Ser bueno o malo en la cama puede ser subjetivo, pero cuando hay muchas opiniones iguales puede elaborarse una teoría. Y aquí vamos. Si alguna vez has pensado que quizá no eres un crack en horizontal o que dejas a las mujeres insatisfechas por algo que se te escapa, podrás salir de dudas.

Para dar luz sobre el asunto echamos mano a una nueva encuesta realizada por JOYclub, comunidad basada en la sexualidad liberal, que ha preguntado a 2.000 españoles sobre qué significa ser realmente bueno o malo en el sexo. El resultado es sorprendente, ya que casi todo el mundo considera haber tenido una mala relación sexual pero sólo unos pocos hablan abiertamente de ello.

Lo que las mujeres consideran "echar un mal polvo"

La mayoría de los encuestados declaran haber tenido en alguna ocasión sexo malo o un mal polvo, sobre todo las mujeres: el 89,4% reconoce haber tenido un mal polvo mientras que en el caso de los hombres es el 76,6%.

La valoración de mujeres (75%) en torno a lo que hace que el sexo sea malo es clara: la falta de pasión al tener relaciones sexuales. Y no sólo ellas: más de dos tercios de los hombres encuestados opinan de esta manera.

Sin embargo este no es el único factor que defina a un mal polvo: el aburrimiento o la falta de interés de la pareja sexual también influye a la hora de calificar una relación como mala. Así lo creen un 68,8% de las mujeres y el 61,1% de los hombres.


Gtres

Otra causa que hace que el sexo sea malo es, para las mujeres, el dolor no deseado durante el acto sexual. Los hombres, en cambio, consideran un mal polvo si no existe deseo de experimentar o la monotonía, la falta de cambios en la relación sexual. Sorprendentemente, el orgasmo –ya sea el clímax conjunto o en solitario– no juega un papel fundamental a la hora de considerar si el sexo es malo o no.

La pasión, lo que ellas reclaman en sus encuentros

Hacer el amor con una estrella de mar es del todo angustioso y aburrido. Para que las mujeres lleguen al clímax y gocen lo máximo en la cama, deben estar concentradas en el acto. Y si el hombre es un ser gris que no derrocha ninguna pasión, el camino de ellas permanecerá más seco que la mojama, impidiendo que ella disfrute y causando, además, otro de los temores que indican en la encuesta: dolor con el coito (al no estar lubricada la vagina).

Puede saberse si alguien es apasionado o no simplemente advirtiendo si le gusta el sexo, pies el indicador clave para saber si uno es o no bueno en la cama radica en cuánto le gusta practicarlo.

Si uno siempre está buscando nuevas y diferentes formas en las que puede divertirse con su pareja y mejorar su propia experiencia, como leer libros o artículos como este, ver vídeos, etc. es que es buen amante. Hay personas a las que no les gusta el sexo y que disfrutan más, no sé, yendo al cine. Si buscas pasión en la cama, búscate a una pareja apasionada por ti y por disfrutar en la cama, ahora y siempre.

Comunicación con la pareja sexual sobre el mal sexo

A veces uno se casa y piensa que la cosa mejorará por momentos. O quizá sufre el cambio que ha dado su pareja: era apasionada y ahora ya no. El problema secundario de esto es que no se habla. Solamente el 50,9% de los españoles habla con su pareja sexual sobre su insatisfacción o frustración sexual, según la citada encuesta. La otra mitad considera el mal sexo como un tema tabú.

Lo más importante es cómo se aborda la insatisfacción sexual. Los encuestados que hablan con su pareja sobre este tema plantean principalmente sus deseos y necesidades insatisfechas y buscan soluciones conjuntas para mejorar el sexo. Solo el 15,4% se enfrenta directamente a su pareja y le dice que el sexo le pareció malo. Esto es clave para que haya buen entendimiento bajo las sábanas y comunicarlo, además, es algo que hacen los buenos amantes, ya que consideran el sexo como un acto normal del que, obviamente, hay que hablar.

Sexo oral
Gtres

Y bien, ¿te has sentido identificado? ¿Para bien o para mal?