psicología

El 'síndrome de la cabaña': el miedo a salir de casa ante la "nueva normalidad"

Muchos de nosotros tenemos pánico a salir de casa, ¿por qué? ¿Puede desencadenar en algo más grave? ¿Podemos ponerle remedio? Hablamos con una psicóloga

El 'síndrome de la cabaña'
El 'síndrome de la cabaña'

"Con lo a gustito que estoy en casa, a salvo de los virus, ¿para qué voy a salir?". Esta es una de las frases que más se repiten las últimas semanas. Vivimos unas semanas de transición hacia la "nueva normalidad", pero la incertidumbre es alta.

Un plan de desescalada en varias fases que ya cuenta con medidas de alivio comunes –como es salir a correr o montar en bicicleta, pasear con niños o acudir a un establecimiento con cita previa–, pero que para muchos más que alivio supone una fobia. Un miedo que en ocasiones se vuelve incontrolable y que nos bloquea a la hora de realizar tareas tan cotidianas como salir a sacar la basura o recibir un paquete en casa.

El 'síndrome de la cabaña'

Esta aversión a salir de casa ha sido bautizada como el 'síndrome de la cabaña', en el que entendemos nuestro hogar como un lugar seguro y nos bloquea el tener que salir a una nueva realidad desconocida y para la que no estamos preparados.

Este miedo y necesidad de estar en casa, no obstante, puede desencadenar en agorafobia. Belén Colomina, psicóloga y colaboradora de Petit BamBou, nos cuenta que aunque existe una "incertidumbre ante un peligro real, como es el virus", muchas personas no se fían de sus iguales: "Uno puede ser muy normativo con el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene, pero no su compañero. De hecho, hay muchas situaciones en las que las normas no se siguen y esto puede generar falta de control sobre el entorno, miedo, ansiedad e incertidumbre".

Observar que una norma social se incumple suele ser también un detonante habitual del enfado o rabia, lo que potencia este síndrome. 

Ansiedad a salir de casa
Ansiedad a salir de casa

¿Miedo sano o tóxico?

El miedo podrá ser sano o tóxico según cómo lo gestionemos. “Si nos ayuda a adaptarnos a la situación y a conectar con nuestros recursos para afrontar la alerta que conlleva será saludable y, en caso contrario, será tóxico o disfuncional porque nos bloquea y nos impide un avance”, nos cuenta la experta.

El cerebro mantiene su propio sistema de alerta o riesgo y se manifiesta en ansiedad, estrés o agorafobia

Ante un peligro, nuestro cuerpo entra en alerta y activa el sistema nervioso simpático, parte encargada de la activación física de huida o de enfrentamiento. Nuestro corazón bombea más sangre, la adrenalina se dispara, los músculos entran en tensión, los pulmones envían más oxígeno y, uno de los efectos que más te sonará: el estómago se cierra.Por su parte, el cerebro mantiene su propio sistema de alerta o riesgo y se manifiesta en ansiedad, estrés o agorafobia. En algunas personas puede afectar a la calidad del sueño provocando insomnio o incluso pesadillas. En casos de bloqueo y de exposición ante un gran temor –como sería el salir a calle y podernos contagiar con una enfermedad–, puede derivar incluso en un ataque de ansiedad.

Miedo a salir
Miedo a salir Gtres

Cómo vencer el miedo a salir de casa

El miedo a salir de casa puede ser incontrolable, pero si queremos evitar que se torne en algo más grave hemos de intentar vencerlo. A continuación te damos unos consejos avalados por psicólogos:

  • Ser conscientes de lo positivo para mejorar la resiliencia.
  • Centrarnos en lo que hemos aprendido de esta situación.
  • Definir un sentido claro o propósito en la vida, según los estudios en psicología, nos ayuda a reforzar nuestro bienestar interno y genuino.
  • Diferenciar la preocupación tóxica que me impide avanzar y me bloquea para transformarla en actitudes proactivas sobre lo que sí puedo hacer
  • El miedo es un buen indicador para observar y evaluar con cautela, pero no puede dirigirnos, podemos reevaluar para aprender y seguir avanzando conectando con nuestros recursos internos y externos.
  • Tener una buena red de apoyo, cuidar nuestras relaciones.
  • Practicar la gratitud. Habrá cosas negativas, incertidumbres, preocupaciones, pero también muchas otras que son un verdadero privilegio. Tenemos que aprender a verlas y apreciarlas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba