viajes

Viaje o vuelo cancelado por el coronavirus: qué es mejor ¿un bono o el reembolso?

Éramos felices y hacíamos planes de viajes a futuro… hasta que llegó el coronavirus. En la actualdiad, si tenes contratado un viaje o un vuelo que tuviera lugar durante el estado de alarma, es todo una maraña de papeles y reclamaciones con la agencia de viajes o la aerolínea. Te aclaramos qué hacer

Aeropuerto
Aeropuerto Unsplash

Laura se iba a Nueva York en Semana Santa. Decimos bien se iba, porque no se ha ido. Y ahí está, peleando con la aerolínea para que le devuelvan el dinero del billete. Algunas compañías están ofreciendo bonos a sus clientes, para realizar viajes más adelante. Otras, a regañadientes muchas, están llevando a cabo el reembolso de esos billetes.

Vuelo cancelado: qué es mejor ¿un bono o el reembolso?

¿Interesa aceptar ese bono para viajar en otro momento o es más conveniente solicitar el reembolso por aquello de que mejor pájaro en mano que ciento volando? La asociación de consumidores Facua advierte, y ya lo hemos contado en esta sección, que no se acepte dicho bono sino va acompañado de un documento emitido por un avalista (banco, aseguradora..) que asegure que ese importe va a ser pagado. Ante la posibilidad de que determinadas empresas de estos sectores quiebren, el bono, sin un avalista detrás, no sirve de nada.

Por su parte, el comisario de Justicia de la Comisión Europea, Didier Reynders, rechaza la emisión de bonos en lugar de reembolsos a aquellos clientes cuyo viaje combinado haya sido cancelado por la crisis del coronavirus. El comisario ha dicho que se puede alentar a los consumidores a aceptar dichos bonos, pero no obligarlos a hacerlo y que dichos bonos deben ser reembolsables si al final no se utilizan, además de contar con protección frente a una posible insolvencia de proveedores. Lo último que sabemos al respecto, a la hora en que se publica este artículo, es que la Comisión ha pedido a las aerolíneas no negarle al consumidor el reembolso en efectivo de sus billetes aunque sugiere, para apoyar a las compañías, cambiarlos por bonos canjeables en 12 meses. 

Viajes
Viajes Unsplash

Todo parece indicar que lo mejor es decantarse por el reembolso y no por el bono, pero si acepta este último, confirme que haya una entidad detrás que lo respalde económicamente: “Los bonos son de fiar si son oficiales de las compañías aéreas, el problema será la solvencia financiera que puedan tener éstas dentro de un año o cuando venza el bono", dice Esperanza Palacio, co directora legal de reclamador.es.

La documentación a aportar para solicitar el reembolso es muy sencilla

"Con que sean oficiales nos referimos a que no se trate de una estafa, hay que comprobar que está enviado por la página oficial de la compañía. La empresa que emite el bono tiene que tener un seguro de Responsabilidad Civil (todas las agencias de viajes lo tienen), pero estos tienen un límite de aseguramiento e incluso podrían no cubrir la falta de previsión de la aerolínea por no haber reservado un fondo para pagar los posibles reembolsos posteriores", aclara Palacio.

Para solicitar el reembolso, la documentación a aportar es sencilla: “La reserva con la acreditación del importe satisfecho y con eso ya se puede reclamar. También pedimos la comunicación de cancelación si la compañía no avisó, porque aunque sea de sentido común, hemos visto que el pasajero debe informar que no vuela, sobre todo en las primeras semanas del estado de alarma, cuando había vuelos que salían y otros que no”, explican en reclamador, donde han solicitado más de 2.500 reembolsos desde que se inició la crisis sanitaria.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba