Existen medicamentos para adelgazar, pero sólo puede recetarlos un médico a aquellas personas que han intentado bajar de peso por su cuenta y no han podido, padecen problemas graves de salud debido a su peso o en condiciones similares.

Normalmente, estos fármacos se suministran a pacientes con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 o con uno superior a 27 pero que acompaña problemas médicos graves como consecuencia de la obesidad que padece.

Antes de seleccionar un medicamento para cada caso, el médico debe analizar los antecedentes y problemas de salud de cada individuo. Además, se deben tener en cuenta los pros y contras de tomar un fármaco u otro, pues, como todos los medicamentos, tienen contraindicaciones y efectos secundarios. Asimismo, no todos los fármacos actúan igual en una persona que en otra.

Hay mucho interés y desconocimiento acerca de este tema. Veamos a continuación más sobre los medicamentos para adelgazar y cuáles hay en el mercado.

Medicamentos para adelgazar: todo lo que debes saber de estos fármacos

Normalmente, sólo se recetan medicamentos para adelgazar a una persona que padece obesidad. Un individuo puede padecerla no sólo por una mala alimentación o sedentarismo, como cuenta a Vozpópuli Natalia Cuéllar Fernanz, nutricionista en la Clínica Anthea. "Influyen muchísimos factores, como la edad, el estrés, las hormonas, factores prenatales, tóxicos, fármacos, higiene del sueño… Sea como fuere, la obesidad siempre hemos de definirla por un exceso de grasa corporal".

Cuéllar asegura que cuando cambiar el estilo de vida (dieta, actividad física, modificación del comportamiento…) no funciona ni elimina el exceso de grasa acumulada en el paciente, "se pasa al siguiente nivel, farmacoterapia o incluso a la cumbre, cirugía bariátrica". Aunque, eso sí, cualquiera de estas opciones hay que aplicarlas "sumando el cambio en el estilo de vida como base".

Pastillas

Qué tipos de fármacos para perder peso hay en España

Con respecto a los fármacos para el tratamiento de la obesidad, hay de dos tipos:

  • Los que actúan directamente sobre los neurotransmisores.
  • Los que actúan sobre las hormonas gastrointestinales.

La nutricionista Natalia Cuéllar nos detalla los medicamentos para adelgazar que están aprobados en nuestro país, que son los siguientes (ninguno de ellos está financiado por la Seguridad Social):

1) Mysimba

"Es una combinación de naltrexona y brupropion. Actúa a nivel cerebral inhibiendo la saciedad generando una reducción en la ingesta de comida sin generar dependencia. Efectos secundarios frecuentes: nauseas, cefalea, sequedad de boca, insomnio y estreñimiento. Contraindicado con HTA no controlada, adicciones, TCAs, desórdenes bipolares, depresión, arritmias y epilepsia".

2) Xenical, cuyo principio activo es Orlistat

Bloquea la absorción intestinal de grasa y de colesterol, inhibiendo la lipasa pancreática y gástrica, reduciendo así la cantidad de calorías que se ingieren. "Cuidado cuando estás bajo tratamiento farmacológico para la HTA, diabetes, tiroides, anticoagulantes orales, antiepilépticos, el VIH… ya que la toma de este medicamento puede dar lugar a variaciones en la absorción de alguno de ellos, y podrías necesitar un ajuste en la dosis. Efectos secundarios frecuentes: esteatorrea, heces oleosas, urgencia defecatoria. Contraindicado en embarazo, niños, síndrome de malabsorción. A largo plazo habría que monitorizar las vitaminas liposolubles", comenta la nutricionista, experta en medicamentos para adelgazar.

Pfizer inicia el ensayo clínico de un fármaco oral contra la covid-19
Pexels

3) Saxenda, cuyo principio activo es Liraglutida

Cuéllar lo detalla: "Actúa a nivel de los receptores GLP-1 y disminuye la ingesta de comida porque retrasa el vaciamiento gástrico, reduciendo no solo el peso sino el riesgo de padecer prediabetes. Está basado en un mecanismo fisiológico (a nivel del sistema digestivo) y es seguro a nivel psiquiátrico. De haber efectos secundarios, son tolerables, los más frecuentes: náuseas, vómitos, estreñimiento, dolor abdominal. Contraindicado en el embarazo y en pacientes con cáncer de tiroides".

4) Ozempic (semaglutida)

Este medicamento es el de más reciente aparición, tal y como comenta la experta. Se trata de "un nuevo análogo del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Reduce no sólo los niveles de glucosa sino también de peso corporal en valores bastante elevados". Efectos secundarios posibles: pancreatitis, hipoglucemias, náuseas.

Los efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca son inferiores que las de otros fármacos
Medicamentos. Pexels

En cuanto a los medicamentos para adelgazar que no están aprobados en España, tenemos dos:

  • Fentermina-topiramato, que disminuye el apetito, aumenta la saciedad actuando a nivel cerebral. Efectos secundarios: boca seca, parestesia, insomnio, ansiedad, palpitaciones. Contraindicado en embarazo, hipertiroidismo, glaucoma
  • Lorcaserina: promueve la saciedad reduciendo la ingesta y como consecuencia el peso. Se trata de un antagonista de la serotonina. Mejora la hemoglobina glicosilada. Efectos secundarios: dolor de cabeza, náuseas, hipoglucemia,… contraindicado en embarazo.

¿Son recomendables?

Entonces, ¿cómo saber si debemos o no tomar estos medicamentos para adelgazar? Lo mejor es, como siempre, hablarlo con el médico, ya que será él el que determine si lo necesitamos, cuál y qué tratamiento a seguir. Además, sólo el facultativo puede recetárnoslo.

Hay que recordar además que los fármacos no son píldoras mágicas y que hay que acompañarlos de un cambio. "Si no hay una intervención en el estilo de vida, al dejar el fármaco se puede volver al punto de partida inicial. El enfoque principal ha de ser el estilo de vida. Hemos de conocer bien estos medicamentos para hacer un uso responsable. Y siempre prescritos y bajo supervisión médica", finaliza Cuéllar.