Branded Content

Agua para la Paz en El Salado

El Salado
El Salado

Los Montes de María han sido históricamente una región humilde, pero con abundancia de alimentos, hasta el punto de ser considerada “la despensa del Caribe”. Esta gran producción ha estado en manos de pequeños propietarios, pero grandes conocedores de los recursos del territorio. La población campesina (pequeños propietarios y campesinos sin tierra) de Los Montes de María se ha caracterizado por su dignidad y por su convicción de la relevancia que como sector social tienen para la región.

El corregimiento de El Salado está ubicado a 19 kilómetros de la cabecera municipal del Carmen de Bolívar, municipio al que pertenece. Históricamente, este pueblo era reconocido como uno de los más prósperos y de mejor calidad de vida en la región, principalmente por los altos ingresos derivados del cultivo de tabaco y otros productos agrícolas.

Desde mediados de la década de los noventas la situación de orden público se complicó con el ingreso a la región del Frente 35 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC, liderado por alias “Martín Caballero”, época en la cual la comunidad de El Salado comenzó a desintegrarse ya que varias familias campesinas abandonaron la zona.

El Salado
El Salado

Posteriormente, la historia de El Salado cambió para siempre cuando a mediados del mes de febrero del año 2000, 4 frentes de las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) se tomaron el Salado desde distintos caminos, movilizaron a la totalidad de la población a una cancha de micro fútbol localizada frente a la casa de la cultura, donde asesinaron a 66 personas, y obligaron a sus amigos y familiares a verlo. Como resultado, los casi 7000 habitantes de El Salado huyeron de la región y el territorio quedó completamente destrozado por la violencia.

Desde el año 2001 los saladeros decidieron aunar esfuerzos para recuperar su pueblo, y fue así cómo alrededor de 200 familias, a pesar de no recibir apoyo de ninguna institución, empezaron a retornar en febrero de 2002, limpiando las calles, recuperando sus casas y volviendo a sembrar en los alrededores del pueblo en medio de una guerra que no había cesado.

En el marco de un proceso que pretende la recuperación económica y la reconstrucción del corregimiento de El Salado (desarrollo territorial integral a largo plazo impulsado por la Fundación Ayuda en Acción junto a su socio local), la Fundación Ayuda en Acción propuso una inversión en el mejoramiento del sistema de acueducto que permitiera rehabilitar y ampliar el sistema, contribuyendo así a la llegada del recurso hídrico de manera constante y con mejor calidad a 1.290 personas directamente y beneficiando también, indirectamente, a otras 990.

Placas solares
Placas solares

El proyecto tiene un componente técnico y otro social. El técnico, incluye la rehabilitación de algunas estructuras existentes y la construcción de nuevas estructuras para la ampliación del sistema. El componente social busca capacitar y promover la movilización de la comunidad en favor del cuidado del valioso recurso.

Para ello, se han fortalecido espacios de toma de decisión, como son, la Mesa de Infraestructura, el Comité Veedor y la Junta Administradora del Acueducto y Alcantarillado del corregimiento El Salado. Este proceso busca asegurar un correcto funcionamiento y la sostenibilidad del sistema de acueducto a largo plazo, contribuyendo a las condiciones de pobreza.

El desarrollo del Proyecto

Tras una serie de visitas para diagnóstico de la situación por parte del personal técnico de RC de Ferrovial, y un proceso de trabajo conjunto a través de 8 Comisiones Paritarias (Gestión Compartida del Proyecto) , se procedió a realizar un viaje de trabajo en donde 4 empleados de Ferrovial contribuyeron con sus conocimientos técnicos a complementar y mejorar la formulación presentada por Ayuda en Acción y Fundación Semana.

El Salado
El Salado

Tras los 15 días transcurridos en el proyecto trabajando conjuntamente con los equipos locales de las ONGs antes mencionadas, así como con los miembros de la Comunidad de El Salado y sus instituciones locales (Junta del Acueducto y Mesa de Infraestructuras) se elaboró un informe de recomendaciones que completaba y mejoraba las soluciones para la rehabilitación del acueducto, en concreto respecto al sistema de bombeo de agua a través de paneles solares que reduzcan drásticamente el consumo de energía eléctrica de la comunidad.

Rediseño de la actuación

Tras este Informe de Recomendaciones de los Voluntarios de Ferrovial, se procedió a reformular el proyecto. Según la nueva formulación, se ha implementado un sistema de bombeo solar con el que se reducen los costes fijos. El sistema de bombeo funciona de día, de manera que no requiere baterías. Esta tecnología permite ser independiente de la red eléctrica, y por tanto, reducir los costes de funcionamiento del sistema.

Esta cuestión es especialmente relevante en El Salado, ya que uno de los motivos por los que el sistema con el que se cuenta en la actualidad no funciona de manera continuada, es el alto coste en electricidad que supone el bombeo.

El almacenamiento del agua se realiza en nuevos tanques de almacenamiento. Igualmente, se ha rehabilitado la red de tuberías en aquellos puntos en los que tiene desperfectos o riesgos evidentes de sufrir daños.

En cuanto al componente social del proyecto, se ha buscado capacitar y promover la movilización de la comunidad en favor del cuidado del agua. Para ello, se ha fortalecido espacios de toma de decisión, como son la Mesa de Infraestructura, el Comité Veedor y la Junta Administradora del Acueducto y Alcantarillado del corregimiento El Salado. Este proceso busca asegurar un correcto funcionamiento y la sostenibilidad del sistema de acueducto a largo plazo, contribuyendo a las condiciones de salud de la población, lo que repercutirá en mejoras en las condiciones de vida.

Innovación y Sostenibilidad del Acueducto

El Acueducto de El Salado es el único dentro de la Red de Acueductos Comunitarios del Caribe Colombiano que funciona completamente con energía solar. Esto constituye una ventaja enorme para la comunidad ya que se cubre el mayor gasto que el acueducto tenía que era el costo de la electricidad para operar la bomba.

Los aportes de la comunidad se destinan en un mayor porcentaje al mantenimiento del sistema y así se asegura la sostenibilidad a largo plazo. Adicionalmente, al contar con un suministro constante de energía, se eliminan las intermitencias que antes se presentaban por el mal servicio prestado por la compañía de electricidad local.

Aspectos Sociales y Gobernanza del Agua

Calidad del agua

Anteriormente el acueducto de El Salado no contaba con ningún tipo de tratamiento. Después de realizar estudios de calidad del agua se determinó que el agua no era apta para el consumo humano. Debido a esto, se implementó un sistema de cloración para la desinfección del agua. Después de instalado el sistema, se midieron las concentraciones de cloro residual en varios puntos de la red y esta variaba entre 0.5 y 1.5 mg/ L, Lo anterior refleja una concentración suficiente para la eliminación de patógenos en el sistema de agua y por tanto significa que el agua es ahora apta para el consumo humano.

Aspecto Social: Fortalecimiento organizacional y comunal

Este proyecto nació de la comunidad y fue financiado en su totalidad por capital privado y aportes locales. En este caso por Ferrovial, Ayuda en Acción, La Fundación Semana y la comunidad de El Salado. Esto es importante ya que la solución que se implementó fue acorde a las necesidades específicas de la comunidad y no fue propuesta por un tercero sin conocimiento de la situación de la comunidad

Finalmente, después de una intensa labor social, se conformó una Junta del Agua para la auto-gestión del recurso hídrico. Por tanto, ahora es la comunidad la que está encargada en su totalidad de la infraestructura que se implementó. Por medio de este proceso se vinculó la Junta del Acueducto a la Red de Acueductos Comunitarios del Caribe y ahora está apoyando a esta entidad en el proceso de la creación de una nueva ley que regule a los acueductos comunitarios, la denominada “Ley Propia”.

Aspectos de Gobernanza

Formalización de la Junta

Hoy en día el acueducto cuenta con una junta legalmente constituida la cual ha asumido el reto de operar el sistema en todos sus aspectos. La junta ha recibido capacitaciones en diferentes aspectos lo que les ha permitido operar de mejor manera el sistema.

Recobro y modificación de la tarifa

La Junta del Agua ha venido incrementando la periodicidad del cobro de la tarifa mensual, disminuyendo significativamente el número de los morosos.

Capacitaciones en operación y mantenimiento

Ya se hicieron todas las capacitaciones necesarias para la Junta del Agua, asegurando así que tengan el conocimiento necesario para la correcta operación del sistema.

Gestión del Subsidio

La Junta del Agua con apoyo del equipo del proyecto radicó la solicitud de aprobación del subsidio para el sistema, subsidio que entraría en vigencia el próximo año. 

Aspecto Territorial

Acompañamiento a la RACC, Red de Acueductos Comunitarios del Caribe

La Junta del Agua ha seguido participando en las tareas de la RACC. Durante los últimos meses su mayor contribución ha sido su participación de los talleres que se han venido haciendo para la gestión necesaria en la implementación de la Ley Propia, nueva ley que regiría la operación de los acueductos comunitarios.

Aguas de Bolívar

Agua de Bolívar ha estado apoyando los procesos de seguimiento y fortalecimiento de la Junta del Agua. Esta entidad, pública, ha estado muy interesada en aprender de la correcta operación de un acueducto solar, especialmente uno operado por la misma comunidad-.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba