La mayoría de vehículos son utilizados por una persona. Vemos un horizonte medianamente positivo teniendo en cuenta que habrá una bajada por cambios de costumbres, diferencias sociales que se han estado produciendo, o el teletrabajo. Aunque, igualmente volveremos a volúmenes importantes de movilidad urbana. Lo que esperamos es que esta movilidad vuelva de la forma más sostenible posible. 

Lo que tiene que haber es más transporte público y más movilidad compartida. Menos vehículo de uso individual y exclusivo

ALFONSO. Por ahondar en lo que está diciendo Filippo, yo no creo que tenga que haber más movilidad compartida en detrimento del transporte público, al contrario. Lo que tiene que haber es más transporte público y más movilidad compartida. Menos vehículo de uso individual y exclusivo porque al final son unos recursos que estamos consumiendo todos sin necesidad. Es decir, un buen transporte público con un buen complemento, es decir intermodalidad con vehículos compartidos… con todos estos nuevos modos de movilidad, creo que es el futuro de ciudades como Madrid. Donde creo que en este sentido se están haciendo bien las cosas sin conformarnos. Hay que seguir avanzando y apostando por ello.

Sobre el crecimiento de la movilidad individual estas semanas, ¿se espera que siga haciéndolo a medio y largo plazo?

FILIPPO. Esperamos que una parte del transporte privado pase a vehículos compartidos. Y ahí, una vez más, necesitamos un poco de soporte, que ya estamos viendo de forma muy positiva por parte de muchos ayuntamientos en España y también en Europa, en lo que se limita o se intenta contener un poco la entrada de vehículos contaminantes. Esto nos ayudará a nosotros. De todas formas, y aunque vayamos a la mejor de las hipótesis, que los ciudadanos dejen de utilizar el vehículo privado, nunca será una demanda que podamos satisfacer al 100% con vehículos compartidos, necesitamos el transporte público.

ALFONSO. Desde nuestra experiencia con BiciMAD estamos tremendamente sorprendidos, porque durante la pandemia se cerró el servicio, y desde que abrimos ha ido creciendo y hemos superados todos los récord. Esperemos que con las nuevas bicicletas que ha decidido sacar el Ayuntamiento suceda lo mismo y todavía veamos más bicicletas de uso público en la ciudad de Madrid. Y espero que las motos también vayan hacia arriba y recuperen el 100% en un breve espacio de tiempo. Con respecto al vehículo privado, ha crecido porque al inicio de la pandemia, a las personas que se tenían que mover les parecía el modo más seguro, pero aun así, tampoco ha recuperado el 100%. Yo espero que no lo haga y con la facilidad que ofrece el transporte público y la movilidad compartida seamos capaces de convencer al usuario y lo utilice de forma mayoritaria. Espero que esta pandemia ayude también a ese cambio de mentalidad.

¿Cuándo esperáis que la demanda de transporte público y de motos eléctricas vuelva al 100% o a los niveles anteriores a la covid-19?

FILIPPO. Simplemente con la vuelta a la movilidad urbana con menos limitaciones. Pero nos preocupan los rebrotes, la vacuna nos ayudaría a no volver al pasado. La recuperación la estamos viendo en todas las ciudades, unas con más fuerza y otras han salido de la pandemia para entrar en temporada de verano, que históricamente puede ser más baja a nivel de negocio. Si no hay mayores rebrotes de aquí a septiembre con la vuelta a los colegios y oficinas, imaginamos que los niveles de uso podrían volver a niveles de uso pre-covid. En las ciudades que operamos hemos visto una buena recuperación hasta ahora y no es un uniforme, no en todas las ciudades, pero en Madrid estamos bastante cerca, un 80%, de lo que eran los niveles pre-covid.  

La recuperación la estamos viendo en todas las ciudades, en unas con más fuerza que en otras

ALFONSO. En el transporte público yo creo que en 2020 no vamos a recuperar el 100% ni mucho menos. En el 2021 nos costará todo el año seguramente. Pero sobre todo motivado por algunas de las cosas que ha dicho Filippo. Hemos aprendido a teletrabajar. Era una asignatura pendiente de muchas empresas, pero ahora yo creo que todos sabemos ya ejercer el teletrabajo y por lo tanto es una incógnita cómo se va a afianzar en nuestros hábitos de empresa, pero seguramente ha venido para quedarse y eso reducirá en alguna medida la movilidad. Luego, niveles de paro provocados por la propia crisis, pues en función de cómo funcione también nos van a afectar a la movilidad. Y luego, si finalmente llega la vacuna, durante 2021, seguramente a finales creo que estaremos en condiciones de aproximarnos a la recuperación. Aunque el 100% lo veo todavía difícil. Pero estaremos creciendo y si estamos en línea de crecimiento pues llegaremos a ese 1.700.000 viajeros que mueven la EMT todos los días. Hay que tener en cuenta que ahora estamos comparando con los días homogéneos del año anterior, que es con oferta de verano, pero digamos que nos hemos quedado ligeramente por encima de los 700.000 viajeros. Sobre un 1.700.000 un día tipo de febrero, marzo. Queda mucho por hacer, pero creo que tenemos las herramientas para ir recuperando a los usuarios.

Hola, soy Beatriz y estoy estudiando un grado universitario. Cuando vuelva el curso tendré que ir en transporte público todos los días a clase. ¿Se intensificarán los controles cuando vuelvan actividades como la universidad, los institutos o el colegio? 

ALFONSO: Yo creo que nosotros vamos a seguir con las mismas pautas que venimos haciendo hasta ahora y que nos están dando un resultado muy bueno, que es seguir desinfectando nuestros autobuses y exigir el uso de la mascarilla. Mantenemos la misma oferta que cuando llegábamos al 100% de las personas que llevábamos con anterioridad, de manera que nuestro grado de ocupación de los autobuses es más reducido, es decir, vamos más holgados dentro de los autobuses. Y, como he dicho desde el principio, pueden estar tranquilos porque nuestros autobuses, el metro, el transporte público en general, es extremadamente seguro, y todo lo que está en nuestras manos, se ha hecho desde el primer momento, no se ha escatimado ningún esfuerzo. Por tanto, puede estar tranquila para ir a su trabajo, para ir a su universidad con total normalidad. Es verdad que, por ejemplo, las líneas universitarias las suspendimos durante un tiempo, por mermar su actividad habitual. con la oferta actual, puede estar más que tranquila.

Mi nombre es Darío y tengo 50 años, ¿serán los coches y motos eléctricas los grandes vencedores tras la covid?

FILIPPO: En general, la movilidad eléctrica es sostenible. No creo que el coronavirus haya modificado los cimientos de la estrategia que tenemos, no ha cambiado nuestra visión de la movilidad. Estamos convencidos de que el rumbo por el que vamos de la apuesta hacia la sostenibilidad ha llegado para quedarse. La venta o el uso de vehículos eléctricos es algo que tenemos que incentivar y aún más si el círculo se cierra con la generación de energía de fuentes renovables, que es lo que viene haciendo Acciona. Así que, para cerrar la sostenibilidad con el 100% de la sostenibilidad está claro que deberíamos pasar por vehículos y transportes sostenibles y eléctricos.

ALFONSO: Nuestra oferta, ya no en el vehículo privado, lógicamente, pero nuestros autobuses son cada vez más sostenibles. La EMT hace muchos años apostó por los autobuses de gas, con emisiones de NOx y reduciendo sustancialmente las de CO2. Ahora, nuestra apuesta está en los autobuses eléctricos, de hecho, acabamos de adjudicar 50 autobuses eléctricos hace unos días y vamos a seguir trabajando en ello, de manera que en 2027 un tercio de nuestra flota va a ser eléctrica. Estamos trabajando con las grandes compañías eléctricas para dotarnos de esa energía en nuestros centros de operaciones, que no es un paso sencillo, y nuestra flota evoluciona por ahí. Y luego, no solo eso, sino que seguimos trabajando en alternativas de futuro. Venimos ya un tiempo trabajando con posibilidad de hacer pruebas con autobuses con pila de hidrógeno, que son autobuses que funcionan eléctricamente, pero el combustible sería hidrógeno, también de generación verde. Es decir, que el presente es el gas y el autobús eléctrico convencional con baterías, pero estamos trabajando más allá para un futuro de cero emisiones en la empresa municipal de transportes.

Dicen que el futuro está en los coche eléctricos, ¿hay algún tipo de ayuda para adquirirlos?

FILIPPO: Hay varios programas tanto del Gobierno central como locales para la compra de vehículos eléctricos. Varía mucho de país a país, y aquí  en España también de comunidad autónoma y municipio, pero estamos viendo, y esto es algo positivo, que hay movimiento. Las administraciones han notado y saben que es parte de la conciencia pública la necesidad de la transición a vehículos sostenibles y eléctricos. Entrar en el detalle de cada normativa de cada administración es más complicado.

Hay varios programas tanto del Gobierno central como de gobiernos locales para la compra de vehículos eléctricos

ALFONSO: Sí, hay ayudas tanto del Ministerio como de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Yo creo que hay otro paso importante, que es la evolución de la propia tecnología y cómo el producto se irá abaratando a medida que se vaya consumiendo. Es decir, a medida que haya más vehículos eléctricos en la calle, que se compren más, es importante que el precio vaya bajando para que sea más asequible, y no solo sea con las propias ayudas, que facilitan la incorporación de la gente a la movilidad eléctrica. Eso lo estamos comprobando con nuestros autobuses eléctricos, donde hemos observado que en las licitaciones han bajado el precio, pero hemos detectado la maduración de la tecnología. Es decir, donde antes la duración de las baterías tenía una garantía relativamente corta en el tiempo, ahora ya nos están dando los fabricantes garantías por el plazo, incluso superior al plazo de amortización del propio vehículo. Eso me hace ver que la tecnología eléctrica, en este caso por baterías, ha madurado totalmente para el transporte público. Yo creo que dentro de la ciudad está resuelto el funcionamiento eléctrico tanto del transporte público como del vehículo compartido.

¿Dónde puedo encontrar las restricciones del transporte público de Madrid?

ALFONSO: Bueno, a día de hoy no tenemos ninguna restricción en el transporte, al revés, con menos usuarios disfrutamos de un transporte público todavía de mayor calidad, que ya era muy alta. La única es que hay que ir con mascarilla, pero como en la mayoría de sitios cerrados. Ahora mismo el transporte público tiene una oferta del 100%, puedes ir a cualquier sitio, que por cierto en Madrid es fantástico. Si quiere enterarse de cualquier tipo de información relacionada con el transporte público puede visitar nuestra página web o redes sociales, así como la del Ayuntamiento de Madrid. 

¿Creen que se dejará de comprar vehículos propios y se optará por el 'carsharing'?

FILIPPO: Espero que sí, me gustaría dejar a mis hijas un mundo mejor. Ya hoy en día nuestras motos garantizan una autonomía de 100 kilómetros, es decir, que realmente podemos llegar a las afueras de las ciudades y dar soporte al transporte público para movimientos extraurbanos sin necesidad de utilizar el vehículo privado. Además de la contaminación, hay que tener en cuenta que un vehículo es un activo que se deprecia con una rapidez enorme, tiene un coste de mantenimiento muy elevado, y que se utiliza sólo un 5% del tiempo que ha sido adquirido, con lo cual no tiene ninguna eficiencia y esperamos que en el futuro todo tienda hacia la movilidad compartida. Al final, un país desarrollado es aquel donde no se usa el coche propio sino el transporte público.

ALFONSO: Totalmente de acuerdo. Creo que el futuro de la movilidad pasa por utilizar de manera compartida todos los vehículos. Como ha dicho Filippo, invertir en un coche privado tiene un coste alto que se deprecia al día siguiente y si tenemos un buen servicio de vehículos compartidos sumados al transporte público creo que la movilidad puede estar plenamente solucionada y con una alta calidad.

¿Se está trabajando en plataformas donde se conecten todas las posibilidades de transporte?

FILIPPO: El proyecto de movilidad dentro del grupo Acciona tiene un importante componente de desafío tecnológico. Estamos procesando ya volúmenes de datos importantes con mucho valor que nos ayudarán a dar un poco más de soporte a lo que debería ser la movilidad eficiente dentro de las urbes. Nos queda todavía algo de recorrido, capacidad y madurez en analizar los datos y mejorar la tecnología que hoy en día tenemos, pero estamos en la buena dirección. La intermodalidad siempre ha sido la base de nuestra apuesta y sabemos que hay todavía algo por hacer y sabemos cómo hacerlo, es cuestión de tiempo y cooperación con el transporte público y los actores principales de la movilidad urbana. 

ALFONSO: Nosotros también estamos trabajando muy intensamente en este campo. Es verdad que al usuario hay que darle el problema resuelto, que con una sola aplicación marque un origen y destino y garantizarle la mejor opción al mejor precio, independientemente de los operadores que puedan intervenir. Eso parece algo sencillo pero es bastante complejo y requiere de la implicación de muchas empresas. Aquí tenemos que ser todos generosos y la colaboración público-privado tiene que fluir. 

Soy propietario de un taller de reparación de vehículos. ¿Cómo creen que afectará la nueva situación a mi trabajo?

FILIPPO: Nada quita trabajo a nadie, es una evolución a nivel tecnológico y del transporte. Tenemos que ser ágiles en todos los sentidos porque estamos en un mundo completamente digitalizado donde la velocidad de desarrollo es muy rápida. Está claro que la movilidad eléctrica en general es más eficiente en muchos sentidos, con lo cual, el taller tradicional a lo mejor tendrá algo menos de trabajo pero el tema es diversificar y ponerse al día, tendrá otro tipo de necesidad. 

Nada quita trabajo a nadie, es una evolución a nivel tecnológico y del transporte. Tenemos que ser ágiles en todos los sentidos

ALFONSO: Toda transformación tecnológica lógicamente supone cambios en la forma de hacer. De hecho, nosotros tenemos 5 centros de operaciones donde reparamos nuestros propios vehículos y hay centenares de mecánicos y habrá una transformación a medida que evolucionemos hacia el vehículo eléctrico, pero no vamos a prescindir de nadie. Habrá un cambio de las personas hacia otros modos de trabajo, iremos reciclando a nuestros trabajadores y las nuevas incorporaciones tendrán formaciones distintas, simplemente hay que adaptarse a los nuevos tiempos y esas transiciones tienen un tiempo de adaptación para todos. 

Dos aspectos que me echan para atrás de la moto eléctrica es la falta de autonomía y el precio, ¿se mejorarán?

FILIPPO: Yo le recomendaría que no se la comprara, sino que usara las motos eléctricas compartidas. Sabemos que la movilidad la usamos por un periodo de tiempo limitado a lo largo del día. Insistimos en compartir porque tampoco ayudaría mucho a la sostenibilidad de las ciudades reemplazar todos los vehículos de combustión por eléctricos, tenemos que ser más eficientes y tener vehículos eléctricos, pero menos y compartidos.

Tengo un coche propio y lo comparto con varios compañeros de trabajo. ¿Lo podré seguir haciendo o es preferible no compartir vehículo? 

ALFONSO: En mi opinión, todo lo que sea compartir es bueno, porque aumenta la tasa de ocupación de los vehículos, que por cierto en Madrid es bastante baja y es una de las asignaturas pendientes. Tampoco podemos sustituir el 100% de los vehículos privados ahora mismo, si se hiciera no habría capacidad suficiente ni en la movilidad compartida ni en el transporte público para llevar a todo el mundo. En ese sentido, a mí me parece una idea muy acertada la de compartir el vehículo y, de hecho, hay planes de empresas que lo potencian y benefician a sus trabajadores si lo hacen. Es verdad que sería mejor si en vez de propio el coche fuera compartido, aunque hay casos en los que no es posible.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba