SALUD

Conoce las ventajas de la neuroestimulación con campos magnéticos frente a patologías psiquiátricas y neurológicas

Conoce las ventajas de la neuroestimulación con campos magnéticos frente a patologías psiquiátricas y neurológicas
Conoce las ventajas de la neuroestimulación con campos magnéticos frente a patologías psiquiátricas y neurológicas

A veces los tratamientos convencionales no funcionan para determinadas patologías y es creciente el interés, pero también el uso aunque sigue constituyendo un desafío, que está surgiendo en torno a la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr).

Se trata de una técnica avanzada no invasiva de neuroestimulación y de neuromodulación cerebral segura, que está demostrando excelentes resultados tanto en patología psiquiátrica (depresión, trastorno obsesivo compulsivo, TADH, adicción…), como en patología neurológica (rehabilitación post-ictus, dolor crónico, tinnitus…), y además con resultados muy satisfactorios, según asegura el jefe de Neurología del Hospital Quirónsalud Málaga, Jesús Romero Imbroda, quien precisamente acaba de inaugurar la Unidad de Neuromodulación Avanzada Terapéutica (UNAT) en el citado centro hospitalario.

Entre otras ventajas de la EMTr, el doctor subraya que está presentando escasos efectos secundarios, a la par que se ha conseguido mejorar la vida de los pacientes, así como disminuir su medicación crónica. “Es una técnica segura, no invasiva e indolora, que mediante campos magnéticos reconstruye el equilibrio de las neuronas mal funcionantes, devolviéndole así la normalidad al paciente", resalta el neurólogo.

En concreto, cita que las principales aplicaciones clínicas de la estimulación magnética transcraneal repetitiva son: Trastorno depresivo mayor, rehabilitación post-ictus, dolor neuropático, esquizofrenia, trastorno por estrés post-traumático, trastorno límite de la personalidad, ansiedad, depresión post-parto, trastorno bipolar, anorexia, trastorno obsesivo compulsivo, trastornos por abuso de sustancias, epilepsia, enfermedad de Parkinson, tinnitus, fibromialgia, cefalea refractaria a tratamiento farmacológico, o síndrome de Tourette.

“Cada vez existe mayor evidencia de que estas patologías se benefician del tratamiento con Estimulación Magnética Transcraneal, tanto en pacientes en los que ha fallado el tratamiento tradicional, como en aquellos que no toleran o no desean tratamiento farmacológico. Además, no precisa ingreso, es indolora, y el paciente puede retomar inmediatamente su actividad cotidiana", especifica el doctor Romero Imbroda.

Claves sobre esta avanzada técnica 

Así, el doctor Romero Imbroda explica que la estimulación magnética utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas en el cerebro, con el fin de mejorar los síntomas de las diferentes patologías psiquiátricas o neurológicas antes mencionadas.

“Se trata de una fuente de energía que genera pulsos cortos de corriente eléctrica dirigida a una bobina productora de un campo magnético pulsátil. Una vez en el interior del cerebro, las ondas electromagnéticas van reconstruyendo el equilibrio de las neuronas mal funcionantes, y producto de las diferentes patologías, devolviéndole la normalidad al paciente. Todo sin producirle perjuicio alguno, al emplear una cantidad de energía lo suficientemente pequeña para ello", destaca el neurólogo.

A su juicio, representa una herramienta terapéutica que, según se ha comprobado, podría facilitar la reorganización funcional cerebral y la recuperación clínica de pacientes con trastornos del sistema nervioso, a pesar de que a día de hoy se sigue estudiando y supone un “gran desafío”.

“Si bien aún no se comprende por completo la biología del funcionamiento de la EMTr, la estimulación parece afectar el funcionamiento del cerebro, lo que a su vez parece aliviar los síntomas de la depresión y mejorar el estado de ánimo”, sostiene el experto de Quirónsalud.

En concreto, la valoración de los candidatos al tratamiento se realiza en una consulta especializada integral tras cita previa, y la administración del tratamiento se divide en sesiones de unos 25 minutos de duración de lunes a viernes entre dos y cuatro semanas, según la patología.

Según asegura el doctor Romero Imbroda, los resultados son inmediatos, pero poco duraderos. “Por ello, y para mantener el efecto en el tiempo, es necesario acudir al tratamiento de forma seguida durante aproximadamente un mes", aclara el jefe del Servicio de Neurología.

Aquí recuerda además que en esta época de pandemia y frente a los posibles contagios, los pacientes no deben tener miedo a la hora de acudir a la consulta, puesto que los centros sanitarios han diseñado circuitos libres de coronavirus, y en el caso concreto del Hospital Quirónsalud Málaga, éste cuenta además con la certificación ‘Applus+ Protocolo Seguro frente a la COVID-19’, que acredita su cumplimiento de los estándares de desinfección más exigentes en esta pandemia.

Con ello, y durante la sesión de tratamiento, el experto afirma que el paciente puede estar en una postura cómoda para él, así como utilizar sus dispositivos electrónicos, leer o incluso dormir; ya que el tratamiento no requiere de sedación, ni tampoco limita ninguna de sus acciones.

De hecho, remarca que al finalizar cada sesión el paciente se puede incorporar a su rutina o trabajo habitual. “Esta nueva especialidad del Hospital Quirónsalud Málaga se constituye como un tratamiento alternativo y complementario para muchas enfermedades crónicas y también para las asociadas al dolor, siendo poco invasiva, indolora y ambulatoria”, insiste.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba