Las navidades ya están aquí y las mesas se llenan de las mejores delicatesen. Y el vino es un importante acompañante que realmente puede potenciar una comida, pero también  menoscabarla si no se trata de un vino de calidad. No hace falta ir a vinos disparatadamente caros ya que en nuestro país podemos encontrar vinos de excepcionales precios para sus características.

Un apartado importante de estos vinos algo más especiales para nuestras celebraciones son las ediciones limitadas. Etiquetas que han sido expresamente cuidadas- habitualmente de pagos concretos-, que no suelen elaborarse todos los años si la cosecha no es lo suficientemente buena y con un número de botellas reducido.

Tres tintos de edición limitada

Traemos aquí tres vinos tintos de gran personalidad que harán un gran papel con platos navideños como el cordero o el cochinillo asado, las carnes rojas e incluso algún ave en salsa, como el capón o el pavo relleno. Su fortaleza recomienda decantarlos para que se oxigenen, ya que se trata de vinos potentes recién abiertos que, al airearse, se ‘abren’ y surgen todas sus bondades.

1) Silvanus Edición Limitada 2015

  • B. Ceres/ D.O Ribera del Duero
  • PVP recomendado: 22 euros

En la mitología romana Silvanus es el espíritu protector de campos y granjeros. Y así parece ser que ha ocurrido con la familia Asenjo, que sigue siendo propietaria de la bodega en La Horra (Burgos) tras varias generaciones. Estamos ante un vino muy especial, nacido de viñas casi centenarias (70- 90 años) de tinto fino,  criado 16 meses en roble francés y 20 en botella. En nariz da tostados, vainilla, cacao, especias… Equilibrado, de taninos redondos y muy expresivo y persistente en boca. Un vino de autor con un estilo moderno que hunde sus raíces en la tradición y perfecto para ocasiones marcadas en el calendario.

 2019_ botella_ Silvanus_edición limitada_Baja

2) Purgapecados 2016

  • B. Dehesa de Luna/ Vino de España
  • PVP recomendado: 30 euros

Una bodega ejemplar enclavada en La Roda (Albacete) en la que Purgapecados es su vino ‘top’. El nombre tan original es un homenaje a Santa Teresa quien en 1580 pernoctó en esta finca cuando recorría el trayecto de Malagón a Villanueva de la Jara y tomó un vino de esas viñas cercanas que hoy son  Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad. Está elaborado íntegramente con cabernet sauvignon procedente de una parcela de una sola hectárea donde las cepas están conducidas en vertical. Se crio 18 meses en barrica de roble francés y año y medio en botella. Son sólo 1.700 botellas  de este vino complejo, con aromas a frutos negros y especias (canela, pimienta negra…). Un vino equilibrado, redondo y con un paso de boca fresco que según se degusta va tomando volumen y suculencia.

Purgapecados 2016.

3) Abadía de San Quirce M9 2017

  • Bodegas Imperiales/ D.O. Ribera del Duero
  • PVP recomendado: 31,50 euros

Una bodega fundada en 1998 por un grupo de empresarios y viticultores vinculados a la Ribera del Duero. Con 52 hectáreas de viñedo propio en la zona burgalesa, la edad media es de 40- 50 años. El M9 procede exclusivamente de cepas sexagenarias situadas a 920 metros de altitud, con escasa producción de uva pero de gran calidad. El vino posee un color rojo picota, capa alta, con una nariz de notas frutales y balsámicas. Gran elegancia y finura; muy bien ensamblada la madera. Un monovarietal de tempranillo que en la ‘Guía de Vinos Gourmets 2020’- recientemente salida al mercado-, obtuvo una puntuación de 97/100. También tienen formato magnum.

Abadía de San Quirce M9 en formato magnum.