sexo

¿Es bueno consumir porno y vídeos 'X' durante la cuarentena por coronavirus?

Tras el reciente anuncio de una web de vídeos 'X' de poner gratis todos sus contenidos para amenizar las horas de confinamiento, analizamos si realmente es bueno para los hombres caer en esta tentación

¿Es bueno el porno o no?
¿Es bueno el porno o no? Gtres

La crisis del coronavirus está teniendo consecuencias negativas evidentes. No obstante, lo bueno también ha salido a relucir: solidaridad entre vecinos, unión de los españoles y... porno gratis. La principal web de contenidos 'X' del mundo, 'Pornhub', ha decidido abrir todos sus contenidos, por lo que podemos 'disfrutar' de todo su material completamente gratis.

La plataforma ha llevado a cabo esta iniciativa, por un mes de duración, para amenizar las largas horas de confinamiento que sufrimos estos días los españoles, quienes no podemos salir de casa más que a lo imprescindible a causa del estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado sábado. 

Por qué consumir porno no es tan buena idea para los hombres

La cuarentena se hace pesada para muchos de nosotros, y además se ha demostrado científicamente que tener orgasmos puede hacer que tengamos menos probabilidades de contagiarnos por el Covid-19, ya que mejora el sistema inmunólogico. 

Sin embargo, quizá no sea tan buena idea que lleguemos al clímax a través de la pornografía, sobre todo los hombres, ya que puede tener efectos secundarios bastante negativos en su comportamiento.

En los últimos años se ha relacionado estrechamente el consumo de vídeos X con ciertas actitudes machistas y con el fracaso en el amor. Y hay muchos varones que realmente se han vuelto adictos a esta oferta.

Veamos con detalle qué dicen los expertos sobre el tema. Estos son los cuatro peligros a los que se enfrentan los varones fans de la industria de contenidos para adultos:

1) Dominación y promiscuidad

Alyssa Bischmann y Chrissy Richardson, psicólogas en la Universidad de Nebraska, presentaron su estudio acerca del porno en la convención anual de la Asociación Americana de Psicología de 2018. 

La investigación, que contó con 330 hombres de entre 17 y 54 años, concluyó que los hombres que habían consumido muchos vídeos para adultos desde muy temprana edad, más tarde mostraban actitudes machistas y de dominación hacia las mujeres.

"Encontramos que, cuanto más joven era un hombre la primera vez que vio pornografía, más probable era que quisiera controlar a las mujeres", aseguró Bischmann.

La citada investigación descubrió además que cuanto más mayor accede un hombre a la pornografía, más probable es que tenga comportamientos promiscuos en el futuro.

[Lo que más buscamos los españoles en el porno]

Conductas de dominación
Conductas de dominación Gtres

2) Confundir el sexo real con el porno

Muchos hombres creen que lo que ven en el porno es aplicable a la vida real. Un ejemplo es la doble penetración a la mujer.

Ana Bridges, psicóloga experta en el análisis de los efectos de la pornografía en las relaciones de pareja, realizó un análisis al respecto y encontró que casi una de cada cinco escenas destacadas incluían la doble penetración. Sin embargo, según datos de otra investigación, sólo el 3% de los hombres y el 1% las mujeres han tratado de practicarla en la vida real.

Creerse todo lo que se ve en el porno es un error garrafal que puede incluso hacer que el varón pierda el interés por las relaciones sexuales de carne y hueso.

El porno no es la realidad
El porno no es la realidad

3) Pueden acabar solteros para siempre

Un estudio realizado por la Universidad de Oklahoma, y publicado en la revista 'Sexuality & Culture', sugiere que los hombres jóvenes que ven una cantidad excesiva de pornografía tienen menos probabilidades de casarse. Es decir, de acabar solteros. (Aunque quizá esto sea motivo de celebración para muchos y no algo negativo).

Los autores, Samuel L. Perry y Kyle C. Longest descubrieron que los hombres que consumen mucha pornografía "tienen menos probabilidades de estar casados" que los espectadores moderados de este material explícito. Algo que no sucede en las mujeres: "El uso de pornografía femenina, sin embargo, no estaba relacionado estadísticamente con su probabilidad de contraer matrimonio".

Veía mucho porno y le dejaron
Veía mucho porno y le dejaron Jeswin Thomas

4) Peligro de tener relaciones violentas

En el porno hay muchos vídeos que representan sexo violento o violaciones, ficticias. Al respecto, en 2010, el profesor Gail Dines analizó más de 300 escenas de porno y descubrió que un 88% contenían agresiones físicas explícitas. En estas, la mayoría eran los hombres los que atacaban a la mujer, quien solo intentaba defenderse.

El profesor Neil Malamuth, de la Universidad de California en Los Ángeles, realizó una investigación al respecto y concluyó que los varones que ya eran sexualmente agresivos y que consumían este tipo de contenidos con asiduidad tenían más posibilidades de cometer una agresión sexual.

Está buscando porno
Está buscando porno Burst

5) Puede ser como una droga

Además de todo lo mencionado, según un estudio de la Universidad de Cambridge, el porno activa en el cerebro las mismas zonas que la droga. Si el hombre está acostumbrado a masturbarse viendo porno, lo más probable es que el simple hecho tocarse le impulse a navegar por internet. Y si es adicto al porno, le costará salir de él, como de cualquier drogadicción.

Al respecto, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido compara la adicción al sexo con la adicción a las drogas. No obstante, no está probado científicamente que el porno sea adictivo. Pero sí que es difícil salir de él si uno ya es adicto.

Pastillas
Pastillas Pixabay

Y tú, lector, cuéntanos: ¿cómo y cada cuánto consumes porno? ¿Has notado algún efecto secundario?

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba