La carne está siendo cada vez más vilipendiada por la sociedad. Este producto, de origen animal, además de poco ético para algunas personas, está siendo relacionado con algunas enfermedades. A pesar de esto, no todas las carnes son iguales, y su consumo es recomendado por los especialistas debido a la gran cantidad de proteína que contienen.

Aproximadamente, el 20% del cuerpo humano está compuesto de proteínas. Y como nuestro cuerpo no es capad de almacenarlas, es importante obtener las suficientes a través de la dieta, todos los días. Aunque se pueden obtener proteínas de muchas fuentes alimentarias, incluidas plantas y animales, hoy nos vamos a centrar en el segundo grupo, pues hay un tipo de persona que debe comer más carne que el resto. Al menos, eso es lo que asegura el Dr. Antonio Escribano Zafra, especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte y catedrático en Nutrición Deportiva en la UCAM.

¿Comer carne es necesario para el ser humano?

El Dr. Escribano es claro: "Los nutrientes que contiene la carne son indispensables para una alimentación equilibrada y variada y son esenciales para el desarrollo de la actividad física y el deporte y para la recuperación del esfuerzo físico.  La carne es una fuente de proteínas, minerales y vitaminas fundamentales en el ámbito de la nutrición y la salud. Su alto valor proteico, de calidad superior a las proteínas de origen vegetal, la convierte en un alimento fundamental para realizar actividad física, además de contribuir en gran medida al desarrollo muscular".

"Las proteínas son uno de los componentes básicos en nuestro organismo y forman parte de todos los tejidos y células. Son necesarias para el crecimiento, desarrollo, y reparación de tejidos aparte de tener una función reguladora en muchos procesos metabólicos. Son necesarias para sintetizar la mayoría de las enzimas y los neurotransmisores del organismo que determinan y matizan el funcionamiento, en gran medida, de nuestro organismo", aclara a Vozpópuli.

"A modo de lo que sería un edificio, los aminoácidos son los ladrillos que construyen las proteínas. Utilizamos en nuestro organismo unos 20 aminoácidos, de los cuales 12 son llamados 'no esenciales' y 8 son conocidos como 'esenciales'. Los no esenciales pueden sintetizarse en el organismo, pero los esenciales no, por lo que deben ser aportados por la dieta. Cuando un alimento posee todos los aminoácidos esenciales y en una cantidad considerable, se dice que contiene proteína de alto valor biológico. Los alimentos de origen animal son considerados proteínas de alto valor biológico. Esto no significa que los alimentos de origen vegetal no contienen aminoácidos esenciales, pero suelen carecer de algunos".

Qué tipos de personas deben comer carne, según el doctor

El doctor recomienda comer carne, sobre todo, a los deportistas y personas que realizan un gran esfuerzo físico todos los días: "La carne es un elemento esencial en la dieta del deportista debido a que posee, por término medio y valorando todos los tipos, más de un 20% de proteínas de alto valor biológico. Actualmente existen cada vez más conocimientos sobre la relación entre alimentación y salud, pero al mismo tiempo es frecuente escuchar opiniones que distorsionan gravemente los conceptos científicos sobre la alimentación saludable y los parámetros recomendados por las sociedades científicas. Hay que ser consciente de que eliminar el consumo de carne puede afectar al desarrollo y a la salud de la población a todos los niveles y a todas las edades".

"Elementos de la carne como el calcio, magnesio, potasio, hierro y fósforo favorecen el desarrollo y funcionamiento de los huesos, el sistema muscular, el transporte de oxígeno y el sistema nervioso a lo que hay que añadir el efecto antioxidante, gracias al selenio, el zinc y la vitamina E que contiene. Es muy importante la presencia en la carne de las vitaminas del grupo B. Las vitaminas del grupo B son importantes para aumentar el rendimiento deportivo destacando la vitamina B1, o Tiamina, que tiene un importante papel en la transformación y utilización de la energía producida por los hidratos de carbono; acción complementada por la vitamina B3 o Niacina, que ayuda a la absorción de proteínas; y la vitamina B6, que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso e incrementa el rendimiento muscular. Sin olvidar la vitamina B12 y su importancia en múltiples funciones orgánicas", apunta el Dr. Escribano a este medio.

El Dr. Escribano

En definitiva, según el doctor, "la carne y los productos cárnicos son alimentos con una elevada concentración de nutrientes, necesarios en todas las etapas de la vida y, en especial, en aquellas situaciones en las que ciertas necesidades están aumentadas, como en la práctica de ejercicio físico. Por ello, son ideales para tener presente siempre en la alimentación del deportista en el contexto de una alimentación variada y equilibrada".

Cuándo hay que tener cuidado con la carne

La carne es buena, como hemos visto, pero no toda y no siempre. La carne roja, de hecho, es la que más proteínas tiene de alta calidad, pero su consumo se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y muerte prematura.

Sin embargo, investigaciones posteriores han sugerido que el problema no está en todas las carnes rojas, sino en las carnes rojas procesadas. Así lo determino un estudio en el que participaron casi 450.000 personas.

Además, otra revisión de 20 estudios descubrió que la carne procesada provocaba un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes. Nuevamente, no se encontró asociación para la carne roja sin procesar.

A pesar de esto, es evidente que debemos limitar el consumo de carne. Para un correcto funcionamiento del sistema, la Organización Mundial de la Salud recomienda fijar un límite de 500g de carne a la semana, lo que equivale a un consumo de 2-3 veces cada 7 días.

Cabe destacar además que los riesgos para la salud asociados con la carne roja procesada no están relacionados con el pescado y otras carnes, como el pavo y el pollo.


¿Eres muy carinívoro?